Deja la cuerda en casa

Esta vez os hablaré del divertido mundo del boulder o búlder. En otras palabras, escalada en bloque

Escalada de bloque en Las Tuerces./E. C.
Escalada de bloque en Las Tuerces. / E. C.
Enrique Calvo 'Coco'
ENRIQUE CALVO 'COCO'Santander

«La mejor manera de proteger la escalada es cuidar el entorno donde la practicamos». Escalada sostenible

'Blocar', como se dice ahora, es la expresión minimalista del concepto escalada: subir un bloque de piedra con la ayuda de tus pies y tus manos. Sin cuerda, claro está.

Esta modalidad que brilla por su plástica, viene de mucho años atrás. Se podría decir que ya por el año 1870 se subían bloques por los bosques de Fontainebleu (Bas-Cuvier), cercanos a la ciudad de Paris, Como era de esperar, esta atracción por subir rocas se extendería por otras zonas. También hay datos que en Gran Bretaña se registró actividad 'bloquera' por los aledaños del pequeño pueblo llamado Baslow (Peak District), para escalar su emblemático Eagle Stone.

Los años pasaron y llegó uno de los escaladores más influyentes de la historia del búlder, John Gill, en la década de los cincuenta. Este personaje, al que se le considera el padre de esta tendencia, elevaba al bloque a una combinación de dinamismos, movimientos explosivos y lanzamientos a un agarre, como si de un gimnasta se tratara. Tal era su dedicación, que incorporó el ahora imprescindible magnesio a su material habitual de escalada, lo que provocó una revolución vertical. Incluso llegó a editar un libro dedicado al boulder titulado 'The Art of Bouldering', donde reflejó su manera de ver la escalada en bloque y cómo entrenar.

La historia sigue ofreciendo grandes personajes influyentes en el desarrollo de esta modalidad, como por ejemplo, Pat Ament. Este personaje fue uno de los pioneros en la escalada en bloque en el Parque Nacional de Yosemite, California (Estados Unidos). Además, fue un gran artista que destacó como músico, escritor y cineasta.

Después de repasar un poco la historia, quedan muchas dudas por resolver de este deporte que se ha hecho tan popular.

¿Qué material necesito?

Es bastante básico. Bastan con unos simples pies de gato y una bolsa con magnesio para mejorar la adherencia de las manos en la roca. Es muy aconsejable -o casi obligatorio- el uso de una colchoneta de protección que llamamos 'crash-pad'.

Podemos incorporar a nuestro material unos cepillos especiales parecidos a los de dientes para lustrar los agarres. Este accesorio puede hacer que el tacto de la presa mejore y te dé más confianza a la hora de escalar.

¿Solo o acompañado?

El búlder se puede practicar en solitario. Te puedes enfrentar a problemas de bloque tú solo y pasar un día bastante entretenido, pero conlleva su riesgo. Una mala caída puede suponer un accidente. Por eso, te aconsejo hacerlo acompañado. Sobre todo, en días de especial motivación.

Existe una figura muy importante en este deporte que es el porteador o asegurador. Por norma general, es un amigo compañero o conocido. Su labor no es más que evitar en la medida de lo posible que caigas mal o fuera de la colchoneta. Puedes contar con muchos más aseguradores, así te sentirás más protegido y arropado. El calor y los ánimos no faltarán para que puedas lograr tu objetivo. Es en este momento, cuando el búlder se convierte en un deporte colectivo, ya que la motivación entre unos y otros se contagia hasta el punto de haber una competencia sana entre escaladores. Esto hace de la escalada en bloque un gran deporte de amigos.

¿Qué persigue la escalada en bloque?

Se caracteriza por buscar escaladas difíciles, es decir, al igual que la escalada deportiva y la clásica están graduadas según la dificultad en el global de la vía. El búlder reduce a la máxima dificultad sus pasos. En general, un bloque no supera los 15 movimientos, aunque habrá excepciones, pero estos serán de máxima dificultad para el escalador, para comprimir así el grado en esa pequeñas secciones de escalada. Además, es un gran entrenamiento para futuras escalada con cuerda, ya que te permite la repetición de movimientos exigentes a muy pocos metros del suelo.

¿Dónde practicar búlder?

Bloques de piedra hay por todas partes, desde pequeños muros hasta voluminosas masas de roca. Si lo que quieres es iniciarte en esta modalidad, empieza por adquirir el material básico: pies de gato, magnesio, bolsa de magnesio y colchoneta.

Existen cantidad de zonas repartidas por toda la península. Vamos a conocer primero las más populares, que es donde más calidad y concentración de problemas existe:

Teruel Albarracín

En la provincia de Teruel encontramos esta joya que cuenta con un gran número de problemas de bloque. La calidad de la roca arenisca es increíble y su entono es fantástico y muy atractivo. Sin duda, es unas de las mecas de la escalada en bloque de la península. No se puede dejar de visitar esta zona si realmente estas motivado con el Búlder.

Salamanca La Dehesa

Siguiendo la Ruta de la Plata nos encontramos con el municipio de Candelario (Salamanca), perteneciente a la comarca de la Sierra de Béjar. Este enclave nos regala una gran concentración de bloque de roca granítica para el disfrute del búlder.

Madrid La Pedriza

Al sur de la Sierra de Guadarrama encontramos la mayor aglomeración de roca de granito de España. Esta zona de la comunidad de Madrid nos da la oportunidad de escalar un increíble granito, en uno de los parajes más emblemáticos de la escalada peninsular.

Madrid Zarzalejo

Una vez más, roca granítica en la comunidad de Madrid. Moles de piedra agrupadas, fáciles de distinguir entre el relieve del pueblo.

Las más cercanas a Cantabria

Además de todos estos emblemáticos lugares, podríamos nombrar muchas más zonas, ya que en los últimos años la proliferación ha sido muy alta y la comunidad 'bloquera' ha tenido un crecimiento notable.

Por dejar constancia de otras zonas nombraremos solo unas cuantas más de gran interés: Larraona, Hoya Moros, Ahedo de las Pueblas, Las Tuerces, Santa Gadea, Rozas...

Búlder en Alto Campoo.
Búlder en Alto Campoo.

Por cercanía a Cantabria, vamos a resumir las zonas por donde nos movemos, con alguna que otra imagen para dar alguna pista de lo divertido y apasionante que es este deporte:

Palencia Las Tuerces

El monumento natural de las Tuerces, en la provincia de Palencia, ofrece un laberinto de roca caliza provocado por la erosión de origen kárstico. En este gran paraje podremos explorar y desarrollar una escalada en bloque para todos los niveles. Desde bloques verticales con grandes agarres, hasta desplomes y techos con diferentes presas. De regletas ínfimas, hasta cazos y puentes de roca en forma de asas perfectas.

Escalando en Las Tuerces.

Burgos Santa Gadea de Alfoz

A pocos kilómetros del Embalse del Ebro, pero dentro de la provincia de Burgos, encontramos esta joya de la arenisca. Multitud de bloques con un tacto abrasivo y muy adherente, en el que predominan las salidas romas y un estilo de escalada algo característico de este tipo de rocas tan homogéneas. También hay que destacar que hay bloques de alturas considerables y, por tanto, el equilibrio juega un papel importante.

Santa Gadea.

Cantabria Resconorio

Llegó la hora de 'blocar' en casa'. El paisaje compuesto por las características cabañas pasiegas con sus típicos cerramientos de piedra nos acompañaran en esta zona de los valles pasiegos. Las vistas son buenas, ya que se ubica a bastante altura por encima del puerto del Escudo. Buenos bloques de roca arenisca compacta. Aunque el sector principal nos es muy grande y muy abundante en número de bloques, podemos decir que encontramos un poco de todo, desde placas de adherencia, placas verticales con salidas romas y algún que otro desplome o techos pronunciados.

Escaladas en Resconorio.

Burgos Ahedo de las Pueblas

Seguimos por tierras burgalesas. Esta vez, en una amplia zona con numerosos sectores de roca arenisca compacta. Su acceso es bueno y su entorno muy característico con grandes bloques clavados al suelo. Predomina la escalada de adherencia, con salidas de agarre romo. Se puede disfrutar de placas de equilibrio tumbadas, placas verticales técnicas y desplomes donde los talones juegan un papel importante.

Ahedo
Ahedo

Burgos Rozas (Merindad de Valdeporres)

Esta amplia zona regada por el río Engaña, con una gran historia neolítica, nos ofrece de nuevo una cantidad de sectores repartidos por todo su territorio. Destacamos los de 'La Buitrera' y 'Spa' , aunque hay otros tantos de igual calidad. De nuevo, roca arenisca con la misma formación que sus escuelas vecinas. Su entorno es variado. Desde bosques encantados llenos de grandes piedras, hasta zonas amplias de ladera con bloques voluminosos.

Escalada en Rozas.
Escalada en Rozas.

Escalada en travesía

Después de este breve resumen, daré una última pincelada hablando de otro tipo de escalada: la de travesía. Se aparta del concepto bloquero, pero también se practica a baja altura y sin cuerda. Se trata de un desplazamiento lateral sobre un muro, bloque o pared. Al igual que las demás modalidades de escalada, está graduadas por su dificultad. Quizás no tenga la espectacularidad del búlder, pero sí puede llegar a ser muy exigente en fuerza, técnica, y resistencia.

Podemos destacar travesías potentes dentro del territorio peninsular:

-Sant Miguel del Fai (Barcelona)

-'The Move' (sector escalada Baltzola) en el País Vasco

-Santander. Muro de la Playa de los Peligros. Esta travesía tiene los cantos pulidos y unas secuencias exigentes en resistencia. También en Cabo Menor (algo descompuesta). Hay otra en la playa de la Virgen del Mar, en la playa del Camello y en San Juan de la Canal.

Playas de San Juan de la Canal y el Camello.

-En la Sierra de Ibio encontramos una travesía también sencilla para pasar el rato: la de la escuela de escalada Q3 (asociación Q3 Ibio).

Diferentes travesías en Cantabria. Playa de los Peligros (arriba), Torrelavega (abajo, derecha) e Ibio (abajo, izquierda).

Otra opción es, cuando el tiempo no acompaña o prefieres practicar cerca de casa, entrenar en los diferentes locales de escalada que existen en la región. El ambiente es sensacional y muy motivador. El entrenamiento juega un papel importante, ya que potencia tus cualidades y mejora las carencias. Un entrenamiento bien pautado puede mejorar tu condición física y evitar futuras lesiones. Para la práctica del boulder o la escalada en general, es aconsejable una iniciación paulatina evitando forzar las estructuras y articulaciones del cuerpo. Gana fuerza de agarre de una forma progresiva y ejercita el cuerpo en una línea sana y constante. Los logros y la buena forma física acabarán llegando, sólo si te mantienes motivado y perseverante.

En resumen, la escalada en bloque está viviendo una gran aceptación entre las nuevas generaciones por su gran compromiso con el entrenamiento. Cada vez son más las salas de boulder indoor que se abren en Europa y la competición juega un papel importante en esta modalidad. Contaremos en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con una muestra de este deporte por primera vez en la historia.

No quiero despedirne sin recordar lo más importante, el respeto: respeta el entorno por el que te mueves, recoge tu basura y procura respetar el trabajo de los demás en los bloques, vías y caminos. Es bueno que la gente practique pero siempre con respeto.