El marisco, protagonista en la mesa

El marisco es el protagonista de las jornadas que empiezan hoy. /DM
El marisco es el protagonista de las jornadas que empiezan hoy. / DM

Hoy comienzan las Jornadas gastronómicas en el restaurante La Solita de Suances, que se prolongarán hasta el 2 de junio

ALICIA DEL CASTILLOSuances

Frente a la playa de La Rivera se encuentra este restaurante, en pleno centro gastronómico de esta villa marinera, donde se huele y se respira el salitre de la mar. La Solita debe su nombre a uno de los islotes que forman parte del paisaje costero de Suances.

El antiguo 'Portus Blendium' de los romanos, es hoy una villa que mantiene sus tradiciones y ofrece una rica gastronomía que se nutre de lo que recibe de la mar principalmente.

En cualquier comida, cena o celebración está presente el marisco al que desde hoy se le rinde homenaje con unas nuevas jornadas gastronómicas con una selección de raciones (mejillones especiales La Solita, navajas, camarones, almejas a la sartén o marinera, gambas de Huelva, zamburiñas, cigala viva, ostras, percebes, caracolillos...) y tres mariscadas para dos personas, de 77, 100 y 120 euros que se sirven siempre por partes.

Las jornadas proponen tres mariscadas de 77, 100 y 120 euros que se sirven por partes, además de una selección de raciones, perfectas para compartir

La primera es la mariscada especial y se compone de almejas marinera, mejillones en salsa, dos nécoras, cuatro cigalas, seis langostinos, seis gambas, seis navajas y un centollo; la segunda es la mariscada Solita, que incorpora el bogavante del país a la propuesta anterior. Estas dos, que habitualmente se encuentran en carta, durante las jornadas se sirven con una botella de blanco verdejo. La tercera propuesta, sin bodega, es una mariscada especial para estas jornadas y, además de todo lo anterior, incluye una docena de navajas, cuatro zamburiñas, percebes y camarones. Casi todo el marisco se prepara a la plancha, salvo que el cliente lo prefiera cocido.

En carta

Además del marisco, en la carta de La Solita se proponen entrantes fríos y calientes (croquetas, rabas, jamón ibérico de bellota; ensalada de bogavante; anchoas de Santoña; pulpo a la parrilla...); arroces melosos o secos a petición del cliente, mínimo para dos personas (con almejas de Pedreña; con pulpo, mejillones y langostinos; negro con chipirones y gambas; del señorito); paellas (bogavante, carabineros o marisco); risottos (de calamares; de boletus, jamón ibérico y foie; de rape y langostinos) pescados (bacalao pil-pil, tronco de merluza relleno de bogavante y langostinos; rodaballo al horno; lubina a la media sal; rape a la parrilla o los pescados de temporada como los bocartes y el bonito o salvajes como el machote y el besugo); parrillada de pescados y mariscos; carnes suministradas por la empresa Camarsa (paletilla de lechal, solomillo, entrecot, carrillera de ternera con crema de patata al azafrán o taco de buey).

Arroz meloso con bogavante del país, uno de los platos más solicitados en esta casa.
Arroz meloso con bogavante del país, uno de los platos más solicitados en esta casa.

Tradición contemporánea

La Solita, que hasta comienzos de año ha sido el 'hermano' pequeño de La Duna (de cuya dirección y cocina ya no se encuentra al frente la hostelera Charo Díaz Alberdi), es un restaurante donde se ofrece una cocina contemporánea, respetando la base tradicional de cada plato, así como el sabor de cada producto y su presentación.

Propietaria y jefa de cocina de este establecimiento, a sus 66 años tiene claro que aún no ha llegado la hora de jubilarse: «Durante más de diez años tuve una zapatería en Torrelavega pero me enamoré de la cocina y ya hace veinte años que cambié los zapatos por los fogones. Me gusta estar en la cocina y se que todavía hago falta. El día que me vaya lo celebraré comiendo en el restaurante de uno de los tres chefs que más admiro: Martín Berasategui, Pedro Subijana o Eneko Atxa».