La previsión de ingresos para 2017 distancia al PRC de su socio de Gobierno

De la Sierra, junto a Revilla en el pleno de este lunes.
De la Sierra, junto a Revilla en el pleno de este lunes. / Roberto Ruiz
  • El consejero regionalista Rafael de la Sierra reclama 120 millones más para inversiones y apunta a la Consejería del socialista Juan José Sota como principal obstáculo para conseguirlo

El Presupuesto de Cantabria para 2017 sigue abriendo brecha entre los dos socios de Gobierno: PRC y PSOE. El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra ha insistido este lunes en que la previsión de ingresos y gastos para el año que viene puede crecer en 120 millones y ha asegurado que la mayoría de los socialistas piensan lo mismo.

El vicesecretario de Organización del PRC ha señalado de manera indirecta al consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota (PSOE), como una de las personas que no comparten la tesis del incremento presupuestario.

De la Sierra ha defendido, poco antes de entrar al pleno del Parlamento, que "hacer un planteamiento restrictivo no tiene ningún sentido". El regionalista ha dejado claro que un presupuesto "expansivo de manera razonable no solo es posible, sino absolutamente necesario y una demanda de los ciudadanos".

Los socios de Gobierno esperan llegar a un entendimiento esta misma semana para cerrar el Presupuesto, pese a que aún mantienen un desacuerdo sobre si el gasto de Cantabria puede crecer o debe continuar en las cifras de este año, una discrepancia que deben superar para que haya "fumata blanca".

Airear las diferencias

No es la primera vez que De la Sierra tensa la cuerda para lograr que el PSOE, a los mandos del departamento de economía, acceda a estirar el Presupuesto del año que viene. La semana pasada ya hizo públicas las diferencias entre regionalistas y socialistas al reclamar más dinero para inversiones –especialmente en departamentos como Obras Públicas, Ganadería e Industria, que fueron los que más sacrificios hicieron este año–, después de que la vicepresidenta y líder del PSOE Eva Díaz Tezanos declarase que las cuentas se cerrarían "en unos días" en unas cifras "muy semejantes" a los 2.464 millones de este curso.

"El documento no está ni mucho menos cerrado. Hemos dejado muy claro que no vamos a aceptar que el presupuesto no esté a la altura de las necesidades que en este momento tiene planteadas la Comunidad Autónoma", aseguró el consejero de Presidencia, uno de los hombres fuertes de Revilla.

No es la primera vez que PRC y PSOE airean sus diferencias. Los socios del bipartito escenificaron una crisis por la petición de Podemos de sacrificar al responsable de Sodercán, Salvador Blanco, para sacar precisamente adelante el Presupuesto al necesitar el apoyo de otro grupo político por su minoría parlamentaria. Fue también De la Sierra el encargado de poner a Blanco la soga al cuello al recalcar que "los intereses de Cantabria estarán por encima de cualquier planteamiento de carácter personal". Una situación que abrió la primera crisis entre los dos socios y que llevó a los socialistas a acusar a sus compañeros de Ejecutivo "de ser rehenes" de la formación morada y a dejar claro que "no aceptan chantajes".