Las alergias ambientales de nuestras mascotas

Las alergias ambientales de nuestras mascotas

Aunque asociamos las reacciones alérgicas en perros y gatos a la primavera, lo cierto es que pueden darse durante todo el año

Raquel Tenorio
RAQUEL TENORIO

Con las temperaturas suaves, la humedad, la polinización de árboles y plantas llega, uno de los problemas más frecuentes que nos traen de cabeza, a cada vez a más propietarios de perros y gatos: las alergias. Aunque asociamos las reacciones alérgicas a la primavera, lo cierto es que pueden ocurrir durante todos los meses del año.

Pero, ¿Qué es la alergia? Pues la alergia puede definirse como una reacción del sistema inmunitario del animal. Sus defensas reaccionan de una forma alterada frente a la presencia de ciertos agentes como los ácaros, pólenes, alimentos o fármacos, entre otros. A estos agentes se les conoce con el nombre de alérgenos. La reacción alérgica se produce cuando el animal entra en contacto con el alérgeno, ya sea a través de la piel, inhalándolo o ingiriéndolo.

Un gato, en la consulta veterinaria.
Un gato, en la consulta veterinaria. / DM

¿Cuáles son las principales alergias que pueden presentar nuestras mascotas?

Alergias alimentarias

Son aquellas producidas por la ingesta de un alimento o un ingrediente concreto. En este sentido, ya nos hemos referido en alguna ocasión a los cereales, pero también alguna proteína animal como el pollo. Estas sustancias causa en algunos perros una reacción hipersensible en el sistema inmunitario.

Alergias por inhalación

En este caso estaremos ante una alergia producida por algo que respira u olfatea nuestra mascota. Las más comunes son el humo (de los cigarrillos, por ejemplo), el polvo y el polen y hongos.

Alergias por contacto

Dentro de estas podemos hablar de dos subtipos: aquellas que se desarrollan por el contacto de la piel del animal con algún alérgeno, como, por ejemplo, productos de limpieza, ambientadores, colonias, champús, collares antiparasitarios, etcetéra; o aquellas desarrolladas por el contacto o la picadura de algún insecto o parásito.

Una vez diferenciadas y clasificadas, vamos a centrarnos en las alergias que más tienen que ver con los agentes ambientales. Según Carlos Vich, veterinario especializado en Dermatología: «Nueve de cada diez casos de prurito de tipo alérgico en perros y gatos es por causas ambientales. Se trata de una hipersensibilidad a un alérgeno como por ejemplo los ácaros del polvo. Esto se debe a que estos animales pasan la mayor parte del tiempo dentro de casa. Hay otras alergias que son producidas por elementos como el polen, las gramíneas y otro tipo de plantas con las que entran en contacto al salir del hogar. El resto de alergias, muy minoritarias, son alimentarias».

Diapositiva que resume la sintomatología de las alergias perrunas.
Diapositiva que resume la sintomatología de las alergias perrunas. / YELLOWPET

Conozcamos un poco mejor estos alérgenos:

Polen

A lo largo de la primavera, los diferentes tipos de plantas (gramíneas o malas hierbas) y muchos tipos de árboles comienzan su etapa de polinización. La presencia de estos pólenes en el aire varía según las condiciones climáticas. Así, en Cantabria, por ejemplo, donde el clima es templado, es posible detectar pólenes durante bastantes meses al año. Por otro lado, las lluvias abundantes favorecen periodos de polinización largos, y el viento hace que la difusión del polen sea mayor y que persista en el ambiente. El polen de las gramíneas es el responsable de la mayoría de las alergias. Estas plantas forman parte, por ejemplo, del césped de cualquier jardín.

Ácaros

Los ácaros son seres microscópicos (de menos de 0,3 mm) de la familia de las garrapatas y las arañas. Las condiciones ambientales son importantísimas para la vida de los ácaros: a temperaturas suaves, humedad relativa alta (por encima del 60%) y en oscuridad se reproducen de forma óptima. Se alimentan de las descamaciones de la piel del hombre y los animales, por ello se acumulan dentro de las almohadas, colchonetas y alfombras, donde hallan alimento y humedad. En primavera y en otoño, con las lluvias y las temperaturas suaves, encuentran unas condiciones ideales para reproducirse y causar problemas a los animales alérgicos.

Hongos

Los hongos producen menos problemas de alergia en comparación con los pólenes o los ácaros. Los que pueden causarla son hongos ambientales como la Alternaria, Penicillium, Aspergillus y Cladosporium.

El baño resulta básico en estos casos.
El baño resulta básico en estos casos. / DM

De nuevo, hacemos referencia a Carlos Vich para encontrar algún posible tratamiento: «lo primero es descartar la existencia de parásitos, como las pulgas o ciertos tipos de ácaros. Después, se debe analizar si hay infecciones y tratarlas. «Una vez tratadas las infecciones es cuando veremos el prurito real de la alergia y podremos comenzar con un tratamiento específico, como por ejemplo medicación, vacunas y champuterapia. Los baños son fundamentales, porque con solo bañar a nuestro perro o gato reducimos muchos los alérgenos, bacterias y levaduras, y con ello también la inflamación y el prurito», comenta Vich. Eso sí, los champús deben ser específicos para perros y gatos, con emolientes y humectantes porque la piel está deshidratada. Asimismo, es recomendable introducir en la dieta ácidos grasos Omega 3 DHA como los que tienen el atún o la sardina.

Me parecen muy acertadas las recomendaciones de Carlos Vich. Los baños rutinarios con champús específicos funcionan en la mayoría de los casos. Siempre que tengamos dudas debemos acudir a nuestro veterinario. Él nos puede organizar la frecuencia de los baños y el champú adecuado para el problema concreto de alergia.

Esperamos haber aportado un poco de luz al asunto de las alergias en perros y gatos. Y tú, ¿tienes alguna historia que contarnos?, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico dmascotas@cantabriadmoda.com.

Nos leemos el próximo sábado con más información sobre nuestros amigos de cuatro patas.

Hasta entonces, ¡feliz fin de semana!

Síguenos en: