Bolos

Riotuerto prepara el cambio tranquilo

Directivos, jugadores y allegados de la Peña Bolística Riotuerto Hotel Villa Pasiega, este viernes durante su cena de final de temporada./Antonio 'Sane'
Directivos, jugadores y allegados de la Peña Bolística Riotuerto Hotel Villa Pasiega, este viernes durante su cena de final de temporada. / Antonio 'Sane'

La peña de La Cavada cerró anoche el curso con su fiesta en el Hotel Villa Pasiega

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Riotuerto Hotel Villa Pasiega cerró este viernes otro año de crecimiento. Sin títulos en esta ocasión, malacostumbrando como ha hecho a su afición en un quinquenio histórico para los cañoneros, pero firmando de nuevo un gran curso en lo deportivo y lo social que deja solo el poso agridulce de las despedidas y de la renovación de una peña que ahora sacrifica en cierto modo el corto plazo en una ambiciosa apuesta de futuro.

Y es que la Peña Bolística Riotuerto cerró la temporada con su ya tradicional fiesta de fin de curso en los salones de su patrocinador principal: el Hotel Villa Pasiega de Hoznayo. El presidente de la peña, José Antonio Abascal, quiso premiar en esta gala a quien ya es, como lo fue ya antes su padre Ramón, una institución del club de La Cavada: Rubén Túñez, que cumple veinte años en las filas del equipo. Recompensaba así la fidelidad a un equipo que es el de su pueblo en un momento en el que los cañoneros van a perder a dos de sus efectivos.

También se reconoció a la Estación de Servicio de La Cavada, que año tras año colabora con la peña con un patrocinio que la directiva quiso agradecer. Y reconocer así el compromiso, fidelidad en el apoyo y esfuerzo a una empresa siempre vinculada a una peña que desde la modestia (su presupuesto sigue sin alcanzar los 60.000 euros) se ha consolidado entre los grandes equipos de la Liga.

Además de repasar la temporada, la convocatoria sirvió para decir adiós a Alberto Díaz, este año capitán de los cañoneros y que pone fin a una larga etapa en La Cavada, y al zurdo Chin Velasco, ambos con destino a Hermanos Borbolla Villa de Noja.

Para sustituirles llegan dos jóvenes valores: Javier Arozamena, que ya ha jugador en División de Honor con La Rasilla y Sobarzo, con la que se ha proclamado este año campeón de Copa y de Copa Apebol, y Javier Cacicedo, un joven formado en la Escuela de Bolos Manuel García que tras una etapa en el filial de Hermanos Borbolla (llegó a debutar con el primer equipo) tendrá ahora la alternativa, con solo 18 años, en la partida titular de Riotuerto.

Seguirán en la peña Gabi Cagigas y Ramón Túñez, convertidos ya por trayectoria, ascendencia y naturaleza en los dos grandes líderes del equipo, y el quinto: David Abascal. Los cañoneros han armado así para la próxima temporada un equipo integrado por tres canteranos (Túñez, Cacicedo y Abascal), todo un campeón de Cantabria como Cagigas y Arozamena, toda una apuesta de futuro de una peña que tras conocer que perdería a dos de sus efectivos con destino a Noja y fracasar en la contratación de Manuel Domínguez, con quien no llegó a un acuerdo económico, ha decidido apostar por el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos