El proxeneta paternal

Tarantino explica la crueldad de Bill en 'Kill Bill' mediante el misterioso dueño de un burdel mexicano que educó en violencia al personaje interpretado por David Carradine

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

Muchas películas tienen personajes sumergidos en su trama que ayudan a entender la historia o que le dan otra perspectiva. En esta sección de 'Protagonistas en la sombra' el primero en ser revisado es Esteban Vihaio, el presunto padrastro de Bill en la tremenda 'Kill Bill' de Tarantino. En un largometraje inmenso (cuatro horas repartidas en dos partes), Vihaio apenas si tiene cuatro minutos de intervención. Pero en esos cuatro minutos explica la enfermiza fijación de uno de los protagonistas con las mujeres; analiza la debilidad de un hijo que ha crecido sin figuras paternas como referente, y, para terminar, facilita que su propio hijastro sea asesinado para cerrar una trama de venganza. Todo ello, sin que el personaje deje de fumar y lanzando en todo momento a Uma Thurman una de las miradas más lascivas y letales de la historia del cine.

'Kill Bill', unificando en un nombre las dos partes en las que se presentó la película, es la historia de la venganza de La Novia (interpretada por Uma Thurman) a la que han disparado en la cabeza cuando se disponía a casarse. Su prometido y los invitados a la boda han sido también asesinados. Cuando cuatro años más tarde despierta del coma, descubre que también le han robado el bebé que llevaba en el vientre puesto que estaba embarazada. Este comienzo da origen a una de las películas más salvajes de Tarantino en cuanto al uso de la violencia, con una lluvia de sangre de dimensiones bíblicas. Durante el resto del metraje La Novia irá asesinando, en una eléctrica coreografía de artes marciales, a todos los que participaron en la masacre de su boda, orientando todos sus pasos hacia Bill (David Carradine), su antiguo amante y mentor. Fue él quien la convirtió en una asesina y, al no poder soportar su pérdida cuando ella decida abandonarle, decidió matarla en la capilla.

"Yo nunca te hubiese disparado en la cabeza. Yo te habría desfigurado la cara", esta es una de las frases que Esteban Vihaio (interpretado por Michael Parks) espeta en el filme. Es una reconvención del padre a su hijo ante la persona que va a matarle. Y muestra la crueldad de ese mentor, quien ha sido encargado de la educación de Bill. Si el personaje que interpreta David Carradine se ha convertido en un asesino vengativo y cruel, es porque ha sido educado por la peor persona que ha podido cruzarse en su camino, un proxeneta acostumbrado a la violencia, la tortura y la humillación, de manera especial, en su relación con las mujeres.

Los Acuña Boys

Ese proxeneta tiene un pasado que Tarantino, un fanático de las referencias, insinúa mediante pistas para goce los cinéfilos. Uma Thurman, al describirlo en la voz en off, afirma que fue el jefe de los Acuña Boys. Para entender la potencia de esta frase hay que saber que una de las películas favoritas de Tarantino es 'Rolling Thunder', una película de 1977 cuyo título se tradujo en España como 'El ex-preso de Corea'. Los Acuña Boys aparecen por primera vez en este filme -cuyo guión es de Paul Schrader, quien ya había escrito 'Taxi Driver'- y son unos bandidos mexicanos que han acabado con la mujer y el hijo de un veterano de Vietnam, al que también han amputado una mano. 'Rolling Thunder' narra la venganza de ese militar contra los Acuña Boys. Y Tarantino fantasea con que el jefe de esos criminales es el padrastro de Bill.

Vihaio aparece con la banda sonora de los españoles 'Lole y Manuel', un flamenco rock con coros infantiles. Tarantino escogió el tema más apropiado para la película en la que más apuñalados y decapitados pueden verse por minuto. 'Tu mirada se clava como una espada', cantan Lole y Manuel. El proxeneta observa con delectación la llegada de La Novia y deja de leer el libro que tenía entre las manos. El tomo es 'The Carrucan's of Kurrajng', escrito por Jasmine Yuen. La obra no existe en la realidad y es un homenaje de Tarantino a la asistente de dirección en la película Jasmine Yuen. Vihaio, fascinado por Thurman, explica que su hijastro está hipnotizado por las rubias. Lo comprobó al llevarlo al cine a ver 'El cartero siempre llama dos veces' -en la versión de 1946- y sorprender a Bill chupándose el pulgar de forma compulsiva ante la belleza de Lana Turner. Vihaio parece gozar con esa debilidad, dejando entrever que él es un maestro en encontrar las flaquezas de la gente para explotarlas. En la misma conversación afirma que habría convertido a Thurman en su mejor prostituta -"la número uno"- y tiene un intercambio de referencias sexuales que en la traducción al castellano fueron suprimidas. Finalmente, le comunica a Thurman el paradero de su hijastro para que lo encuentre y culmine la venganza que ha tramado. Ella le pregunta por qué lo hace, a lo que el proxeneta responde: "¿De qué otra forma podría verte él de nuevo?", en lo que viene ser una reconocimiento de la relación de amor y odio que rige la relación entre Thurman y Carradine.

El papel de Vihaio lo interpreta Michael Parks, uno de los actores fetiches de Tarantino y que en 'Kill Bill' asume dos personajes. Además del proxeneta, es el sheriff que examina el supuesto cadáver de Uma Thurman (ella le escupe en la cara y así se descubre que La Novia no ha muerto) en compañía de su hijo. Parks tiene una larga carrera en televisión -llegó a aparecer en 'Twin Peaks'- y se ha convertido en uno de los fijos de Tarantino ya que interviene en obras como 'Abierto hasta el amanecer' o 'Death Proof'. Su rostro de tipo duro desgastado por la vida da fuerza a esos personajes como Vihaio, seres oscuros y con un pasado que produce pánico.