Otro camino por la pared

fotogalería

La pared, por la que ya ascendieron ayer, ofrece unas vistas impresionantes. / Pedro Álvarez

  • La Hermida estrena su tercera vía ferrata en el Desfiladero, con 120 peldaños

Está sobre el pozo denominado El Milar, del río Deva, frente a las otras dos que ya existen en La Hermida. Dicen que la aproximación es fácil, porque se llega andando desde la localidad por una pasarela que va encima del río. Y luego, la aventura. La Hermida, en pleno Desfiladero, cuenta desde ayer con una nueva vía ferrata. ‘El Milar’, se une a las dos anteriores existentes en la zona para dotar de un nuevo atractivo de turismo aventura a la zona.

«Técnicamente tiene una graduación media. No es fácil, pero tampoco excesivamente difícil. Pero no es apta para todo tipo de público, siendo recomendable contratar un servicio de guía para realizarla, ya que cuenta con tres tramos muy diferenciados», explicaba Jesús Gutiérrez, de la empresa Alpine Proyet. La vía tiene una entrada por un diedro de 20 metros con unos peldaños un poco distanciados, pero en una diagonal ascendente. «Cuando uno sale del diedro, de repente te sitúas encima del río, en la vertical, a 25 metros de altura, y comienza una travesía ascendente larga de 80 metros, con dos puntos técnicamente complejos. Uno de ellos que desploma y un final de la travesía que tienes que ir por la pared sin peldaño, con agarres naturales», desgrana el experto. Y el viaje no acaba. «Cuando se acaba esa segunda sección, tienes un diedro de salida que sigue la misma tónica, con poco peldaño, y la arista final que llega a la cumbre donde está situada una bandera».

El descenso, por atrás, se lleva a cabo por una zona de encinas que se dirige a una canal hasta el río Deva, donde se tiene pensado poner un puente. El equipamiento de la vía lo ha realizado personal de la empresa Alpine Proyet y los guías son de Ferrata La Hermida.

La inauguración contó con la presencia de José María Ballester, director del proyecto ‘Patrimonio del Nansa y Peñarrubia’, así como de Silvia Camafreita, técnico de la Fundación, que fueron los primeros en ascender. Junto a ellos, Bruno Sánchez (técnico de la Fundación Botín), Secundino Caso (alcalde de Peñarrubia), Eva Caso (directora del albergue de La Hermida) y Pepe Dosal (gaitero mayor de Peñarrubia). «Después del éxito de las dos ferratas anteriores, el éxito está asegurado porque la roca ofrece unas vistas aéreas increíbles», aseguró Caso.