"Seguimos con ganas de buscar más olas gigantes en Cantabria"

El descubridor de La Vaca Gigante, Óscar Gómez, en El Bocal, la zona donde está prevista la celebración de la prueba este sábado./
El descubridor de La Vaca Gigante, Óscar Gómez, en El Bocal, la zona donde está prevista la celebración de la prueba este sábado.

Óscar Gómez, descubridor de ‘La Vaca’, no entiende por qué hasta 2006 no se había aprovechado la zona de El Bocal para coger olas

DANIEL MARTÍNEZSantander

En octubre de 2006, cuando se celebró por primera vez el germen de lo que posteriormente se convertiría en La Vaca Gigante, sólo los más interesados en el mundo del surf sabían en qué iba a consistir el evento y los pocos espectadores que lo presenciaron fueron casuales. Paseaban por Monte, vieron que había unas cuantas tablas en el mar y se quedaron mirando. Al día siguiente, en la prensa sólo pudieron encontrar una pequeña reseña en la que figuraba como nombre destacado el de Óscar Gómez.

previa

Él fue el descubridor de una gran ola, de esas que triunfan y persiguen los surferos más intrépidos de todo el mundo, que diez años después se ha convertido en todo un evento no sólo deportivo. El pasado año, unas 15.000 personas se acercaron hasta las inmediaciones del acantilado de El Bocal para presenciar un espectáculo que ya tiene, de nuevo fecha de celebración. Si las previsiones se cumplen, tendrá lugar el próximo sábado en este mismo lugar. Allí volverá a estar Óscar Gómez, que estos días última los preparativos.

Este santanderino, un enamorado del surf que había subido a la tabla en distintas partes del mundo, se propuso buscar una gran ola gigante en Cantabria al estilo de las que ya estaban localizadas en muchas partes del planeta. La región contaba con las condiciones propicias, pero nadie se había preocupado por encontrar las mejores localizaciones: «La idea era encontrar en Cantabria sitios con potencial. De hecho, todavía seguimos con ganas de buscar más olas gigantes». Apareció a escasos kilómetros del centro de Santander.

Fue un vecino armador de barco el que le dio una serie de instrucciones. Algunas pistas para empezar. Una zona frente a El Bocal que los barcos bordeaban las jornadas de temporal para evitar, precisamente, esas grandes olas. «No era lo que estábamos esperando. Yo le pregunté por otra que rompe a dos millas del faro de Cabo Mayor, pero esta que nos indicó era mejor, porque rompía con más asiduidad», explica Gómez. Eso fue en 2003. Empezaron a hacer los primeros estudios y ver la viabilidad de hacer una prueba. Tres años después se puso en marcha y ahora ya es todo un acontecimiento. «Parece mentira que nunca se hubiera hablado surfísticamente de este lugar. La incredulidad en el mundo del surf de que pudiera haber una ola así tan cerca provocó que los primeros eventos se siguieran con mucho interés», recuerda el descubridor de la ola, que reconoce que las cotas de éxito que ha alcanzado en este momento se deben al gran equipo que está detrás de La Vaca Gigante.

Alerta naranja

La previsión de vientos y la ciclogénesis explosiva que se estaba produciendo en las Islas Azores hizo ayer que se activara la alerta naranja el fin de semana ya era amarilla. Si las condiciones no cambian, la prueba se celebrará este sábado. El trabajo de la organización ahora consiste en informar a los cerca de 50 inscritos de todo el mundo llega gente de Estados Unidos, Australia o Sudáfrica, entre otros países de las novedades en la previsión para que preparen el viaje.

También en preparar la guía que ya se pueden descargar las personas interesadas en presenciar el evento. Contiene desde los horarios hasta la frecuencia de los autobuses para llegar a la zona. Avisan que este año hará más frío que en 2015.

 

Fotos

Vídeos