Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Un sopapo para estrenar el año

Un sopapo para estrenar el año
LOF

El equipo de Iván Ania, que contó con la titularidad de Alberto Noguera, volvió a evidenciar una importante dificultad para crear ocasiones

Sergio Herrero
SERGIO HERREROLogroño

El estadio de Las Gaunas ha sido caldo de cultivo de personajes míticos en el fútbol español en el entorno de aquel extinto Club Deportivo Logroñés que llegó a codearse con los más grandes en Primera División. Tato Abadía, Iturrino, Poyatos, Cleber, Atila Kasac... Esos cromos forman parte de los recuerdos balompédicos más entrañables de quienes ya superan la treintena. Y luego estaba aquel entrenador argentino... ¿Cómo se llamaba? Ah, sí, Carlos Aimar. Cuando sus futbolistas saltaban al césped, en la boca del túnel de vestuario, les atizaba un manotazo en el pecho que a alguno casi le dejaba sin respiración. Y eso es lo que se llevó el Racing de Logroño. Para inaugurar 2019. Un sopapo y un saco de carbón. La segunda derrota de la temporada; el tercer encuentro consecutivo sin ganar y el colchón en serio peligro a la espera de lo que pase durante este domingo. El Mirandés se puede colocar a dos puntos. Quizá la derrota ante la Unión Deportiva Logroñés fue un castigo demasiado severo, pero una victoria tampoco mereció el equipo de Iván Ania.

1 UD Logroñés

Miguel, Juan Iglesias, Flaño, Caneda, Bobadilla, César Remón, Ñoño (Santos, min. 68), Carles Salvador, Víctor López (Ander Vitoria, min. 82), Rayco (Andy, min. 33) y Rubén Martínez.

0 Racing

Iván Crespo, Buñuel, Julen Castañeda, Óscar Gil, Olaortua (Quique Rivero min. 86), Sergio Ruiz, Cayarga (César Díaz, min. 69), Rafa de Vicente (Dani Segovia, min. 69), Jon Ander, Alberto Noguera y Enzo Lombardo.

Goles.
1-0, min. 58:Ñoño.
Árbitro.
Velasco Arbaiza (Comité Vasco). Amonestó a los locales Iglesias y Flaño y al visitante Enzo Lombardo.
Incidencias.
Las Gaunas. Con césped en regular estado, en una tarde fría pero de cielos despejados.
Público.
Unos 1.500 espectadores en las gradas del estadio riojano, con unos 300 seguidores verdiblancos que acompañaron a su equipo.
El detalle.
El encuentro tuvo como principal novedad el debut de Alberto Noguera como nuevo jugador racinguista. El mediapunta fue titular y dejó buenos detalles de lo que le puede aportar al equipo de Iván Ania. Los Reyes Magos efectuaron el saque de honor en el descanso del encuentro.

Como un niño en la mañana de este sábado, Iván Ania no tardó demasiado en quitar el envoltorio y comenzar a sacar partido al regalo que Chuti Molina le dejó hace unos días en el vestuario. Alberto Noguera llegó el lunes para ser titular ya en Las Gaunas. El asturiano le colocó en la mediapunta, como sustituto del lesionado Cejudo. La otra novedad en el once fue la suplencia de Nico Hidalgo, que se encontraba enfermo desde la noche anterior. La banda derecha la ocupó Berto Cayarga.

Sobre el césped se dieron cita dos equipos con similar filosofía. Querencia por salir desde atrás con la pelota controlada. Aunque la mayor verticalidad de la Unión Deportiva Logroñés no tardó en poner en graves aprietos a los cántabros. Olaortua, que volvió a cubrir la baja del lesionado Figueras, tenía la tarde torcida. El central vasco, en lugar de despejar, le dejó la pelota fácil a Ñoño en la izquierda. El extremo se internó sin oposición en el área, pero su tiro, flojo y centrado, lo atrapó Iván Crespo. Apenas unos minutos después, otro susto. Despiste de la zaga visitante que permite a Víctor López llegar solo a los dominios del meta de Viveda. El intento del delantero se estrelló en el cuerpo del arquero.

Dos disparos muy lejanos de Rafa de Vicente que no encontraron portería fueron las acciones más peligrosas de un Racing que sí, tocaba y tocaba en la frontal del área con un talentoso Noguera, pero, una semana más tenía graves problemas para pasar esa última línea de zagueros. Eso, añadido a las dudas de la retaguardia verdiblanca, era un cóctel que podía sentar mal en cualquier momento. Y tomarse un caldo en mal estado en Logroño debería estar penado. Un centro chut de Cayarga en una falta no lo alcanzó Jon Ander y Miguel lo atrapó con dificultades.

Alberto Noguera venía con las pilas puestas. Preparado para estrenar. Y en el minuto 38 decidió sacar la tarjeta de visita. Qué jugada. El madrileño enfiló el vértice del área y a partir de ahí comenzó a desbordar rivales como si fuesen conos. Cuando ya no quedaba ninguno, su disparo, duro, lo mandó Miguel a córner. El nuevo había encontrado por fin el camino. Coincidiendo además con la lesión de Rayco en las filas rojiblancas, el Racing logró hacerse dueño del juego en los últimos compases de la primera mitad. Sin premio, pero con mejor pinta de cara a la segunda parte.

Carbón

Los Reyes Magos saltaron al césped de Las Gaunas en el descanso y Melchor efectuó el saque de honor, después de que Iván Crespo les diese la mano a los tres y quizá, en voz baja, les pidiese un adelanto en forma de tres puntos para la tarde de Reyes. Aunque Sus Majestades se marcharon a trabajar con una camiseta rojiblanca, así que daba la sensación de que el Racing se iba a tener que buscar la vida. Un centro de Buñuel, tras una buena jugada colectiva de los verdiblancos, lo cabeceó Jon Ander en el primer palo. Desviado. Poco después y tras un córner botado por Cayarga, el rechace le cayó a Rafa de Vicente, cuya volea se marchó a la izquierda de la meta de Miguel. La Unión Deportiva Logroñés respondió con un tiro de Rubén Martínez que atrapó Iván Crespo.

Sin embargo, la defensa racinguista volvió a fallar. Mal despeje de Olaortua. El caso es que Ñoño se quedó solo delante de la portería cántabra y fusiló al arquero racinguista. Tal vez el parón navideño no le ha venido tan bien a un Racing que ya llegaba a Logroño después de dos encuentros consecutivos sin conocer la victoria. La cuesta de enero empezaba bien pindia para los de Iván Ania.

Al técnico asturiano no le quedó más remedio que mirar a la banda y buscar soluciones de emergencia. El míster llamó a Dani Segovia y César Díaz, que sustituyeron a Rafa de Vicente y Cayarga. El equipo cántabro pasó a jugar un 4-4-2 y Alberto Noguera retrasó su posición al doble pivote. Los riojanos se echaron atrás para defender la renta y los cántabros tomaron el control absoluto del juego. Otra cosa es que sacasen provecho de tal circunstancia ante las dificultades que tenían para generar ocasiones de gol.

Una tuvo el recién incorporado Dani Segovia. El madrileño bajó un balón en la frontal del área, se perfiló y su disparo, ajustado, lo mandó Miguel a córner. El portero local no tenía muchas ganas de complicarse la vida. Sin embargo, el paso de los minutos era inexorable y con esa frecuencia tan pobre de llegadas se antojaba complicado que los verdiblancos fuesen capaces de darle la vuelta al asunto. Y mientras tanto, la Unión Deportiva Logroñés esperaba, plácidamente, alguna contra alegre que le sirviese para sentenciar el encuentro.

Ania quemó ya la pirotecnia que le quedaba en este tramo final de las fiestas navideñas. Retiró a Olaortua del centro de la zaga y sacó a Quique Rivero. Dio igual. No sirvió de nada. Porque el Racing generó media ocasión. Un balón colgado al área lo prolongó Julen Castañeda y la volea de César Díaz casi choca con la estrella de Belén.

Los Reyes Magos pasaron olímpicamente del Racing

Así que los Reyes Magos pasaron olímpicamente del Racing. Aunque Iván Ania esperaba que el parón navideño le viniese bien a su equipo, parece que el tiempo de asueto no ha tenido efecto. Y la sensación de que a este equipo, pese a ser el máximo goleador de la categoría, le cuesta un mundo marcar, cada vez es más patente. Así que Chuti Molina aún tiene objetivos que conseguir de los que lleva escritos en su particular carta de deseos invernales.

 

Fotos