El Racing firma un arranque casi perfecto

Ha disputado cinco partidos, con cuatro triunfos y un empate, y tan solo ha encajado un gol

Figueras celebra el gol que le endosó al Arenas de Getxo en Los Campos de Sport./Alberto Aja
Figueras celebra el gol que le endosó al Arenas de Getxo en Los Campos de Sport. / Alberto Aja
Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Notable alto. El Racing aprueba con nota el arranque de temporada y, por el momento, disipa las dudas que se expandían sobre el nuevo proyecto capitaneado por el grupo Pitma. A punto de cumplirse un mes de campaña oficial ha disputado cinco partidos, tres de Liga y dos de Copa del Rey, y los datos no ofrecen mucho debate:cuatro victorias y un empate, con nueve goles marcados y tan solo uno encajado, que para colmo nunca debió subir al marcador. Hoja de servicios casi inmaculada. Las sensaciones, el estilo, el juego... Todo lo relativo o subjetivo está expuesto a una interpretación más personal, pero de lo que no hay duda es de que el Racing de Ania es efectivo. Tanto o más de lo que apuntaba.

La victoria contundente del último partido liguero ante el Arenas de Getxo (4-0) y el reciente pase de ronda copera que logró el pasado miércoles ante el UCAM Murcia no ha hecho más que reforzar la teoría. Por si fuera poco, el conjunto santanderino ha firmado este principio de curso frente a rivales directos, lo que aún aumenta el optimismo y fortalece la filosofía impuesta por el cuerpo técnico. El Racing ha superado a la RealSociedad (1-0) en la primera jornada, su verdugo el año pasado y uno de los equipos que está llamado a pelearle el primer puesto del grupo.

Posteriormente sumó un empate a domicilio, en el campo del Mirandés, precisamente el conjunto que terminó campeón de la fase regular y que con ello tuvo la posibilidad de lograr el ascenso en una sola eliminatoria. Junto al Logroñés y cualquier equipo revelación que surja, los donostiarras y los burgaleses son dos de los rivales que hasta última hora compartirán objetivos. A esas dos actuaciones, los de Ania sumaron una goleada en El Sardinero frente al Arenas de Getxo, un enemigo teóricamente inferior. Sus tres jornadas ligueras se completaron con dos noches coperas brillantes; la primera, en Anduva de nuevo, acabó con una victoria por la mínima, pero con muy buenas sensaciones. Y la segunda, en la vieja Condomina, con un partido muy serio en el que en los últimos minutos sentenció algo que mereció mucho antes. Por ello, hoy estará en el bombo copero a la espera de conocer el último rival antes de optar a que visite Los Campos de Sport un equipo que participe en competición europea. Ahí es nada. Una circunstancia que además de reforzar la autoestima al racinguismo podría suponerle una inyección económica a través de la recaudación muy importante.

Cuatro partidos con portería a cero es un bagaje que demuestra la fortaleza defensiva

Y a la tabla clasificatoria –el Racing es actualmente líder– se suman los registros goleadores. Siete tantos anotados y uno solo encajado es un bagaje casi perfecto. El único recibido llegó como consecuencia de una falta cometida sobre Iván Crespo –en Anduva– que le impidió despejar el balón a la salida de un córner. Las imágenes no ofrecen dudas. Fue falta.

Así las cosas, el equipo de Ania dejó la puerta a cero en cuatro partidos, un síntoma que refleja la firmeza defensiva que parece haber encontrado con una zaga totalmente renovada. Buñuel, Gil, Figueras y Castañeda forman una retaguardia fiable. Sólo este último repite de otro año. La pareja de zagueros ha demostrado en estos pocos partidos contundencia y seguridad. Gil parece que se ha consolidado como el acompañante de un experimentado Figueras que está llamado a ser el cacique de la defensa. No se ha hecho esperar y el catalán ha ejercido ya como tal mandando, tirando de la línea y hasta anotando goles. Este último capítulo es, por otro lado, tanto o más significativo que el gran inicio de temporada.

Goles repartidos

Después de quince fichajes y un largo verano de negociaciones el equipo arrancó el curso oficial sin el ansiado delantero. El jugador franquicia llamado a marcar la diferencia no llegó. Al menos, por ahora.Sin embargo, a ese supuesto contratiempo parece que el Racing se ha sobrepuesto mejor de lo esperado. Los nueve goles que ha marcado hasta el día de hoy están totalmente repartidos. Tres los han firmado defensas, Buñuel, Castañeda y Figueras; otros cuatro centrocampistas, Lombardo, Rivero, Cayarga y Sergio Ruiz y, por último, Segovia y Jon Ander, dos delanteros, se encargaron de cerrar el apartado.

Una de las mejores noticias de estos primeros compases de campaña es la aportación de las segundas líneas cara a gol. Que los dos laterales se conviertan en goleadores es algo que no ocurría hace mucho tiempo. Puede ser testimonial, pero invita también a pensar en positivo. El gol de Figueras es más normal;el catalán es un consumado rematador de cabeza. En cuanto al centro del campo, tanto los hombres de banda como los pivotes han visto puerta. Se trata de una consecuencia evidente del paso adelante que el equipo ha dado, lo que supone que los hombres de segunda línea se conviertan en peligrosos. Que Jon Ander y Dani Segovia hayan macado aporta credibilidad a los dos arietes.

Han marcado tres defensas, cuatro centrocampistas y dos delanteros

En cuanto a juego, manera, estilo y modo se pueden ofrecer mil opiniones. Ania aspira a que su equipo sea dominador y esa pretensión ha ido creciendo a medida que se han ido afrontando compromisos. El Racing que jugó en Murcia es mucho más convincente que el que ganó en primer día a la RealSociedad. Y todo ello se ha conseguido aprovechando la plantilla al máximo. Esa supuesta profundidad de banquillo parece haber respondido. En apenas cinco partidos ya han participado todos los jugadores de la plantilla a excepción de Jagoba Zárraga, el portero suplente de Iván Crespo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos