'Los de Cádiz norte, pero norte, norte' hacen historia en el Teatro Falla

El jurado anunció esta madrugada la clasificación para cuartos de final que refrendó la sensación del público y las crónicas locales que alaban la actuación de los cántabros

La chirigota de Santoña, con el tipo de deportistas vascos, levantaron de las butacas al público del Falla. / Nacho Frade
Ana Cobo
ANA COBOSantoña

La Chirigota de Santoña ha hecho historia en el gran Teatro Falla. Por primera vez, ha conseguido pasar a la fase de cuartos de final del Concurso de Agrupaciones Carnavales de Cádiz (COAC). Ha superado este reto en su séptima participación, un hito casi imposible para una agrupación foránea debido al elevado nivel de esta 'Liga de Campeones' del Carnaval.

Con los aplausos del Teatro aún resonando en sus oídos, los integrantes de la chirigota de Santoña han regresado a casa en una nube. Lo vivido en Cádiz en la noche del miércoles no son capaces de expresarlo con palabras. Aún llevan dentro la euforia tras poner en pie a gran parte del Falla, rendido a su brillante actuación. «En ese momento quieres que se pare el tiempo, que no se cierre el telón y que te dejen ahí – en el escenario – una vida entera», cuenta Eder Rey, letrista y componente de la agrupación. Imposible describirlo mejor.

Eran una de las chirigotas más esperadas en el concurso en la noche de preliminares del pasado miércoles. Tras un año de ausencia, regresaron a las tablas con 'Los de Cádiz norte, pero norte, norte', consiguiendo meterse al respetable en el bolsillo desde las primeras bromas.

Aunque los de la Tácita de Plata esperaban encontrarse a unos cántabros, lo cierto es que estos se presentaron como deportistas vascos. Para ser exactos, como levantadores de piedras. Un tipo (disfraz) que cayó en gracia y jugó a su favor. Tanto, que han logrado el sueño de pasar, por primera vez en su trayectoria gaditana, a la siguiente fase. El jurado lo anunciaba esta madrugada.

Con otras seis participaciones a sus espaldas, sabían que a la hora de cantar, el acento norteño no termina de convencer a los andaluces. «De ahí, la idea de darle una vuelta de tuerca y hacer de vascos. Hemos intentado convertir ese hándicap en algo positivo y parece que ha cuajado, hasta bailar con poca gracia nos ha ayudado».

Las opiniones del público y las crónicas de los periódicos gaditanos, escritas por expertos en el COAC, eran unánimes. La chirigota de Santoña había dejado un buen sabor de boca. «Siempre suele haber críticas porque gustas a unos y a otros no. En eso consiste el carnaval pero, en este caso, ha sido unánime. Por lo menos esa es nuestra sensación. Tenemos el sentimiento de que ha gustado a todo el mundo. Y, con eso, nos quedamos», explicó ayer Rey en nombre de todos sus compañeros. «A partir de ahí, con las puntuaciones del jurado, que venga lo que tenga que venir». Y ha venido esta madrugada.

Ellos están en una nube. «Vamos a coger ahora el avión pero yo creo que nosotros vamos a ir volando más arriba que él», bromeaba el letrista ayer poco antes de emprender los 1.000 kilómetros de vuelta hasta Santoña.

Al templo de 'Los Ladrillos Coloraos' le regalaron una actuación «digna» y trabajada desde «la humildad, el respeto y el cariño» que tienen al carnaval de Cádiz. A esta tierra no dejaron de hacerles guiños a lo largo de todo el repertorio tirando de mucha guasa. En los pasodobles compararon la gastronomía gaditana y la vasca dejando claro que ellos «no comen tortillas de camarones sino de bogavantes». Exhibieron su lado más serio para criticar a aquellos que sólo van a hacer 'botellón' al carnaval y no se olvidaron de defender la libertad de expresión para esta fiesta. «Hay que insistir en que esto es carnaval y lo que prima es el humor. No nos gusta lo que le ha pasado al Bizcocho o lo del año pasado de Andreíta», declaró el letrista tras la actuación a la Voz Digital de Cádiz.

En los cuplés hablaron de su primera experiencia en la Semana Santa de allí, explicando que, como buenos y fornidos vascos, ellos pueden ir a cargar un paso cada uno y después dieron las pautas a seguir para ser buenos deportistas. Metidos en el popurrí, consiguieron despertar las carcajadas al ofrecerse a levantar ellos a mano la reja del Rocío para que no tengan que saltarla. «Hubo momentos que ni nos oíamos al cantar de la acogida que tuvimos. Ha sido inexplicable».

Los que entienden del COAC escribieron en sus valoraciones que tenían muchas papeletas para pasar por primera vez en su historia a cuartos de final. Y la reacción del público llevaba a la chirigota a contemplar esta opción aunque nunca ha sido su objetivo. Sólo disfrutar Finalmente, las buenas sensaciones se han cumplido, haciendo enormemente felices a estos enfermos del carnaval. Que ya están haciendo encaje de bolillos para organizar su viaje de vuelta a Cádiz sin apenas tiempo.

«Hemos calculado y es complicado porque no tocaría cantar el viernes, 22 de febrero o al día siguiente, que coinciden con las murgas en Santoña». Pero se plantarán allí de cabeza. «¡Bendito problema!», exclama Rey. «Sarna con gusto no pica». No obstante, reconoce que probablemente tengan que hablar con el Ayuntamiento para que se haga alguna modificación en los días de actuación de las murgas en las que ellos participan.

Por si se cumplía el sueño, en el viaje de regreso de ayer aprovecharon para pensar en las letras de los dos pasodobles y dos cuplés nuevos que tienen que cantar conforme a las normas del certamen.

Los de Santoña ya sabían lo que es estar a un paso de cuartos y no conseguirlo. Su segundo año con 'La Saga de Los Martínez', en la que parodiaron a los familiares cántabros de Teófila Martínez, se quedaron a un solo punto de la siguiente fase. «Aquello también fue un clamor popular. Tres de los componentes que salieron en aquella chirigota han actuado también en esta y nos dijeron que este año ha sido todavía más». No se equivocaron. Sueño conseguido.

Arrancan las murgas

Y, en Santoña, ya cuentas las horas para levantar esta noche el telón del concurso de murgas adultas en el que compiten once agrupaciones. La primera sesión será hoy, a las 22.30 horas, con Los Indecisos, La Marchosas, La Santas y Amigos de Chechu.