DMontaña

Una ruta de ensueño desde Bárcena Mayor hasta la cascada de La Arbencia

Una ruta de ensueño desde Bárcena Mayor hasta la cascada de La Arbencia
Francisco Javier Bedia Díez

La ruta, de unos 20 kilómetros, es asequible para familias con niños porque apenas acumula un desnivel de 280 metros y el firme es muy cómodo

Francisco Javier Bedia Díez
FRANCISCO JAVIER BEDIA DÍEZSantander

Un domingo más, junto con mis compañeros del Musgoso, nos disponemos a realizar una nueva ruta, en este caso, teníamos previsto el Hayedo de Ujapero, en la montaña palentina. El día se presentaba complicado, pero aún así quedamos en Reinosa, para desde allí desplazarnos al inicio de la ruta. Pero como ya decía, el tiempo no acompañaba, por lo que como en algunas ocasiones, decidimos cambiar la ruta en el último momento, y viendo que el tiempo nos daba una tregua por la zona de Barcena Mayor, decidimos hacer la ruta que nos llevaría a las Cascadas y el Pozo de la Arbencia.

Esta ruta tiene un recorrido entre ida y vuelta de unos 20 kilómetros por pista, salvo en la parte final, que tenemos que bordear el río y descender por un sendero algo pronunciado, para llegar finalmente a las cascadas y el pozo de la Arbencia. La ruta es acta para todos los públicos, incluidos niños, ya que el desnivel acumulado es de unos 280 metros, con un firme bastante cómodo.

Comenzamos desde el parking de Bárcena Mayor, situado a la entrada del pueblo, aunque se puede acortar la ruta subiendo con el coche hasta la antigua campa, donde encontraremos varias barbacoas y fuentes donde coger agua. De esta forma evitamos el primer tramo, que atraviesa el pueblo y la pista asfaltada.

El recorrido nos llevará por una pista, que va en su mayor parte junto al río, el cual atravesaremos varias veces por los numerosos puentes. Durante todo el recorrido podemos disfrutar del esplendor del bosque en otoño, en su mayoría robles y hayas, entre todos ellos destaca el famoso Gran Tejo (esta señalizado), que nos encontraremos junto a la pista.

Tras el espléndido árbol solo quedará un kilómetro, más o menos, para llegar a un puente, que atravesaremos saliéndonos de la pista por su lado izquierdo. Seguiremos caminando junto al río (no hay camino en la primera parte), hasta llegar a un sendero que nos llevará a una pequeña bajada algo estrecha y un tanto pronunciada hasta la cascada de la Arbencia, y unos metros más adelante veremos a nuestra izquierda el Pozo, en el que cae otra cascada.

Cuando hayamos disfrutado lo suficiente de este fantástico entorno podremos retroceder sobre nuestro pasos para volver a nuestro punto de partida.

Francisco Javier Bedia Díez