El Club Atlético Laredo cumple 50 años

La entidad pejina celebrará el próximo sábado, 27 de octubre, una comida de hermandad que tendrá lugar en el Club Náutico de Laredo

Alumnos de la actual Escuela Municipal del Club Atlético Laredo. /DM
Alumnos de la actual Escuela Municipal del Club Atlético Laredo. / DM
Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

El Club Atlético de Laredo está de celebración. Este año conmemora su cincuenta aniversario y, con tal motivo, ha organizado una comida de hermandad que tendrá lugar el próximo sábado, 27 de octubre (las invitaciones al evento están disponibles en la Cafetería Riviera hasta mañana a un precio de 50 euros adulto y 25 para niños), en el Club Náutico de Laredo.

«Se trata de una ocasión para el encuentro de exatletas, entrenadores, directivos, familiares y demás allegados que deseen disfrutar las vivencias de este histórico club pejino», apunta Raúl Fuica, presidente de esta entidad.

Los inicios del atletismo en Laredo se vinculan a dos grandes atletas, Ángel Revilla y Poli Revuelta. «Puede decirse que atletismo pejino nació con ellos», según señala Fuica. Hasta mediados los años 60, el atletismo se desarrolló en el frente de Juventudes y, posteriormente, como una sección dentro del Club Deportivo. Pero diversos motivos y las ganas de crecer como entidad propia, dan como fruto en 1968 la fundación del actual Club Atlético Laredo. Fernando Portero (presidente), Alfonso Oruña (secretario) y Óscar Gutiérrez (vicepresidente) fueron las cabezas visibles de esa primera etapa.

Fernando Portero, Alfonso Oruña y Óscar Gutiérrez fueron las cabezas visibles de la primera etapa

«El primer logro ya estaba conseguido, uno de los primeros clubes que era fundado por sus propios atletas». A partir de aquí, y dirigidos por Óscar Gutiérrez (más de diez años de presidente) el club comenzó a dar sus primeros pasos firmes. «Recordamos viajes por toda Cantabria para competir por las pistas de ceniza y los entrenamientos multitudinarios en la Alameda Miramar, en la playa o en el Camping Laredo. Los medios eran escasos pero las ganas y la ilusión desbordante», apunta el presidente actual.

Fuica recuerda con especial cariño los viajes que realizaban a Francia, «¡que divertidas excursiones!». «Viajes que servían para recoger buenas ideas y trasladar a Laredo la experiencia organizativa, era la época del Cross Internacional Costa Esmeralda».

En 1969 y en 1981, con la organización del Campeonato de España Juvenil, y en 1974, con el Campeonato Absoluto de cross (Carmen Valero y Mariano Haro como vencedores), encumbran al club como un modelo de organización.

Atletas tras una competición celebrada a finales de los años setenta del siglo pasado.
Atletas tras una competición celebrada a finales de los años setenta del siglo pasado. / Mariano Riego

En el año 1987 se procedió a la inauguración de las pistas de atletismo de Laredo

Pero Laredo también destaca como una de las ciudades pioneras de las carreras de fondo en España. En 1977, con el Campeonato de Gran Fondo (la actual media maratón), comienza la época de las grandes organizaciones en asfalto.

En 1978, 1980, 1982 y 1983 se celebran cuatro ediciones del campeonato de España de Maratón. El colofón llega en el año 1983 con la II Copa de Europa de Maratón, prueba retransmitida en directo en RTVE para toda España y en la que el Club Atlético Laredo fue reconocido por su éxito organizativo tanto por la RFEA (Real Federación Española de Atletismo) como por la Asociación Europea. El doble campeón Olímpico Cierpinsky (RDA) y Gumerova (URSS) fueron los vencedores en una épica competición. Laredo figura en la estadística junto a las ciudades de Roma, Helsinki, Munich, Budapest o Berlín… «ahí es nada».

A partir de 1983, con Francisco Padilla al frente (17 años en el cargo) se continua con las excelencias organizativas, se celebran en 1985 y 1989 dos nuevos campeonatos de Maratón, y otro de Gran Fondo.

En el año 1987, se produce un hecho importante y deseado, según resalta Fuica, «la espléndida inauguración de las pistas de atletismo». «Fue una imborrable jornada con los más grandes atletas españoles de la época en liza: José Alonso Valero, Javier Moracho y el gran Jose Manuel Abascal entre otros».

Es la época de concentraciones de la selección nacional de fondo, torneos autonómicos y de innumerables campeonatos de Cantabria. La actividad en los años 90 fue «efervescente». Los récords de Cantabria y los medallistas regionales del club eran incontables.

También en 1987, y por encargo del Ayuntamiento de Laredo, el club llevó el acta de hermanamiento entre Laredo y Cenón, una travesía por relevos desde Laredo… por todo Francia. 500 kilómetros y casi dos días corriendo sin parar.

Participantes en el Campeonato de España de Maratón celebrado en Laredo en 1983.
Participantes en el Campeonato de España de Maratón celebrado en Laredo en 1983. / M. Riego

También quedará grabado en el recuerdo de los laredanos el 25 de junio de 1992, ya que cerca de 30 atletas fueron los encargados de llevar la antorcha olímpica a su paso por Cantabria. «Todo un orgullo», apunta el presidente.

Fuica reconoce que es imposible cuantificar el número de campeones regionales o victorias en pruebas importantes que ha cosechado el club que representa «Es irresistible destacar a atletas de la talla de Lorenzo Gutiérrez, Alberto Díaz de la Gándara, Alfonso Oruña, Javier Cortezón, Asunción Sinovas, Tomás de Teresa, Javier Oruña, Julio Mora, Toñi Negrete, Federico Marsella o Antonio Peula…». Todos ellos internacionales o medallistas en campeonatos de España.

A nivel colectivo, el ascenso en 1980 a la Segunda División Nacional, época en la cual el Atlético Laredo era la «virtual» selección cántabra, la mayoría de sus componentes eran indiscutibles. «Las listas del top-10 del ranking cántabro absoluto sigue poblada por atletas del Club Atlético Laredo, aunque solo el añorado Javier Cortezón, en Martillo, es en la actualidad el único que se conserva en lo más alto, con su marca de 65,30 metros desde el año 1974 en Ginebra».

Los años más difíciles

El presidente del colectivo laredano asegura que no siempre fueron años felices los que ha vivido este club deportivo. «Con la entrada del nuevo siglo, la entidad pasó dificultades y apenas logró sobrevivir. Es desde el año 2003 cuando recoge las riendas del club una joven y entusiasta directiva con el objetivo de recuperar todas las bases del club... hasta hoy».

Se retoma de nuevo el atletismo de base y los entrenamientos ( hoy en día hay cerca de 50 fichas federativas), se recupera el Cross Costa Esmeralda (Martín Fiz, Abel Antón o Fabián Roncero presentes entre la ediciones recuperadas), se recupera en 2011 la maratón y media maratón, que continúan en la actualidad, y entre medias la celebración de «brillantes ediciones de millas nacionales».

En otros ámbitos, en 2010 se realizó la primera ruta corriendo por relevos desde Laredo a Yuste emulando la Ruta de Carlos V y, además, los dos mejores atletas españoles de la historia como Fermín Cacho, en el cuarenta aniversario, o Ruth Beitia, en la inauguración de la escuela de atletismo en 2014, forman parte ya de los recuerdos del club.

De cada al futuro de este club, su presidente actual tiene un deseo fundamental: «Que las nuevas generaciones conozcan y aprecien la historia del club y se pueda garantizar un relevo generacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos