Antonio Soler recorre Málaga bajo la sombra de Joyce

Antonio Soler. /José Ramón Ladra
Antonio Soler. / José Ramón Ladra

El escritor cuenta la vida de su ciudad durante 24 horas en su nueva novela, 'Sur'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El 16 de junio de 2008, el 'Bloomsday', los escritores y edtores españoles Eduardo Lago, Jordi Soler, Enrique Vila-Matas, Malcom Otero, José Antonio Garriga y Antonio Soler fundaron en un pub de Dublín la Orden de Finnegans, un grupo de letraheridos que rendía homenaje a uno de los suyos, James Joyce. Antonio Soler (1956) ha llevado esa inspiración joyciana de las musas (o del bar) al papel en su nueva novela, 'Sur' (Galaxia Gutenberg), un recorrido de 24 horas, en un día de agosto de 2016, por la vida de su Málaga natal, por lo que ocurre en las calles y también por lo que sucede en la realidad soterrada de un abanico de personajes que se cruzan e interactúan para conformar la vida de una ciudad del siglo XXI.

«Escribir del presente era un desafío y no me ha salido una visión optimista», reconoce Soler. «La crisis del 2008 no ha sido sólo económica, ha sido una crisis existencial. La novela nos cuestiona a nosotros mismos porque la vida nos está pasando por encima de la gente, nos está triturando», afirma el escritor, que retrata en sus páginas a adolescentes, adultos y mayores y a personas de toda condición social, combinando en la narración la primera persona y la tercera con otros recursos, como mensajes de Whatsapp.

Soler no piensa que cualquier tiempo pasado fuera mejor, pero si añorase una época, esa serían los años 90. «En aquella década el Estado del bienestar se ampliaba gracias a la socialdemocracia, se habían alcanzado cotas sociales más altas y nunca el ser humano había vivido tan bien. Pero todo aquello», insiste, «fue antes de la crisis».

El Sur es también una frontera, la que ahora separa al mundo rico del pobre y que la inmigración hace visible cada día. «Frente al Sur simbólico e idílico, hay otro Sur que también existe y que no es el paraíso», constata Soler. Para sus objetivos literarios Málaga encajaba como un guante. «Es una ciudad que ha crecido mucho, donde vive mucha gente de fuera y donde el turismo ha llegado de manera masiva. El reto es que no muera de éxito, que no muera por avalancha, y que no se convierta en un parque temático».

'Sur' es la novela más ambiciosa de Soler y con ella acaba de ganar el I Premio de Narrativa Alcobendas Juan Goytisolo, un galardón que suma al Premio Herralde, al de la Crítica, al Primavera de Novela o al Nadal, conseguidos con obras como 'Las bailarinas muertas', 'El nombre que ahora digo' o 'El camino de los ingleses'. Su anterior novela fue 'Apóstoles y asesinos'.

 

Fotos

Vídeos