ARCA y ADIC acusan al Ayuntamiento de Santander de "mentir con desparpajo"

Las asociaiones solicitaron al alcalde de Santander y al consejero de Medio Ambiente que aprovechen la "oportunidad" que brinda la orden de demolición de la CHN, que aseguran "existe", para "plantearse el modelo" de la segunda fase del parque

E.P. |Santander

Las asociaciones ARCA y ADIC acusaron hoy al Ayuntamiento de Santander de "mentir con desparpajo" acerca de la orden dictada por la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN) respecto al parque construido en la vaguada de Las Llamas. "La orden de demolición existe y lo demás es mentir", recalcaron, indicando que así como cabe la posibilidad de proponer a la Confederación la "legalización" de lo construido en la zona de la Policía, lo que afecta al arroyo de Las Llamas y su entorno -cinco metros por cada margen- "lo tiene que demoler" el Ayuntamiento .

Según explicaron en rueda de prensa los representantes de ARCA y ADIC, José Angel Herrera y Bernardo Colsa, la reacción del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, a la difusión ayer por parte de ARCA de la orden de la CHN, demuestra que la ciudad está gobernada por "gente que puede mentir con desparpajo".

Para estas asociaciones, que se han declarado en reiteradas ocasiones en contra del modelo de parque elegido por el Ayuntamiento para la vaguada de Las Llamas, la orden de la CHN constituye "un durísimo varapalo" para el Ayuntamiento, que ya anunció que la recurrirá, pero también para la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria puesto que, a su modo de ver, se ha evidenciado que sus evaluaciones de impacto ambiental "son una patraña que no sirven para nada" y que "engañan a los ciudadanos" al hacerles creer que "controlan los efectos de las obras".

"No controlan nada y permiten todo tipo de atropellos al medio natural de la Comunidad Autónoma", recalcó Herrera, para quien la Consejería de Medio Ambiente "no puede destinar 11 millones de euros" a "destruir" la vaguada de Las Llamas, sino "destinarlos a garantizar que ese parque sea un auténtico parque y sirva para mejorar la calidad de vida de los vecinos".

Asimismo, ambos aseveraron que la orden de la CHN "pone sobre la mesa que desde octubre de 2006 el Ayuntamiento de Santander ha estado violando conscientemente la Ley de Aguas, porque se ha pasado por el arco del triunfo una orden de aquella fecha ordenando parar las obras". Todo, desde el punto de vista de Colsa, por "soberbia política" y por "acabar las obras en periodo electoral".

Por todo ello, ARCA y ADIC solicitaron al alcalde de Santander y al consejero de Medio Ambiente que aprovechen la "oportunidad" que brinda la orden de la CHN para "plantearse el modelo" de la segunda fase del parque.

En este sentido, pidieron que "antepongan el interés de los vecinos", de manera que "puedan disfrutar de un verdadero parque que sea un pulmón verde para la ciudad" y no de "una baldosa más de las que le gusta al Ayuntamiento poner".

"Que dejen de trapichear políticamente y negociar sus intereses políticos" porque "dentro de 15 años nadie se va a acordar de quién es De la Serna ni de quién es el señor Martín y nos van a dejar ese engendro de parque que han hecho y que amenazan con acabarlo hasta terminar con los tres kilómetros de la vaguada", concluyeron.

Fotos

Vídeos