El bonito echa el ancla en el Cantábrico

La lonja de Colindres subastó ayer 71.000 kilos y la de Santoña aguarda la llegada, hoy, de otros 45.000

El bonito echa el ancla en el Cantábrico
Antonio 'Sane'
NACHO GONZÁLEZ UCELAY Santander

La lonja de Colindres subastó ayer 67.000 kilos de bonito desembarcados en el puerto por el 'Bustillo' y el 'Manuel Padre', y otros cuatro mil de un barco gallego, preparados ya para salir los tres a por más. Cuando lo hagan, hoy mismo, coincidiendo con la subida de la marea, es muy posible que se crucen con el resto de la flotilla pesquera local, que viene cargada hasta los topes. Como antes el verdel y luego la anchoa, «el bonito está entrando en abundancia», dice el presidente de la cofradía de pescadores colindresa, José Luis Bustillo, que augura otra magnífica costera.

Lo mismo piensa el patrón mayor de los pescadores santoñeses, Miguel Fernández, que ayer anunció que hoy por la mañana se descargarán en el puerto de la localidad otras 45 toneladas. «Tengo toda la flota a bonitos. Los barcos grandes y los barcos pequeños. Y eso es una buena señal», admitía el propio Fernández, moderadamente optimista en cuanto a lo que pueda dar de sí esta tercera gran cita con el mar.

Con semejantes perspectivas arranca pues una costera que se prolongará en el tiempo hasta que España saque del agua el último de los 17 millones de kilos de bonito que le corresponden esta temporada, cuatro millones más que la anterior, que se dio por cerrada a mediados del mes de octubre. «Este año ha aumentado la cuota de pesca, pero no creo que la costera vaya a prolongarse mucho más que la del año pasado», dice Fernández, que, prudente, prefiere esperar a ver cómo se desarrolla la campaña día a día.

Por lo pronto, ayer, lunes, se subastaron unos 4.000 kilos en la lonja de Santoña, que hoy va a recibir esas 45 toneladas a las que se refería el presidente de la cofradía de pescadores santoñesa.

En Colindres

A la misma hora, prácticamente, comenzaba en la de Colindres la subasta de casi 71.000 kilos de túnido recién desembarcados en el puerto por el 'Bustillo' y el 'Manuel Padre', que traían 67.000 entre los dos, y por un tercer barco, gallego éste, que traía en sus bodegas alrededor de cuatro toneladas.

«Y no se ha descargado más porque no han podido pasar más barcos», se lamentó José Luis Bustillo, que volvió a llamar la atención sobre el mal estado de la ría del Asón y sus consecuencias para el sector. «No se está dragando adecuadamente y eso está dificultando la entrada de los pesqueros en el puerto. Nos pasó con la anchoa y nos vuelve a pasar con el bonito, que los barcos no pueden entrar y, al final, acaban haciéndolo en otros puertos como Santoña o Laredo».

Sane

El patrón mayor de la flotilla colindresa, que pide a las autoridades una pronta solución a ese problema, confiaba ayer en que en el transcurso de la semana vayan entrando en su puerto los barcos que así lo tenían previsto hacer para descargar el bonito que traen y que ya empieza a subastarse en las lonjas a precios razonables.

«A 4,75 euros el kilo el pez grande (el bonito de más de siete kilos) y a 4 euros el kilo el pez mediano (el bonito de cuatro a siete kilos)», precisó Fernández. «Bueno, en realidad el grande empezó subastándose a 4,75, pero al final acabó a 3,90», matizó sobre los precios Bustillo, que achaca la rebaja a que el bonito «ya está en todas partes».