Siete asociaciones fijan sus demandas básicas «ante la falta de políticas culturales estables»

Representantes de siete asociaciones y colectivos de la cultura de Cantabria presentaron el documento en Santander./Celedonio
Representantes de siete asociaciones y colectivos de la cultura de Cantabria presentaron el documento en Santander. / Celedonio

Los colectivos abogan por un «Plan Estratégico conforme a una metodología científica, que integre a los agentes del ecosistema cultural»

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

«Es necesario elaborar, con urgencia, un Plan Estratégico de Cultura para Cantabria». Siete asociaciones del mundo de la cultura lo tienen claro. Las correcciones en los presupuestos, los criterios de actuación, los objetivos de muchas de las acciones presentes y de futuro por parte de las administraciones y la adaptación y revisión de los cargos públicos en materia cultural son algunas de las cuestiones que estos colectivos profesionales ponen sobre la mesa a la hora de trazar una radiografía crítica del sector. Su puesta en común se encauza estos días y se escenifica a través de un documento configurado por ocho demandas básicas «ante la falta de políticas culturales estables». ¿Por qué ahora? Porque lo consideran «oportuno e idóneo» en un presente en el que la cultura en Santander y en Cantabria ha adquirido un peso significativo.

El documento con las peticiones, abierto a que puedan sumarse a él otros colectivos, será presentado a las instituciones y administraciones autonómica y municipales.

LAS PETICIONES COMUNES DEL SECTOR

1
Es necesario elaborar, con urgencia, un plan estratégico de cultura para Cantabria.
2
Los jurados deben rotar, permitiendo que exista pluralidad en las voces que salvaguardan la cultura, y ser siempre de conocimiento público.
3
Las subvenciones deben diferenciar claramente a los profesionales de los aficionados.
4
Exigimos que los importes de los presupuestos públicos destinados a la cultura sean, al menos, iguales a los anteriores a la crisis.
5
Aprobar una Proposición No de Ley para que el Parlamento inste al Gobierno Central a poner en marcha las propuestas del estatuto del artista.
6
La Cultura debería tener sus propios organismos de manera independiente.
7
Desde las administraciones, debe salvaguardarse el cumplimiento de la igualdad efectiva de mujeres y hombres.
8
Las direcciones de salas, museos de carácter público deben implementar los concursos o adaptarse a las buenas prácticas.

Tanto el Plan Estratégico que, a juicio de los representantes del sector, «debe coordinar el Gobierno de Cantabria, como los planes directores de cultura que puedan iniciar los ayuntamientos, deberán desarrollarse conforme a una metodología científica, coordinados por profesionales y que integren a las asociaciones y agentes del ecosistema cultural». Recogidos, siempre, -especifican- «bajo el paraguas de las buenas prácticas».

Invitan a la Consejería de Obras Públicas a dedicar el 1,5 por ciento de sus inversiones a actividad cultural en los ayuntamientos

Entre las peticiones expresadas ayer destaca el incremento de los presupuestos públicos para que sean «al menos iguales» a antes de la crisis. Así, para el próximo año exigen pasar del 0,76 al 1,5% del montante total para incrementar las partidas de las cuentas regionales de 21 a 42 millones, y así «progresivamente» hasta lograr los niveles previos, en tanto que en los ayuntamientos se debe elevar hasta el 5%.

Una solicitud que los colectivos en esta unificación de criterios trasladarán a todos los partidos con representación en el Parlamento autonómico de cara a la elaboración del documento económico de 2019, a propósito del cual también plantearán que la Consejería de Obras Públicas destine el 1,5% de sus inversiones a actividades culturales en los municipios, como ya hace el Ministerio de Fomento. Las asociaciones profesionales, con sus respectivos portavoces, presentaron sus demandas comunes a todo el sector cultural de Cantabria en un acto celebrado en la librería santanderina Gil.

Como ya avanzó este periódico, «de manera unánime» las siete asociaciones que han planteado este documento son: la Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria (Pecca), el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Cantabria (Agacc), el Gremio de Editores, la Asociación Cántabra de Empresas Productoras de Artes Escénicas (Acepae), la Asociación Cantabria Movimiento en Red (Acmer) y la Asociación Cántabra de Profesionales de Circo (ACPC), firmantes del denominado Documento Estratégico para la Cultura de Cantabria. La gestora cultura y editora de Nocapaper, Noemí Méndez, por parte del IAC, encabezó el acto acompañada por los representantes del resto de asociaciones, caso de Ángel Astorqui, de Pecca, José Luis de la Fuente de Agacc, Jesús Herrán del Gremio de Editores, Alberto Pineda de Acepae, Manuel Martín de Acmer y Cristian Londoño de Acpc, anunciaron sus reclamaciones.

El objetivo es que se pueda escuchar «una única voz que habla en nombre de todo un sector, que engloba multitud de profesiones culturales y que se esfuerzan cada día en crear, ofrecer y salvaguardar el mejor patrimonio cultural del presente y del futuro con los recursos propios y los comunes».

Los ocho puntos sintetizan las solicitudes básicas: Las premisas mínimas que han acordado de forma consensuada para que Cantabria pueda avanzar, a su entender, en materia de cultura.

Efervescencia cultural

Todas las agrupaciones se unen ahora al considerar que es «el momento óptimo para hacerlo, dado que hay una efervescencia cultural en la región. El IAC, tras una asamblea celebrada el día 1, encabezó este movimiento, que ha derivado en el consenso de peticiones comunes y fundamentales y compiladas en este documento que trasladarán a las administraciones de la comunidad, «para intentar atajar las problemáticas existentes por esa «falta de políticas culturales estables».

Otra de las demandas se refieren a la rotación y transparencia en los jurados de concursos, premios, subvenciones o becas, que, a su juicio, «en el 60 por ciento deberían ser designados por asociaciones profesionales». Además solicitan que en las subvenciones «se diferencie claramente a los profesionales de los aficionados y que sean ecuánimes entre los sectores», sin que se favorezca sustancialmente a ningún sector o gremio por encima de otro. Entre las peticiones se refiere también que la cultura tenga sus propios organismos, es decir, una consejería y concejalías independientes de otros sectores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos