Martín condiciona el apoyo del Gobierno a la segunda fase a un «cambio de modelo» de parque

P. CHATO

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, insistió ayer en que la presencia del Gobierno regional en la segunda fase del parque de las Llamas «estará condicionada a un cambio en el modelo» de dicho espacio en el que se potencien los principios de naturalidad y se de participación a otros grupos «que tienen algo que decir sobre el medio ambiente urbano», entre ellos ecologistas.

Martín se pronunció así después de ser preguntado por los periodistas por su inasistencia a la visita que el Ayuntamiento de Santander organizó a la segunda parte de la primera fase del parque. Dijo que había sido invitado pero que decidió no acudir, en primer lugar por problemas de agenda, y, en segundo, porque no se siente «identificado» con el modelo de parque de esta fase «no me gusta». No obstante, indicó que el diseño del parque no era una competencia de su consejería y que el Ayuntamiento de Santander tiene la «soberanía» de decidir que es lo que quiere. Apuntó que el apoyo económico del Gobierno a esta primera fase (el 50% del coste) era para un parque independientemente de su diseño, si bien condicionó futuros apoyos a que se tengan en cuenta sus criterios.

Las palabras de Martín fueron interpretadas por el Ayuntamiento como una crítica. La concejala, Carmen Ruiz, tildó de injusto que no reconozca «el alto grado de participación» que ha tenido el proyecto desde su inicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos