«Laredo sería la capital de Cantabria si no hubiese cedido su preponderancia»

Villarías posa con el ejemplar que presentó el pasado miércoles en Laredo./DM .
Villarías posa con el ejemplar que presentó el pasado miércoles en Laredo. / DM .

El escritor Juan Ignacio Villarías presentó su novela ambientada en Laredo 'El Bellaco del Arzobispo'

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El escritor Juan Ignacio Villarías presentó el pasado 24 de octubre en la Casa de Cultura de Laredo su libro 'El Bellaco del Arzobispo' en un acto que contó con la participación de Rafael Palacio Ramos, doctor en Historia y experto en historia militar y fortificaciones.

Según comentó el autor a este periódico, la novela está ambientada en el siglo diecisiete en los puertos de Santoña y Laredo, cuando con ocasión de la Guerra de los 30 Años la escuadra francesa del Atlántico, al mando del arzobispo de Burdeos, atacó estas localidades, las saqueó y las destruyó. «Los personajes que aquí aparecen son de lo más vulgar, no son reales e históricos. Tal como estos personajes viven y actúan en esta novela, así es más o menos como vivían los de la época. Lo que pasa en la novela es lo que pasaba entonces, la vida cotidiana en estos puertos, y de paso la vida en ultramar, pues uno de los personajes está embarcado en un galeón del rey allá en las colonias, persiguiendo piratas ingleses».

Villarías asegura que Laredo, entonces, era el principal puerto de lo que hoy es la provincia de Cantabria, por encima del de Santander entonces, pero a consecuencia de estos episodios históricos y de su destrucción consiguiente, Laredo cedió su preponderancia a Santander. «De no haber sido así, Laredo hoy sería la capital de Cantabria».

El autor comenta que la idea de escribir esta novela surgió «de repente, sin esperarla, sin saber de dónde ni cómo». «Ésta es la novena novela que me publican, más otras cuatro que tengo a la espera, todas las cuales tratan de temas y situaciones de lo más diverso. Las tengo ambientadas en la guerra civil, en la posguerra, en la transición. En la Edad Media, ésta otra en el Siglo de Oro, otra en el Siglo de las Luces, y por supuesto también las tengo ambientadas en la época actual. ¿Cómo se me han ocurrido? No sabría explicarlo. Imaginación más arte e ingenio, esa creo que es la fórmula».

Según comenta el autor, mucha gente, por no decir casi toda, en Laredo y en Santoña no sabe que hace casi cuatrocientos años estas dos localidades fueron atacadas y destruidas. «Como mucho, algunos tienen una vaga idea». «La historia de España es tan abundante y variada, que hasta los mismos españoles desconocemos sus episodios, incluso los que más de cerca nos atañen».

Villarías señala, además, que es el primer libro que escribe sobre Laredo con mención expresa del nombre. «Otras están ambientadas en una localidad innominada del norte de España, que lo mismo podría ser Laredo, Santoña, u otra cualquiera». Respecto a su vínculo con Laredo, el autor asegura que «los de Santoña tenemos estrechos vínculos de proximidad y de afinidad con Laredo, y a la inversa». «En la práctica somos dos barrios del mismo pueblo, separados por las aguas. Si hubiéramos construido el proyectado puente sobre la bahía, ahora Santoña y Laredo serían la misma ciudad, aun con dos ayuntamientos».

Sobre el nuevo puerto deportivo de Laredo, a este novelista le parece, cómo no, una «obra magnífica». «Pero acaso demasiado ambiciosa para el resultado práctico. Pero yo soy de los que les gusta que los gobiernos se gasten nuestros cuartos en cosas que se puedan tocar, y si ese puerto hoy queda grande, mañana quién sabe si se podría quedar incluso pequeño. La obra ahí está, ahí queda para siempre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos