Tras la senda de Tete y Salas

Con su séptimo título, Óscar es ya el tercer jugador más laureado de la historia en el Nacional | A un ritmo demoledor,el de Liérganes se aseguró un nuevo entorchado y sigue progresando entre los más grandes de todos los tiempos

Óscar González celebra su título señalando con sus dedos un siete; el de sus siete entorchados (dos de ellos correspondientes al Interautonómico)./Antonio 'Sane'
Óscar González celebra su título señalando con sus dedos un siete; el de sus siete entorchados (dos de ellos correspondientes al Interautonómico). / Antonio 'Sane'
ASER FALAGÁN

Con su séptimo título Óscar ya es leyenda. En realidad ya lo era, pero su victoria de ayer le pone un peldaño por delante de otro tótem bolístico como JesúsSalmón, el tirador con más trofeos de la historia, en la madre de todas las competiciones: el Campeonato de España. A sus 40 años el Junco (Liérganes, 1978) ya es el tercer jugador con más entorchados individuales, solo por detrás de Tete Rodríguez (once) y JoaquínSalas (diez). Por detrás de él quedan nombres como los de Cabello, Ramiro, Linares y Escalante. Y, por supuesto, los de Salmón, que suma seis entorchados, y Rubén Haya, con cinco. Un valor añadido, porque sumar siete títulos como contemporáneo de dos de los mejores bolistas de la historia en plena era de los récords confiere aún más mérito a la gesta.

Lo hizo además con récord. Como lo hizo Víctor González en el Campeonato de Cantabria. Aquel fue absoluto, no solo de la competición.Pero Óscar dio la sensación de que de haberlo buscado podía haber caído.

«La verdad es que estoy muy contento, cómo no voy a estarlo. Ganar un Campeonato de España es muy emotivo y en esta bolera todavía más», reconocía aún en el corro, segundos después de llevarse el abrazo de Salmón. Y la ovación del público. Como ya la había recibido varias veces.Era el hombre del día.

Ver más

Y es que la Bolerona es un talismán para él. «Ya me hizo campeón y otra vez conseguido aquí», recordaba con más emoción de la que se podría suponer en un tirador insultantemente acostumbrado a ganar.A encadenar un título tras otro. Aunque este se le había negado hasta tres veces consecutivas, quizá por lo caro que se han puesto unos bolos en los que que, cuando entran en juego los nuevos colosos, 130 son pocos.

«Más que uno mismo, porque ya te vas acostumbrando, lo que te emociona es el apoyo de la gente que te sigue y que te arropa. Eso es lo que hace que me emocione, y esa gente se lo merece todo».

Jesús Salmón, que defendía el título, remontó un día más hasta llegar a la final, en la que se la jugó buscando el emboque, pero pese al gran espectáculo que dio se tuvo que conformar con el subcampeonato.
Jesús Salmón, que defendía el título, remontó un día más hasta llegar a la final, en la que se la jugó buscando el emboque, pero pese al gran espectáculo que dio se tuvo que conformar con el subcampeonato.

El triunfo llegó por delante de un Jesús Salmón que estuvo pletórico, pero que como le ocurrió a Víctor González pagó los escasos 127 bolos (sí, para estos superclase 127 son pocos). Se llevó aplausos, ovaciones e incluso alguna felicitación. Pero al que le tocaba dar la enhorabuena era a él. En concreto, a un Óscar pletórico que se mostró imbatible.

Pese a su gran juego, nada pudo hacer: «Lo he intentado, pero hoy ha sido imposible. El Junco ha estado a un nivel muy bueno y todo lo que puedo hacer es felicitarle por el título y por su gran juego, que es lo que toca hoy –por ayer–».

«Yo he disfrutado del juego y esta bolera», reconocía unSalmón contagiado del inigualable ambiente que se vivió en una bolera llena. Tanto como para acercarse a los 3.000 espectadores –no llegaron, pero a falta del dato oficial pudo superarse el máximo de localidades de asiento–. Tanto que se colocó –literalmente– el cartel de 'Localidades agotadas'.

Se colgó el cartel de 'localidades agotadas'.
Se colgó el cartel de 'localidades agotadas'. / Antonio 'Sane'

Protagonistas

 Se cerraba así una Semana Bolística en la que Óscar González fue el gran protagonista no solo por su brillante campeonato de España, sino porque también se llevó el Torno del Millón en una semana mágica para él. Solo le faltó la Copa FEB, pero esta temporada no ha sido en absoluto la de su peña, Hermanos Borbolla, que se ha quedado en blanco y verá además marchar a Salmón e Iturbe.

Frente a esa situación, los bolos recompensaron el trabajo de Gerardo Castanedo con una inesperada victoria de Puertas Roper en una Copa FEB que sirvió además para despedir a Emilio AntonioRodríguez. El mayor de los hijos de Tete ya había renunciado hace varias temporadas al Circuito individual, pero se había mantenido en activo (con el parón de 2014 por lesión) en la competición por equipos. Los últimos años lo había hecho en El Parque, con los que en esta etapa se ha despedido con un título en una peña que también vivirá una profunda reestructuración, mucho mayor que la de Borbolla. De hecho, podría cambiar incluso su denominación oficial, aunque aún no ha confirmado nada oficialmente ni en uno ni en otro sentido.

Por último, también dijo adiós José Luis Mallavia, en los últimos años quinto bolista de Casa Sampedro y que vivió con esa función su último partido como jugador en activo en la mejor sede posible: la catedral de los bolos.

San Vicente será sede hoy de un concurso del Circuito

La bolera de El Parque de San Vicente de la Barquera es sede hoy de un nuevo concurso para jugadores de Primera Categoría, valedero para ambos circuitos. En él se darán cita los ocho mejores jugadores de las tiradas clasificatorias, que actuarán de orden inverso a la clasificación. Nacho Migoya, José Carlos Alonso y David Penagos empataron a 125 en la previa. Por encima de ellos se clasificaron para la fase final del concurso Rubén Haya, con 126 palos derribados;Lolo Lavid, con el mismo registro;Francisco Javier Puente, también con 126;Raúl Fernández, con 127;idéntica cifra a la de Antonio Sagredo, y Víctor González, el gran favorito, logró su plaza tras echar a tierra 133 bolos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos