Un ‘hat-trick’ que vale un contrato con el FC Luzern

Mika, con el equipaje de su nuevo equipo./
Mika, con el equipaje de su nuevo equipo.

El delantero cántabro Mika ha fichado por dos temporadas y media con el club helvético después de anotar tres tantos en un partido de prueba

SERGIO HERREROSantander

Es época de que los jóvenes se busquen el futuro fuera de España. También en el fútbol. Y el balompié cántabro se ha convertido en exportador de promesas. El último en hacer las maletas es el exjugador de las categorías inferiores del Racing Miguel Ángel Junco, más conocido como Mika, que acaba de firmar un contrato de dos años y medio por el FC Luzern de la Super League suiza.

El delantero camargués ha entrado en el club de Lucerna a base de goles. A través de su representante, Yago Rama, Mika logró participar en una prueba de una semana con la escuadra sub-21 del conjunto helvético. A pesar de estar lejos de casa, del idioma y de las intensas nevadas, siempre extrañas para alguien del litoral de Cantabria, se aclimató a la perfección. Tanto que en el partido amistoso disputado ante el Wettswil-Bonstetten, el joven de 19 años dejó como tarjeta de presentación un hat-trick. El encuentro terminó en empate a cuatro. El técnico responsable del filial, Christian Brand, tiene fama de exigente. De hecho, puede presumir de haber dicho no a la contratación de más de un centenar de promesas a prueba. Pero Miguel Ángel convenció al exjugador del Werder Bremen y el club le puso un contrato sobre la mesa.

Ya integrado en el equipo, la semana pasada volvió a hacer diana en otro encuentro amistoso ante el Rapperswil-Jona. El Luzern venció por 4 goles a 0 y Mika anotó el segundo tanto.

El cántabro está «muy contento» con su nuevo destino, «con las infraestructuras del club y la metodología de entrenamiento». Se encuentra viviendo con una familia local, «para que la adaptación sea mejor», seguirá con sus estudios y acude a clases de alemán con los futbolistas extranjeros del primer equipo, con los que en el FC Luzern creen que pronto serán sus compañeros también de vestuario. Y es que la contratación del camargués ha creado bastante expectación entre los aficionados. Ya se sabe. En este deporte, lo español está de moda.

La rápida adaptación ha sorprendido, incluso, a sus propios padres, que han viajado estos días a San Pedro del Pinatar (Murcia), donde el equipo realiza un stage durante el parón invernal en el fútbol suizo. «Lo hemos pasado peor nosotros que él, pero ahora estamos muy contentos», declaran. Ayer precisamente, el conjunto alpino disputó un nuevo encuentro ante el filial del Murcia. Fue el primero en el que el ariete cántabro, con su nueva camiseta, no vio puerta. Titular, fue sustituido en la segunda mitad.

Mika comenzó su andadura en el fútbol en la Agrupación Deportiva Peña Paco Liaño, de donde pasó al Bansander, para, posteriormente, vestir la camiseta del Racing en diferentes categorías de base hasta llegar al filial. Ahora le toca aprender alemán en Lucerna, aunque está demostrado que el gol es un idioma universal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos