Racing / Fútbol

Juanjo y Antonio Tomás aspiran a seguir en un Racing que ya les ha relegado

Juanjo y Antonio Tomás aspiran a seguir en un Racing que ya les ha relegado
Celedonio Martínez

Si el club quiere darles salida tendrá que llegar a un acuerdo que parece improbable u optar por el despido para dejar fichas libres a otras incorporaciones

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

«Juanjo y Antonio Tomás ya saben su situación en el club», dijo el director deportivo racinguista, Chuti Molina, hace un par de semanas. Y si no lo sabían, en los dos últimos partidos les ha debido quedar claro. Convocados y con el culo pegado al asiento en Aguilar de Campoo y también el pasado viernes frente al Real Madrid Castilla. De hecho, en esta última cita, el de Ontaneda y el de Cartes fueron los únicos que no salieron ni a calentar, junto con el guardameta suplente, Jagoba Zárraga. El Racing necesita liberar huecos para seguir fichando futbolistas mayores de 23 años y los dos veteranos jugadores cántabros a día de hoy son los últimos de la fila. Si a Molina se le pone a tiro alguna posible incorporación, tendrá que aligerar peso, así que, antes del 31 de agosto, Juanjo y Antonio Tomás podrían dejar de ser jugadores del verdiblancos. Y la única opción parece la del despido. Otro más.

Los dos llegaron en el verano de 2017 como unas de las grandes esperanzas racinguistas de volver a Segunda División. Su veteranía y su dilatada experiencia en la élite parecían suficientes argumentos como para liderar un Racing en el pozo. Sin embargo, su rendimiento durante el pasado curso estuvo a años luz de las expectativas generadas. Por eso el receso estival se convirtió en algo perfecto para que ambos jugadores hiciesen borrón y cuenta nueva.

Empezaban de cero, como los demás, pero a medida que fueron llegando refuerzos a La Albericia, también fueron bajando escalones en el capítulo de protagonistas. Juanjo empezó jugando los partidos de pretemporada, hasta que desapareció de las alineaciones. Antonio Tomás, ya en la bandeja de salida, apenas disputó un cuarto de hora en el choque de Galizano frente al Barakaldo. Entró y se marchó poco después tras un choque con un rival. Quizá hayan sido sus últimos minutos como racinguista. La suplencia y no participación de ambos en los dos últimos bolos veraniegos es la muestra de que no tienen sitio.

Ambos futbolistas han expresado siempre su deseo de continuar como verdiblancos

Sus contratos largos son el principal problema que se encuentra el club para buscar una salida

En los dos últimos partidos fueron convocados pero ni salieron a calentar

El problema que se ha encontrado el club son los dos largos contratos que tienen firmados ambos futbolistas. Vinculación como jugadores y, posteriormente, inclusión en la parcela técnica. Y, aunque la intención de Juanjo y Antonio Tomás siempre ha sido la de permanecer en el Racing y luchar por convencer a Iván Ania, no van a tener esa opción. Eso sí, tampoco van a perder lo que les corresponde, que es lo que aparece estipulado en sus respectivos contratos.

Si finalmente el Racing se decanta por despedir a ambos futbolistas, serán ya seis las rescisiones unilaterales de contrato que haya afrontado la entidad verdiblanca a lo largo de este verano. Primero, entregaron la carta de despido a dos técnicos de la casa como Adolfo Mayordomo y Javier Pinillos. Y posteriormente cortaron la vinculación que les unía con otros dos jugadores: Raúl Domínguez y Álex García. Lógicamente, todos ellos quieren cobrar lo que les corresponde y, salvo arreglo de última hora, los cuatro casos van camino de los tribunales.

Mientras tanto, Juanjo y Antonio Tomás continúan a lo suyo. Entrenan cada día con absoluta profesionalidad y con la misma intensidad que el resto de sus compañeros. Pero cuando el sábado Iván Ania dé la lista de convocados para recibir a la Real Sociedad B -domingo, 19.00 horas- en los Campos de Sport de El Sardinero, salvo sorpresa, ellos no estarán incluidos. Y el jueves 31 de agosto se cierra el mercado de fichajes.

Evidentemente, a quien más prisa le corre arreglar esta situación es al Racing, si es que quiere tener la posibilidad de incorporar nuevos futbolistas antes de que se cierre la ventana estival. En este caso los futbolistas tienen un paracaídas. Una vez en el paro, los jugadores tienen la posibilidad de fichar libremente por el equipo que deseen, y en el caso de Juanjo y Antonio Tomás, con la ventaja de haber estado entrenando dentro de la dinámica de un equipo.

Retornados

La pasada campaña el racinguismo esperaba mucho más de los cántabros retornados a Santander tras coger experiencia lejos de casa. No sólo de Juanjo y Antonio Tomás, sino también de Quique Rivero -el cabezonense es el único de ellos que cuenta para Iván Ania- y el ya despedido Álex García.

Juanjo, que está cerca de cumplir 33 años, empezó esa campaña 2017-18 como titular, como acompañante de Dani Aquino. Sin embargo, a medida que fueron pasando las jornadas y que el rendimiento no mejorara, un sector de la grada empezó a tomarla con él y el futbolista fue perdiendo paulatinamente protagonismo. La llegada en verano de Borja Lázaro le cerró la puerta casi de forma definitiva. Al final, el delantero de Ontaneda terminó la campaña con 1.031 minutos disputados en 22 encuentros -doce de ellos como titular-. Su balance fue de dos goles, uno de ellos de bella factura ante la Peña Sport, en Tafalla.

Por su parte, a Antonio Tomás -que hizo 33 años en enero- los contratiempos tampoco se lo pusieron fácil. Su pretemporada se alargó más de la cuenta y, posteriormente, la exagerada sanción -cuatro partidos- por su expulsión frente al Mirandés le tuvo otro mes viendo los partidos desde la grada. Aún así, fue importante tanto para Ángel Viadero como para Carlos Pouso, pero nunca llegó a dar el nivel que se esperaba de un futbolista con 121 partidos en Primera División. El centrocampista actuó en 23 partidos, 22 de ellos como titular, con un total de 1.699 minutos sobre el césped. Uno de sus mejores momentos del curso fue el importante gol marcado en los últimos compases del partido ante Osasuna B, que dio el triunfo al Racing (1-2).

«No me considero titular y menos a principio de campaña»

Álvaro Cejudo se reincorporó ayer al trabajo con sus compañeros. «He estado con un poquito de malestar, pero ya estoy preparado para empezar la temporada», dijo el cordobés. Un futbolista que, por currículum, está llamado a ser uno de los puntales de la plantilla. Sin embargo, apela a la modestia: «No me considero titular y mucho menos a principio de campaña. Se va a necesitar de todo el mundo, para eso somos un equipo competitivo en todos los puestos. En el plano personal, intentaré aportar todo lo que pueda».

En su opinión, «la pretemporada ha estado bastante bien a nivel tanto de resultados como de juego y sensaciones, así que estamos contentos con poder empezar con optimismo», afirmó. No tiene preferencia por jugar en el centro o en la banda. «En los dos sitios más o menos he jugado mucho tiempo. Lo que me gusta es jugar. No me importa la demarcación», añadió.

Y para él lo más importante es que la plantilla sea consciente de lo que se va a encontrar de aquí en adelante: «Lo bueno es que sepamos que va a haber momentos en que tengamos que jugar sin balón y otros con balón. Debemos ser capaces de adaptarnos». «El trabajo del míster ha ido a concienciarnos en que va a haber partidos que nos vamos a encontrar equipos que pueden encerrarse atrás y tenemos que estar preparados para todo eso. Hay plantilla para poder sacarlo adelante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos