Racing | Fúbbol

Se acabó la pretemporada

:/Roberto Ruiz
: / Roberto Ruiz

El Racing remonta con un jugador menos ante el Logroñés en el último choque previo al play off

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Los Campos de Sport fueron como los Campos Elíseos. Zona de paseo. De homenaje al campeón. De asueto y rodaje. Una última etapa de esta larguísima ronda, tan obligatoria como intrascendente. Había que cumplir, pese a que el Racing ya tenía asegurado su puesto en lo más alto del podio. Después de otro partido más que flojo, en los últimos minutos y con un futbolista menos, el equipo de Ania logró remontar y dejar buenas sensaciones de cara al play off. La Gradona puso la receta sobre pancarta: «180 minutos para morir por nuestro escudo». Es lo que toca.

Lo mejor es que se acabó por fin este improvisado suplicio de tardes sin aliciente. Esta ausencia de rival que ha llevado al Racing a dejarse ir a rebufo del calendario y a alimentar, a base de malos resultados, fantasmas que no aportan nada bueno. 10 puntos de los últimos 27... Desde el 7 de abril sin ganar. A las puertas del play off, no suena especialmente bien, pero las sábanas blancas las puede mandar el conjunto verdiblanco a lavar de una patada si ha hecho las cosas bien durante su balneario competitivo. Si es capaz de cambiar el chip ahora que vienen curvas, cuestas y grandes premios. El verdadero medidor del nivel de Iván Ania y los suyos.

Si la Unión Deportiva Logroñés se jugaba en Santander la segunda plaza y su entrenador, Sergio Rodríguez, realizó numerosos cambios pensando ya en el play off, en el otro banquillo no iban a arriesgar más. Ania, aunque le dio la titularidad en la portería a su tocayo, Crespo, se dedicó a repartir minutos, dar alguna oportunidad y probar nuevas variantes. Hizo debutar a Íñigo Sainz-Maza en el lateral derecho; a Figueras le puso a hacer rodillo para calentar las piernas en el centro de la defensa; devolvió a Sergio Ruiz y Quique Rivero al doble pivote; testó la opción de jugar con Redru como interior izquierdo y repitió la delantera sin '9', esta vez con Noguera y Enzo Lombardo.

2 Racing

Iván Crespo, Íñigo Sainz-Maza, Julen Castañeda (Cayarga, min. 54), Óscar Gil, Figueras, Sergio Ruiz (Siverio, min. 64), Nico Hidalgo, Quique Rivero (Mario Ortiz, min. 64), Enzo Lombardo, Noguera y Redru.

2 UD Logroñés

Iván Buigués, Santos, Paredes, Borja García, Mikel Santamaría (César Caneda, min. 78), Andy, Ñoño, Carles, Marcos André (Guille, min. 71), Víctor López y Rubén Martínez (Pedrito, min. 66)

Goles:
0-1, min. 32: Rubén Martínez. 0-2, min. 59: Víctor López. 1-2, min. 76: Enzo Lombardo. 2-2, min. 81: Siverio
Árbitro:
Escudero Marín (Comité Castellano Manchego). Amonestó a los locales Julen Castañeda, Quique Rivero, Mario Ortiz y Óscar Gil y a los visitantes Borja García, Pedrito y Rubén Martínez. Expulsó con roja directa al preparador físico del Racing.

En medio de la nada, el Logroñés la tuvo. Clarísima. Marcos André se quedó solo delante de Iván Crespo, regateó con acierto al arquero y, con todo a su favor, la mandó al lateral de la red. El brasileño se quitó parte del remordimiento unos minutos después, con un0 astuto pase hacia Rubén Martínez, que le robó hasta el teléfono móvil a Julen Castañeda, antes de hacer el -1. Victor López, ante la salida de Crespo, trató de picar la pelota, pero ésta se marchó fuera. La espalda de la defensa racinguista era un velódromo para los atacantes rojiblancos.

En el minuto 1, en el quince, en el descanso y en el 86, el racinguismo prestaba la atención justa al partido. Casi había más aficionados mirando el desarrollo de los otros grupos que en si el Logroñés se llevaba los tres puntos de El Sardinero. Porque en la parroquia verdiblanca hace tiempo que se hallan encomendados a las deidades del play off. Rezando, poniendo velas, haciendo promesas...

Gol de Siverio

Aunque tampoco tenía demasiada importancia, lo cierto es que el Racing no era peor que su rival, pero tampoco mejor. Hasta que Óscar Gil regaló el segundo a los visitantes. El navarro se fue de excursión, perdió la pelota ante Ñoño y el andaluz sirvió para que Víctor marcase cómodamente. Los argumentos ofensivos del Racing eran más bien escasos. Una volea de Nico Hidalgo en el segundo palo puso en aprietos al meta Buigués. Y poco más. Así que Iván Ania decidió dar entrada al único delantero de la convocatoria: Siverio. Ya con el canario en el campo, quien dispuso de una magnífica ocasión, a pase de Cayarga, fue Enzo Lombardo, pero el remate del galo se marchó rozando el poste. . El equipo cántabro, con un Cayarga bullicioso, apretaba y comenzaba a dar otra imagen. Justamente, Siverio mandaba un balón al palo cuando se produjo una mala noticia. Figueras pasaba junto al banquillo y dijo: 'aquí me quedo'. Otra vez, problemas musculares y lo más probable es que haya dicho adiós al play off.

Contra todo pronóstico y con un futbolista menos, el Racing continuó con su reacción. Fue Lombardo quien se fabricó dentro del área un gol para recortar distancias. Y en la siguiente acción, Cayarga pudo hacer el empate de tacón, pero el remate salió flojo y fácil para el arquero. Enzo se echó la responsabilidad ofensiva a la espalda, aunque el árbitro iba a ser quien cobrase protagonismo. Primero, al no señalar un posible penalti sobre Cayarga y poco después, al anular un tanto de Siverio por presunto fuera de juego.

La de Helenio Herrera. El Racing le estaba haciendo un rondo con un futbolista menos al Logroñés y el delantero canario se cobró la deuda poco después. Un saque de esquina lo empujó el ariete en el segundo palo para poner el empate. En apenas un rato, Siverio tuvo más ocasiones que Dani Segovia y Barral en un mes. También porque el equipo mostró en los últimos minutos el nivel que se espera de él ahora que llegan las citas importantes. Al final, el Racing mereció incluso ganar, pero la cosa se quedó en empate. Lo que importa es lo que viene.

De los tímidos silbidos a un gran apoyo de cara al ascenso

La abulia de un Racing que comenzó perdiendo 0-2 molestó a los Campos de Sport, que recordaban los antecedentes (un solo partido ganado de los últimos ocho), y solo cuando el equipo reacción, empató y buscó la victoria los ánimos volvieron a la grada.Según tuvo algo a lo que agarrarse, el público respondió. Hasta la jornada 29 el Racing había sido un equipo muy solvente, pero desde entonces, ya sea porque ha rebajado intencionadamente el ritmo competitivo, por reservar jugadores o porque la Liga se le haya hecho larga la temporada, su rendimiento ha descendido.No pierde, pero no gana.De los últimos nueve partidos ha ganado uno, ha empatado siete y perdido otro. Diez puntos de 27 posibles. La consecuencia de esta situación es que en eldescanso los Campos de Sport despidieron al equipo indiferencia en su mayoría y con silbidos un pequeño sector que ante el silencio de la mayoría se dejó oír pese a su escaso número.

Con los dos goles del Racing y las ocasiones de los verdiblancos para incluso ganar el partido la actitud de sus aficionados cambió completamente. Con otro ritmo de partido, los de IvánAnia sí engancharon a sus aficionados ante un Logroñés de pronto desbordado y la grada lanzó un mensaje muy distinto.Ese 'que sí, joder, que vamos a ascender' que hacía tiempo que demandaba gritar.