Cantabria adoptará medidas adicionales de protección para impedir el fracking

Cantabria adoptará medidas adicionales de protección para impedir el fracking
/ Ansola
  • El consejero de Medio Ambiente ha informado de que se hará a través de la ley de control ambiental integrado o la propia reforma de la Ley del Suelo

El consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, ha afirmado este jueves que el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que anula la prohibición del fracking en la región y los votos particulares que lo acompañan abren "el camino a seguir" para impedir la fractura hidráulica con medidas adicionales. Estas vías, que están por concretar, pero serán normas adicionales de control relacionadas con la proximidad de los núcleos urbanos, la protección de acuíferos subterráneos o de aquellas partes del territorio "especialmente sensibles", como los espacios naturales protegidos y la salud humana.

Para Fernández esos condicionantes, unidos a las características de una región con una población muy dispersa en la que es difícil practicar esta técnica sin que haya un núcleo cercano, ponen de manifiesto que Cantabria "no es el mejor lugar para hacer experimentos con el fracking".

"Creemos que tenemos mecanismos suficientes para paralizar el fracking en Cantabria ", ha insistido el consejero, quien ha señalado que el Gobierno estudiará cómo "encajar" esas medidas adicionales en la legislación, bien a través de una ley específica o en otras leyes, como la control ambiental integrado, en la que ya se está trabajando, o la propia reforma de la Ley del Suelo.

A su juicio, la cuestión formal es "secundaria" y lo importante es que esas medidas se plasmen en normas que sean de directa aplicación y que, por tanto, hagan que las empresas del sector que quieran hacer fracking en la región sepan que se van a encontrar una normativa "muy rigurosa" y además "van a tener en contra a toda una sociedad, a todo un Gobierno y a todas las administraciones locales de la comunidad autónoma".

Fernández ha explicado que los votos particulares de los tres magistrados del TC van en la línea que defendía la comunidad autónoma de Cantabria cuando aprobó la ley "sobre la base de otros títulos competenciales" como la salud, la ordenación del territorio y la protección medioambiental, según ha recogido EFE.

En el recurso del Gobierno de España se planteaba el conflicto de la fractura hidráulica en base a la energía, lo que -para Javier Fernández-, obvia otros preceptos fundamentales. Para el consejero popular, el TC deberían haber estudiado la sentencia "con más detenimiento".

Anulación del permiso 'Arquetu'

El consejero ha opinado que es la línea que hay que seguir para implementar y completar la legislación de Cantabria, que ya "hoy por hoy es muy restrictiva", como muestra la anulación del permiso 'Arquetu', concedido por el anterior Ejecutivo regional. El Consejo de Gobierno anuló dicha autorización porque el suelo afectado no era compatible urbanísticamente, subrayando que no es posible realizar actividades extractivas en suelos rústicos de especial protección, que ocupan el 90% del suelo de Cantabria.

En ese contexto, Fernández ha recordado que el presidente, Ignacio Diego, hizo un llamamiento a las administraciones locales que habrá que concretar y que se ha pedido a la Administración General del Estado que respete el derecho de las comunidades autónomas a decidir ser territorio libre de fracking por sus características y también por la opinión de sus ciudadanos, a su juicio contraria a esta técnica prácticamente de manera unánime.