El PRC llega al Congreso