Este contenido es exclusivo para suscriptores

HOY último día para acceder 2 meses gratis a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑÉS

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Al Racing no le ayuda madrugar

Un lance del juego en el partido de hoy en Tudela. / Alberto Aja

El equipo de Iván Ania perdona en el Estadio Ciudad de Tudela a un equipo local que ha plantado cara hasta el final

S. HERRERO Y A. FALAGÁNTudela

Que sea la última vez que al Racing le ponen un partido por la mañana. Los mediodías son o para ir a misa o para tomar el vermú y las rabas por Tetuán y Peña Herbosa. Dejémoslo ahí. Porque otra vez a los de Iván Ania les va mal en horario matinal. Y esta vez no ha sido el árbitro, como en Gijón, el que ha facilitado una derrota inmerecida. El empate de esta mañana frente al Tudelano, dentro de la exigencia que se le debe poner a un Racing irreprochable en esta primera mitad de la temporada, no ha sido injusto. Porque aunque los verdiblancos han tenido ocasiones suficientes para haberse llevado el triunfo, los errores han sido patentes y reiterados en un equipo que hasta ahora era casi perfecto. Los días malos tenían que llegar. La hora taurina le va mejor al Racing.

El fantástico rendimiento de Jesús Puras en el lateral izquierdo y de Julen Castañeda en su reconversión al centro de la zaga y la dinámica del equipo verdiblanco le han dado a Iván Ania chance para hacer rotaciones incluso en la zona defensiva, con un banquillo de lujo: Óscar Gil y Jordi Figueras, con el chándal puesto. Quizá demasiado ostentoso, porque la retaguardia verdiblanca no ha sido el muro de siempre. Y la otra gran sorpresa ha sido la salida de la convocatoria de Enzo Lombardo, que ha abierto la puerta de la titularidad a un Cayarga con ganas de reivindicarse. Una oportunidad que el asturiano ha aprovechado.

1 Tudelano

Pagola, Iñaki Jiménez, Julen Arellano, Corral, Diego Royo, Meseguer, David Soto (Ion Vélez, min. 81), Adán Pérez, Toni Gabarre (David Lázaro, min. 85), Víctor Bravo (Tepa, min. 74) e Ibai Ardanaz.

1 Racing

Crespo, Buñuel, Puras, Olaortua, Sergio Ruiz, Nico Hidalgo (César Díaz, min. 60), Quique Rivero, Dani Segovia (Jon Ander, min. 74), Cejudo (Kitoko, min. 8 0) y Cayarga.

Goles
0-1, min. 71: Dani Segovia. 1-1, min. 84: Meseguer.
árbitro
Sesma Espinosa (Comité Riojano). Amonestó a los locales Ardanaz, Adán Pérez, David Lázaro y Víctor Bravo y a los visitantes César Díaz, Buñuel, Figueras y Cejudo.
incidencias
iudad de Tudela. Césped irregular en una mañana lluviosa.
Público
Unas 1.500 personas en las gradas del estadio navarro. Entre ellos, una treintena de seguidores verdiblancos que se han desplazado hasta Tudela para acompañar a su equipo en la mañana de este domingo.

Parece ser que madrugar no ayuda al Racing. Ni esa sorprendente zaga verdiblanca ni el resto del conjunto racinguista han entrado afinados al partido. Legañas defensivas. En los primeros minutos el Tudelano ha puesto las ocasiones sobre el irregular césped del estadio navarro. Ha sido un encuentro de errores forzados y durante la primera mitad así han llegado las mejores opciones de romper el empate para ambos contendientes. Los locales han podido adelantarse al poco de arrancar el choque, pero Gabarre no ha conectado con contundencia el remate de cabeza y la pelota se ha marchado cerca del poste izquierdo de la meta de Crespo. Prácticamente en la siguiente acción y tras otra pérdida de balón racinguista, el exracinguista Adán Pérez se ha sacado un duro disparo que ha atrapado el arquero cántabro.

Con el agua de la lluvia, el Racing le ha lavado la cara y se ha desperezado. El escenario y el rival no daban para muchos alardes, pero lo primero era igualar el combate en intensidad y los de Iván Ania lo han logrado. Por suerte, para apaciguar el fuego que ya le salía por la boca al técnico asturiano en los diez primeros minutos de encuentro.

Los verdiblancos iban a cerrar la primera mitad con las mejores ocasiones. Tres, en concreto. El problema es que si el Ciudad de Tudela ya no es el fortín que era, Pagola sigue siendo un efectivo guardián del castillo. La primera tentativa la ha protagonizado Cayarga. El asturiano ha combinado con Jesús Puras en la banda izquierda, ha entrado en el área, ha sentado a un rival y su disparo, cruzado, lo ha atrapado el portero local.

Los verdiblancos han tratado de castigar con dureza los errores defensivos de los navarros. Nico Hidalgo llevaba ya un rato haciendo de las suyas en el flanco derecho. El motrileño le ha ganado la partida a un Arellano que ha pedido falta. El colegiado no ha hecho caso y el extremo racinguista ha coronado el punto de penalti. Allí ha visto la llegada de Cejudo, pero Pagola se ha hecho enorme ante el cordobés para tapar el remate y evitar el gol. Y a la tercera tampoco ha sido la vencida. Iñaki Jiménez ha errado ante la caída de un balón alto y Berto Cayarga le ha robado la cartera al lateral del Tudelano. El avilesino h aguantado el agarrón –que pudo propiciar la expulsión– pero su remate final, duro, lo ha repelido el arquero local con una excelente parada.

El Racing no había aprovechado sus ocasiones y el perdón en el fútbol no suele traer nada bueno. El encuentro ha vuelto a igualarse, con especial incidencia en el centro del campo. Al equipo cántabro se le ha vuelto a hacer duro el horario matinal. Cabezada. El sesteo provocado una situación totalmente absurda. Pongan atención en la lectura para hacerse a la idea porque ha sido surrealista. Quique Rivero ha sufrido una dura falta y Sesma Espinosa ha conecdido la ley de la ventaja. Con el cabezonense realmente dolorido, los jugadores verdiblancos entendieron que lo mejor era echar la pelota fuera, pero Puras optó por ceder atrás para Iván Crespo, con tan mala suerte que el balón ha pegado en el cuerpo yaciente de Rivero antes de entrar en el área, donde el meta de Viveda ha agarrado la pelota. El colegiado ha señalado cesión y los racinguistas protestaron como hidras. Gracias, que no ha tenido consecuencias.

El Tudelano ha visto un filón en la somnolencia racinguista y ha apretado arriba. Fruto de ese acoso el equipo navarro ha dispuesto de una opción muy buena. Una gran combinación, con pared dentro del área incluida, ha terminado con un centro que no alcanzó Gabarre en el área pequeña. El Racing ha abierto el ojo y ha tenido un momento de lucidez. César Díaz, que había sustituido unos momentos antes a un difuminado Nico Hidalgo, ha centrado desde la derecha, a Pagola le ha traicionado el bote y el remate en el segundo palo de Cejudo ha pegado en las piernas de un zaguero.

Ha sido un espabile aislado, porque el Racing ha seguido sufriendo más de lo que está acostumbrado. Demasiadas imprecisiones atrás que daban ánimo al rival. Pero entonces el equipo cántabro, después de levantarse, lavarse la cara, desayunar, leer el periódico y vestirse de verde bien conjuntado, ha tirado de su gen competitivo y del talento que lleva de serie para poner el marcador a su favor. Puras lanzó un balon paralelo en profundidad para la carrera de Cayarga. El asturiano ha protegido la pelota, ha recortado a su marcador y se ha puesto un auténtico caramelo al segundo palo para Dani Segovia. El madrileño, un tipo agradecido, no ha desperdiciado el regalo.

Con el fresquito de Tudela, a los verdiblancos les ha debido tentar el calorcito de habitar debajo del nórdico. 'Un ratito más...', debieron pensar. De vuelta al sobre. Así que los de Iván Ania se han dormido de nuevo y el Tudelano ha entrado tranquilamente por el flanco derecho de la cama racinguista. Muy fácil. Meseguer ha empujado fácil para hacer el empate. Sin mucha fe, el Racing ha intentado remediar el estropicio, pero los remates de cabeza de Olaortua y César Díaz no han sido suficientes. Y probablemente tampoco lo hubiesen merecido.

 

Fotos