Segunda gran manifestación contra el MetroTUS

Cabeza de la manifestación que recorrió ayer todo el Paseo de Pereda y la Avenida de Calvo Sotelo, desde Puertochico a la plaza del Ayuntamiento. /Celedonio Martínez
Cabeza de la manifestación que recorrió ayer todo el Paseo de Pereda y la Avenida de Calvo Sotelo, desde Puertochico a la plaza del Ayuntamiento. / Celedonio Martínez

Varios cientos de vecinos afectados por el polémico sistema de transporte municipal dejaron claro de nuevo su rechazo a «un sistema que nos aleja del centro»

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Con gritos de 'Alcaldesa dimisión' y 'No al MetroTUS', con cacerolada, pitos, pancartas y música, varios cientos de personas recorrieron ayer el centro de la ciudad, desde Puertochico al Ayuntamiento, con la circulación cortada durante una hora, en protesta por el sistema de transporte puesto en marcha por el Ayuntamiento el pasado 1 de febrero y que ha causado rechazo mayoritario de los barrios periféricos, los mayores afectados.

La manifestación se desarrolló en un ambiente festivo ante la expectación de las cientos de personas que abarrotaban el Paseo de Pereda y la zona marítima y la extrañeza de algunos turistas que se preguntaban si Santander tiene metro. La encargada de dar la explicación y criticar este sistema «que no es metro ni es nada, solo un autobús que es una auténtica mierda», fue la portavoz de la Plataforma Transporte Santander, Carmen Castillo, desde la tribuna montada ante la puerta principal de la Casa Consistorial. «Somos muchos y seguimos protestando», dijo. Y se preguntó: «¿Qué intereses hay detrás del MetroTUS para que la alcaldesa no se baje del burro, no dé marcha atrás. Porque sabe que se ha equivocado. El autobús está para facilitar la vida a los ciudadanos, no para complicársela», añadió.

Según los organizadores, ayer acudieron a la manifestación 2.000 personas. Según la Policía sólo 500 y entre ellos los concejales Pedro Casares (PSOE); Tatiana Yáñez-Barnuevo (Ganemos); Antonio Mantecón (no adscrito) y José María Fuentes Pila y Vicente Nieto (PRC).

Los manifestaron consiguieron lo que pretendían, tener visibilidad en una tarde muy concurrida en el centro, previa a la jornada inaugural de la Semana Grande y con plazas y calles ya engalanadas. La lluvia llegó una vez acabada la manifestación en la que las pancartas de Cueto, San Román y Campogiro dejaron claro quiénes protestaban bajo la música y la canción de Chema Puente, el himno de los que protestan contra el MetroTUS: 'Al centro de Santander queremos ir de un tirón', sin transbordos desde el extrarradio.

Fue un espectáculo de convivencia. Mientras unos desfilaban criticando a la alcaldesa y pidiendo su dimisión, otros paseaban y otros disfrutaban de las terrazas de cafeterías, bares y heladerías. La Plataforma Transporte Santander quiso con esta segunda manifestación (la primera fue en marzo) dar a conocer su rechazo al sistema de transporte público que, según sus portavoces, aleja cada vez más de centro a los vecinos de San Román, Cueto, Valdenoja, Monte, Peñacastillo y La Albericia.

Desde la puesta en marcha del polémico sistema de transporte se han celebrado dos manifestaciones, cinco concentraciones en la plaza del Ayuntamiento, que incluyeron cortes de tráfico, y numerosos actos de protesta como la colocación de bolsas de basura de color azul en las ventanas de los edificios de los barrios que se sienten damnificados.

A la manifestación de ayer se sumaron Izquierda Unida, CC OO, UGT y la Unión de Consumidores de Cantabria. «Queremos volver a la situación previa, a la de enero pasado. Después, si quieren realizar algún cambio que lo hagan de acuerdo con los vecinos y no con imposiciones», concluyo Carmen Castillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos