Fútbol /Gimnástica

El Malecón prepara su finalísima

Nacho Rodríguez (centro) intenta controlar el balón ante un rival del Calahorra/Alberto Aja
Nacho Rodríguez (centro) intenta controlar el balón ante un rival del Calahorra / Alberto Aja

Aficionados, exjugadores y extécnicos de la Gimnástica consideran casi definitivo el encuentro del domingo ante la Real Sociedad B y piden «apoyo» para el conjunto blanquiazul

JOSÉ COMPOSTIZO Torrelavega

A diez jornadas para el final de la Liga, cada jornada ya es más que importante. Y a cuatro puntos del puesto de promoción y a siete de la salvación, a la Gimnástica se le acaban las oportunidades. La primera de ellas llega este domingo en El Malecón ante la Real Sociedad B. El primer Día D para los de Mori. Por delante quedarán otros nueve para lograr el objetivo de la permanencia.

La trascendencia 'in crescendo' de lo que viene no se palpa sólo en el propio club. El entorno del equipo blanquiazul se debate entre el pesimismo por lo vivido a lo largo de la temporada y el optimismo que aún permiten los números. Una de la peñas del conjunto de la capital del Besaya es la Socarreña. Fernando Fernández, su presidente, no niega que acusa la temporada por la que navega la Gimnástica, pero sus integrantes ya preparan sus gargantas para empujar al grupo de Dani Mori hacia una permanencia que ha entrado ya más en el terreno de la fe que en el de la esperanza. «Las finales vienen siendo desde hace ya un mes», reconoce Fernández, aunque piensa que aún hay muchas posibilidades de poder escapar de los puestos de descenso. «Para salir de ahí abajo la gente tiene que apoyar a la Gimnástica. Si el público no apoya desde el minuto uno hasta el final, me parece que va a ser muy difícil y vamos a bajar a Tercera antes de lo que nos pensamos», reconoce.

El representante de la peña blanquiazul les pide a los jugadores «que piensen que tienen detrás una afición que siempre estará con ellos. Pero esa afición tiene que dar el tope. Nosotros siempre hemos sido fieles a lo que dice nuestro eslogan. 'Nunca estarás sola'». Porque en El Malecón, señala, «no sólo tiene que estar cantando Orgasmos del Besaya, sino todas las peñas. Ahora es cuando hay que estar más que nunca con el equipo, porque es cuando lo necesita. Cuando va bien no necesita nada». El presidente de la Socarreña manda un mensaje a los aficionados gimnásticos. «Que hagan un esfuerzo y acudan al campo, para que la temporada que viene no se lamenten de que tengamos al equipo de nuevo en Tercera».

Ese apoyo de los aficionados es más que importante en un partido como el del domingo, que puede ser casi definitivo para los de Dani Mori. «Estamos ante una final. De hecho todos los partidos que nos quedan lo son», afirma Julio Engonga, exfutbolista en la década de los ochenta y que estará el domingo en el estadio torrelaveguense. «Llevamos muchas finales, pero esta pudiera ser la definitiva», asevera el centrocampista. «Todo lo que no sea ganar supondría empezar a pensar en Tercera, aunque todavía quedasen posibilidades matemáticas. Ganar nos serviría probablemente para volver a coger esa dinámica de victorias, pero si no es así lo tenemos difícil», reconoce Julio, que desde su experiencia les recomienda a los jugadores que «tengan tranquilidad», porque «saben que desde fuera les estamos apoyando».

Una de las voces más autorizadas para hablar sobre la Gimnástica es la de quien fue uno de sus jugadores más carismáticos y capitán, Nando Vidiella. «Ya se va acabando la temporada y los partidos tienen más trascendencia, sobre todo cuando jugamos en casa». El partido del domingo es importante a más no poder. «No podemos dejar pasar más oportunidades. Esta es la primera final y hay que ganarla». Y es que el jugador que más veces ha vestido la elástica blanquiazul también pasó por esta situación en su época, ya que sufrió un descenso. Por eso ahora les recomienda tranquilidad a los jugadores. «El equipo tiene que estar más juntito, más animado y más involucrado y si entre todos podemos poner un poquito de nuestra parte para ayudarle, bienvenido sea». De lo que está seguro el que fuese capitán de la Gimnástica es de la respuesta de la afición ante la Real Sociedad B. «La gente va a estar el domingo, sin duda. Porque cuando el equipo lo ha necesitado, siempre ha estado».

Fiable en casa

Jimmy Álvarez fue entrenador de la Gimnástica durante tres temporadas. La experiencia en los banquillos le sirve para saber cómo se encuentran ahora los jugadores del conjunto blanquiazul. «Lo que necesitan es tranquilidad para poder enfrentarse con garantías a un equipo que tiene los mismos objetivos que nosotros, aunque el de ellos es el ascenso». Lo más importante para conseguir la salvación, según Álvarez, es «ser fiable en casa». Admite que la situación «no es para estar contentos», sino para ayudar y destacó que «la única esperanza para salir de esta situación pasa por el apoyo de todos». «Vamos a mirar de hoy para adelante», comenta. «Hay que ganar seis partidos y el objetivo es el del corto plazo: vencer el domingo. La Gimnástica siempre se ha caracterizado por su entrega y no por escatimar nada por conseguir la victoria. Por eso tengo fe en el equipo», afirmó.

Otro extécnico de la casa, Lolo Herrera, acude todos los domingos a El Malecón cuando juega el equipo blanquiazul. Él resta algo de trascendencia al partido ante el filial donostiarra. «El encuentro del domingo no se puede considerar una final, porque aunque lo ganes no sales de ningún sitio. Sólo es un partido para sumar puntos», advierte. A su juicio, «la salvación está muy complicada», ya que «la Gimnástica tiene el mismo calendario que el Tudelano», que actualmente tiene siete puntos más que los blanquiazules y es el equipo que marca la salvación. «Es muy difícil llegar ahí».

Respecto a sus recetas para escapar de esta situación, Herrera apunta que «la Gimnástica lo que tiene que hacer es ganar y después de los resultados que se den pensar en que la próxima semana tiene otra oportunidad, pero con una jornada menos». Además, el exentrenador blanquiazul recuerda el calendario que aún le queda al conjunto torrelaveguense hasta el final de la temporada. «Es para echarse a temblar, porque tiene que jugar contra cuatro de los cinco primeros clasificados prácticamente seguidos –Real Sociedad, Mirandés, Racing y Barakaldo–. A la Gimnástica sólo le queda el enfrentamiento ante el Izarra para poder recortar puntos entre ellos», concluye.