Sotileza: aniversario del centro botín
Capítulo 2

El arte del retrato y nuevos paisajes

La nueva sala 'Retratos: Esencia y expresión', que albergará ocho obras maestras del siglo XX cedidas por Jaime Botín, y la inauguración de la exposición 'El paisaje reconfigurado', una selección de obras de la Colección de la Fundación, configuran la puesta de largo del Centro Botín en conmemoración de su primer aniversario

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Un autorretrato de Bacon. La mujer española, según Matisse. Y nombres como Lothar Baumgarten, Tacita Dean, Joan Jonas, Irene Kopelman, Julie Mehretu...El arte vuelve a reinventar los espacios del edificio de Renzo Piano. La diversidad creativa, la pluralidad de miradas y, como excepción, una sala que desde este viernes será permanente. Un conjunto de rostros y paisajes configura la doble propuesta incorporada a la temporada expositiva 2018 de la Fundación santanderina coincidente con el primer aniversario del Centro Botín. En esta celebración el lenguaje artístico, que vertebra los cimientos del proyecto de la Fundación, muestra desde este viernes las nuevas caras de dos trayectos diferentes pero en cierto modo complementarios a la hora de acercarse al arte contemporáneo. El edificio construido sobre el muelle de Albareda durante cinco años celebra mañana su primer aniversario con una programación de actividades culturales dirigidas a todos los públicos que se desarrollarán durante una semana.

Los actos conmemorativos se abren con la inauguración de la nueva sala 'Retratos: Esencia y expresión', conformada por obras maestras del siglo XX procedentes de la colección de arte de Jaime Botín, patrono de la Fundación Botín. Y, por otro lado, la apertura de la exposición 'El paisaje reconfigurado', integrada por una nueva selección de obras de la Colección de la Fundación santanderina. Tras la inauguración oficial, las exposiciones permanecerán este viernes abiertas al público en horario nocturno, de 22.30 a 01.30 horas, mientras en el anfiteatro exterior tendrá lugar un concierto a cargo de la Fundación Tony Manero.

Mujer de rojo. Daniel Vázquez Díaz. Obra de 1931.
Mujer de rojo. Daniel Vázquez Díaz. Obra de 1931.

Henri Matisse, Francis Bacon, Juan Gris, Joaquín Sorolla, Daniel Vázquez Díaz, Isidre Nonell, José Gutiérrez Solana y Francisco Gutiérrez Cossío configuran el universo de 'Retratos', ocho obras maestras destinadas a la nueva sala de la primera planta del Centro Botín.

Cronológicamente, la selección refleja casi en su totalidad el arte del siglo XX, iniciándose con 'Figura de medio cuerpo', creada por Nonell en 1907, y cerrándose con 'Self Portrait with Injured Eye', pintada por Francis Bacon en 1972. Asociada a esta cesión, como se avanzó, con una duración inicial de cinco años renovables, Jaime Botín también dona un millón de euros anuales para cubrir los gastos de mantenimiento y conservación de las obras, así como para contribuir al programa artístico y a la misión social del Centro Botín.

El resto de obras son: Femme espagnole (1917) de Henri Matisse; Arlequín (1918) de Juan Gris; Al baño. Valencia (1908) de Joaquín Sorolla; Mujer de rojo (1931) de Daniel Vázquez Díaz; El constructor de caretas (1944) de José Gutiérrez Solana y Retrato de mi madre (1942) de Francisco Gutiérrez Cossío.

La mayoría de estos artistas se formaron en los años finales del XIX y principios del XX, un periodo complejo por las diferentes corrientes que surgen y los movimientos estéticos que se solapan. Se suceden así el modernismo con Nonell; el fauvismo con Matisse; el cubismo con Juan Gris; la figuración lírica de Cossío; el realismo con Solana; el neocubismo con Vázquez Díaz; el iluminismo postimpresionista con Sorolla o la nueva figuración de fuerte carácter expresionista con Bacon.

María José Salazar, miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín, asegura que el conjunto de obras cedidas presenta tres rasgos comunes: «Máxima expresión a través del color y la luz, utilización de la figura como hilo conductor y focalización en el retrato», que constituyen la esencia de esta selección.

Arriba, Wall Drawing #499. Sol Lewitt.Pirámide con cima plana realizada con lavados de tinta de color superpuesta | bajo, Montaigne/Pemón. Lothar Baumgarten. 1977-85.Instalación, 18 fotografías (gelatina de plata) y dibujo sobre el muro | Femme espagnole. Henri Matisse. Obra de 1917 | Self Portrait with Injured Eye. Autorretrato de Francis Bacon. 1972. 35,8 x 30,8 cm Óleo sobre lienzo.

Esta colección apuesta por grandes creadores en el convencimiento de su importancia y de su calidad. No se trata de una colección al uso, en la que primen nombres o tendencias, sino de una selección de obras conformada en torno al gusto personal de su propietario, que ha reunido un conjunto selecto, con evidentes nexos de conexión, que nos permiten adentrarnos en su particular microcosmos. «La expresión, el sentimiento que muestran los personajes en sus rostros, la esencia como reflejo del espíritu que trasciende a la propia expresión, es unificador. Se palpa un indudable gusto personal del coleccionista en ese aire sombrío y nostálgico que, en cierto modo, sobrevuela todas sus pinturas. Es como si un gran manto transparente de melancolía las envolviera», sostiene Salazar.

De la potente luz en la paleta de Henri Matisse a la visión del mundo perturbadora y absolutamente individual, en la que combinaba sensualidad y brutalidad, de Bacon. De Gutiérrez Solana y su composición simétrica a Sorolla con la delicadeza de sus luces y su restringida paleta.

Viaje por una década

La planta 1 del Centro Botín acogerá los trabajos de artistas de relevancia nacional e internacional que empezaron a crear en las últimas décadas del siglo XX. Nombres como los de Leonor Antunes, Lothar Baumgarten, Tacita Dean, Joan Jonas, Irene Kopelman, Julie Mehretu u Oriol Vilanova revelan los diferentes modos de representar el mundo y ofrecen una perspectiva histórica de la labor de la Fundación Botín en el campo de las artes. Uno de los atractivos reside en que la mayoría de las piezas no han sido expuestas antes. La muestra, que podrá visitarse hasta el 6 de octubre, incluye obras de artistas que han dirigido alguno de los talleres de Artes Plásticas conviviendo con otras de beneficiarios del programa de Becas, creadores más jóvenes que son considerados figuras clave de su generación, caso de João Onofre, Sara Ramo o Ignacio Uriarte.

Retrato de mi madre. Francisco Gutiérrez Cossío. Obra de 1942 del artista cántabro.
Retrato de mi madre. Francisco Gutiérrez Cossío. Obra de 1942 del artista cántabro.

En palabras de Benjamin Weil, director artístico del Centro Botín y comisario de esta exposición, «este mix generacional constituye una importante dinámica de la colección y ofrece una interesante perspectiva sobre la práctica artística del siglo XXI, poniendo de manifiesto la libertad formal que los creadores han ido consolidando a lo largo de los últimos cincuenta años». Además de pintura, dibujo y escultura, 'El paisaje reconfigurado' incluye vídeos e instalaciones multimedia.

Leonor Antunes (Lisboa 1973) reivindica la autonomía material de las esculturas. Miroslav Balka (Varsovia, 1958) refleja la experiencia cotidiana. Lothar Baumgarten (Rheinsberg, 1944) apuesta por el lenguaje de las fotografías y las instalaciones para representar el mundo circundante. Jacobo Castellano (Jaén, 1976), como un arqueólogo del arte, recupera la 'biografía' particular de los objetos. La memoria es clave en Tacita Dean (Canterbury, 1965) que se apoya principalmente en películas de 16 mm y piezas sonoras. Fernanda Fragateiro (Portugal, 1962) reivindica las relaciones entre arte, arquitectura y paisaje. Nuria Fuster (Alicante, 1978) recoge objetos que previamente han sido utilizados, como plásticos, hierros o taburetes, y los transforma en creaciones.

Random intersection. 2017 Cuero y cuerda de cáñamo/ leather, hemp rope Ejemplar único/ unique Adquirido en diciembre de 2017 (Air de Paris, París).
Random intersection. 2017 Cuero y cuerda de cáñamo/ leather, hemp rope Ejemplar único/ unique Adquirido en diciembre de 2017 (Air de Paris, París).

Irene Kolpelman (Argentina, 1974), partiendo de los patrones que encuentra en la naturaleza, los representa a través del dibujo, para luego producir pinturas, esculturas e instalaciones. Joan Jonas (Nueva York, 1936), pionera en la práctica de la performance, el cine experimental y la vídeo-instalación se inspirada aquí en sus últimos viajes y en su descubrimiento del entorno rural cántabro. La obra de Sol Lewitt (Hartford, 1928- Nueva York, 2007) refleja la notable diversidad y evolución de su práctica artística. Julie Mehretu (Addis Abeba, 1970) combina líneas geométricas, dibujos arquitectónicos y proyecciones urbanas con capas de color y otros elementos más personales.

Atrapar y sorprender al espectador es también el objetivo de Joao Onofre (Lisboa, 1976) y Sara Ramo (Madrid, 1975) refleja un extraño ritual con personajes enmascarados. Ignacio Uriarte (Krefeld, 1972) proclama su «arte de oficina» en el que los protagonistas son los objetos que habitualmente tenemos en nuestros espacios de trabajo. La exposición se cierra con la obra de Oriol Vilanova (Manresa, 1980) quien crea su propio paisaje.

ir al capítulo 3 Un año de retratos de vida y cultura