Invita a la ronda por 1.000 euros pero se va sin pagar

Invita a la ronda por 1.000 euros pero se va sin pagar
/ AFP
  • La Policía detiene al cliente de un bar de Ojaiz por irse del establecimiento sin pasar por caja. El hombre pidió copas que elevaron la cuenta hasta 1.030 euros

"Esta la pago yo". La frase la llegó a repetir tantas veces que la cuenta en caja llegó a superar los mil euros. Los camareros de un bar de Ojaiz no daban crédito con la generosidad del hombre, que no hacía distinciones entre otros clientes y personal del establecimiento a la hora de invitar a copas. Pero cuando llegó el momento de meter la mano en el bolsillo se descubrió el pastel. No era generosidad lo que derrochaba aquel hombre cuando llegó la hora de pagar. Lo único que se le ocurrió fue salir corriendo sin mirar atrás por la puerta del local ante el asombro inaudito de todo aquel que presenció y disfrutó de las rondas que se marcó.

Poco le iba a durar la alegría al fugado porque tras recibir la llamada del establecimiento y enterarse de lo ocurrido, la Policía Local mandó a una patrulla hasta Ojaiz para detenerle. A eso de las cinco y media de la madrugada, los agentes capturaron al autor del delito.

Contenedores y coches quemados

Los bomberos de Santander también tuvieron trabajo de madrugada. A las 2.30 horas recibieron un aviso de que se estaban quemando dos contenedores a la altura del número 49 de General Dávila. Inmediatamente acudieron hasta allí pero cuando llegaron las llamas ya estaban quemando cuatro coches que se encontraban aparcados junto a los contenedores.

Los bomberos no tardaron mucho en apagar las llamas que dejaron los dos contenedores, uno de residuos sólidos y otro de papel, totalmente calcinados. También sufrió daños en su interior uno de los vehículos afectados, mientras que los otros tres recibieron daños parciales.