Osa Designs, la firma de moda cántabra que nace entre pinceles

La artista Claudia Iza lleva sus trazos al ordenador para dar vida a su firma de diseño creativo

Claudia Iza, en la presentación de una colección cápsula de Osa Designs en el Hotel Real el pasado mes de junio./Mela Revuelta
Claudia Iza, en la presentación de una colección cápsula de Osa Designs en el Hotel Real el pasado mes de junio. / Mela Revuelta
Leticia Mena
LETICIA MENASantander

Claudia Iza desprende sensibilidad y elegancia. En cada paso, en cada mirada, en cada pincelada. Su talento emprendedor le hace no conformarse y cuando menos se da cuenta navega en otro proyecto ilusionante que le hace crecer. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada, jienense de nacimiento y cántabra de adopción, llegó a esta tierra hace ya diez años. En su Peugeot 205 metió sus lienzos y pinceles, algo de ropa y mantas, y recorrió los kilómetros que separan Andalucía para buscar el refugio norteño en el que dejarse llevar.

Llegó a San Vicente de la Barquera con la intención de transformar toda su vida, de empezar de cero y volver a hacerse a sí misma. Poco después se trasladó a Santander y encontró trabajo en una tienda de muebles sin dejar de pintar en sus ratos libres, que era lo que realmente le hacía sentirse ella misma. Había nacido para vivir entre pinceles, sólo así era feliz. Empezó a dar clases de pintura en una floristería y echó raíces. Sus cuadros comenzaron a reflejar estampas tan perfectas del Cantábrico que se sintió más de esta tierra que de cualquier otra. Entonces abrió su estudio y desde la calle Eduardo Benot de Santander decenas de aprendices de pintura dieron con su don gracias a sus clases. No hay mejor maestra, cuentan.

Dibuja cielos y fabrica alas para pinceladas que se convierten en rayos del sol, en nubes, en olas, en paseantes por las playas. Hasta el 31 de agosto ha expuesto sus 'Paisajes e Ilustraciones' en el Seminario Mayor de la Fundación Comillas, un homenaje a Cantabria en el que se ha dejado la piel, al tiempo que lanzaba su propia colección de diseño creativo 'online'. Cuando cursó Bellas Artes se especializó en diseño y, en los últimos años se ha empapado de los últimos programas digitales hasta conseguir verter sus trazos en telas y lanzar varias colecciones con su firma Osa Designs sobre vestidos, camisetas, zapatillas, gorras, joyas...

Este verano también ha presentado una colección cápsula en el desfile organizado por los cuatro clubes Rotarios de Cantabria en el Hotel Real y con la miss cántabra Ainara Santamaría como modelo principal y musa. Este nuevo proyecto comercializa sus diseños, ilustraciones y estampados en www.osadesignshop.com, de tal forma que uno puede encargarle sus telas creativas para forrar un sofá o hacer un gran lienzo para forrar una pared. Arte sin límites al servicio de las nuevas tecnologías.

Claudia Iza bebe del postimpresionismo y del expresionismo, es una enamorada de Van Gogh, de Goya, de Rembrandt y de los cielos tormentosos de Turner. La pintura es inherente a ella y, de alguna manera, les rinde homenaje en sus primeras colecciones de Osa. Como curiosidad, el logo es un gato egipcio que representa la poderosa feminidad que la propia Iza desprende, y un trébol de cuatro corazones engarzados.

No ha querido conformarse con plasmar sus diseños en ropa de mujer. Porque suma colecciones de niño, hombre y hogar, que se completan con lienzos para descargar. Todo se puede personalizar. Desde los fondos, a los remates. Vestidos, calzado, bolsos, gafas, pulseras, pañuelos, gorras, camisetas… Navegar por su página es hacerlo por un museo de las que han sido sus escuelas artísticas como la Bauhaus, a quien dedica una de las siete colecciones que ha lanzado en esta primera etapa.

El 'animal print' se apodera de las prendas de 'Safari', en dos versiones -ocre o azul, combinados con negro-; 'Almendros en flor' destilan la elegancia de sinuosos árboles en ebullición; en 'Blue dreams' destellan las coloridas pinceladas con el azul predominante sobre fondos neutros; y en 'Beautiful Life', las flores saltan a los diseños más femeninos.

Y toda la tarea de conseguir que esos dibujos hoy luzcan plasmados en una pantalla ha sido posible gracias al empeño e ilusión de esta diseñadora creativa que, con su tesón y manejando como nadie los tutoriales en internet, ha conseguido hacer realidad su sueño digital. Horas y horas delante del ordenador, compaginando su personal mejora continua con las clases a sus alumnos, con la preparación de las obras que este verano ha expuesto Comillas y sus turistas tanto han aplaudido. Le ha quitado horas al sueño, al ocio, pero merecía la pena.

Quería customizar prendas y lo ha conseguido aprendiendo cómo funcionan los programas vectoriales de dibujo, haciendo ecuaciones matemáticas para que sus clientes puedan elegir uno de sus diseños y descargárselo para, por ejemplo, forrar una butaca de su salón. Parece magia, pero es real. También diseña colecciones para otras marcas, desde empresas pequeñas a grandes firmas, para las que crea estampados e ilustraciones que pueden adapartarse a cualquier formato y material.

También ha aprendido a diseñar su propia página web y Osa Design es obra suya de arriba a abajo. En este último año ha contado con la ayuda de María Eugenia Cuenca -directora de Relaciones Institucionales Externas en el Grupo Pitma-, que ha actuado como su madrina dentro del Programa de Madrinazgo de CEOE-Cepyme. Iza ha acompañado a Cuenca en varias reuniones para conocer su trabajo de primera mano y reconoce que le ha inyectado de «energía y eficacia». Esta fluida y enriquecedora conexión le ha hace levantarse cada mañana para seguir dando clase y atendiendo los pedidos que le llegan por internet.

Claudia Iza está feliz de compaginar el diseño creativo con la pintura plástica. Su currículum crece; su ilusión, también. Seguirá pintando sueños y vistiendo en trazos.

Síguenos en: