Fútbol / Segunda B

La Gimnástica quiere a Alberto Gómez

El futbolista Alberto Gómez durante su etapa en el Caudal./Daniel Pedriza
El futbolista Alberto Gómez durante su etapa en el Caudal. / Daniel Pedriza

El ex del Caudal y del Racing está en el punto de mira de Chalana, que ya ha iniciado las conversaciones con el jugador

J. COMPOSTIZO TORRELAVEGA.

Alberto Gómez, es el nombre que está grabado en la agenda de Carlos Bolado, director deportivo de la Gimnástica. El futbolista de Santa María de Cayón es la apuesta del secretario técnico para reforzar el centro del campo. Una idea que Chalana tratará de materializar ahora que ya puede dar por cerrado el capítulo de renovaciones. Alberto Gómez es un mediocentro de 22 años que en la última temporada fue titular con el conjunto asturiano del Caudal, con el que disputó 22 partidos entre Liga y Copa y también anotó un gol.

El conjunto blanquiazul, que trabaja con celeridad para formar la plantilla que iniciará el 16 de julio la pretemporada, tiene el punto de mira puesto sobre este sub 23 que cuenta con una buena experiencia en Segunda División B tras vestir las camisetas del Racing y del conjunto de Mieres. Alberto Gómez se curtió como futbolista en las secciones inferiores del Racing e inició su carrera en el filial racinguista con el que jugó una temporada en Tercera División. Después dio el salto al primer equipo en la temporada 2016-2017, aunque no tuvo muchas opciones y al año siguiente firmó por el Caudal de Segunda División B. Las negociaciones entre Chalana y el jugador se iniciaron hace ya unas semanas y posiblemente lleguen a buen puerto en los próximos días.

Alberto es un talentoso mediocentro que cuenta con numerosas virtudes, entre ellas la facilidad de generar continuidad en el juego a ras de suelo. Además es apto para desempeñar tareas de contención y no duda en sumarse al ataque si así lo requieren las circunstancias, ya que goza de una buena pierna derecha para los disparos a media y larga distancia. Chalana baraja el fichaje de este centrocampista como una de las mejores soluciones para reforzar la medular del club blanquiazul. Alberto Gómez no es creador, pero no se arruga ante ningún rival y está predispuesto a crecer como futbolista y evolucionar en un campeonato como es la Segunda División B, en la que disputa su tercera temporada consecutiva.

La dirección deportiva de la Gimnástica trabaja a destajo para encontrar en el mercado estival las piezas que se antojan necesarias para arrancar después de cinco temporadas un nuevo curso en Segunda B y en este caso las gestiones se aceleran aún más por el interés que Chalana tiene en el futbolista.

La buena relación entre el jugador y el director deportivo de la entidad torrelaveguense puede jugar un papel fundamental en la llegada del de Santa María de Cayón, que podría convertirse pronto en una pieza más a disposición de Pablo Lago. El jugador, que es ahora mismo un agente libre, está más cerca que nunca de regresar al fútbol cántabro para jugar en El Malecón defendiendo los colores blanquiazules con el objetivo común que une a todos los jugadores a las órdenes de Pablo Lago, lograr la permanencia en Segunda B, una categoría en la que Gómez tiene experiencia. Ahora toca esperar.

El club ata al centrocampistaVíctor Fernández por una temporada más

La Gimnástica avanza con paso firme. Su último movimiento es la continuidad del centrocampista Víctor Fernández, de 24 años, que el club hizo oficial ayer. Un movimiento con el que el conjunto blanquiazul da por cerrado el capítulo de renovaciones y que a su vez le permite zambullirse de lleno en el mercado de fichajes. Unas aguas en las que ya ha dado sus primeras brazadas con las incorporaciones de Adrián Peón, Diego Rozas, Dani Salas, Cusi y Borja Docal.

La renovación de Víctor obedece a la intención de la Gimnástica de mantener el bloque fuerte de su primera plantilla y reforzarse en puestos claves para confeccionar un grupo capaz de todo en la 2018-2019, aunque sin olvidar, eso sí, que el objetivo primordial es la permanencia. En este sentido la presencia de Víctor es importante para el club de Torrelavega. Desde la entidad blanquiazul ven en el centrocampista un baluarte y ejemplo de compromiso y regularidad, además de ser uno de los pesos pesados del vestuario. Su trayectoria le avala, tanto es así que el director deportivo gimnástico, Chalana, destaca «su impresionante calidad técnica y el excelente desplazamiento de balón, características que lo hacen un jugador de superior categoría».