Las mejores rutas de montaña por Cantabria para 2019

El equipo de colaboradores del canal DMontaña nos enseñan los lugares más fascinantes de Cantabria que han descubierto el año pasado

El mar de nubes es una de las imágenes más fascinantes que aparecen y desaparecen en Picos de Europa./Francisco Javier Bedia Díez
El mar de nubes es una de las imágenes más fascinantes que aparecen y desaparecen en Picos de Europa. / Francisco Javier Bedia Díez
DMontaña *
DMONTAÑA *Santander

«Nunca midas la altura de una montaña hasta que no hayas llegado a la cumbre. Entonces verás que no era tan alta como pensabas». Así lo dejó caer el matemático John Lubbock a finales del siglo XIX con gran razón. Llegar a la cima se convierte siempre en el objetivo de cualquier ruta, pero como escribió Antoine de Saint-Exupery, «si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar la estrella que lo guía». Atentos a esa estrella, los colaboradores de DMontaña empiezan el año contándonos cuál ha sido la ruta que más les ha inspirado el año pasado, y es que, como dijo el célebre escritor estadounidense William Ward, «los montañeros experimentados no se intimidan por las montañas, sino que se inspiran por ellas. Las montañas han sido creadas para ser subidas». Si os gusta caminar y disfrutar de la naturaleza, estas son sólo algunas las rutas cántabras que os esperan para este 2019. ¡Feliz año!

Jesús Prellezo | Hostal Remoña «Ruta Cueva del Joracu, más que un motivo para venir a Liébana»

Imagen del atardecer desde el Valdecoro.
Imagen del atardecer desde el Valdecoro. / Jesús Prellezo

He elegido esta ruta como la más especial de este año 2019 porque ha sido la que más me ha sorprendido. Cuando por la tarde sales desde Fuente Dé en dirección a la cima del Valdecoro y, a medio camino, levantas la cabeza para coger oxígeno te encuentras con una cavidad increíble. Tus amigos te esperan sonriendo y te desvelan este rincón especial para ellos. Después continuas hasta coronar una cima que impresiona desde cualquier punto, y vuelves a bajar a Fuente Dé mientras disfrutas viendo a los rebecos corretear por las montañas.

Gracias a esto te sientes acogido por los lebaniegos y te das cuenta de la hermosura que te rodea y encuentras respuestas a por qué has de venir a esta tierra.

Loli González | CDE Somaloma Los Carabeos «Carabeos me llegó al corazón»

Me piden que os recomiende una de mis rutas favoritas para 2019, y lo primero que he visionario tanto en mi cerebro como en mi corazón ha sido la de Los Carabeos.

Iniciamos la ruta en el Parque Nieves Marina al lado de la posada de Arroyal. Aunque no soy amiga del asfalto subiremos desde ahí por la viña a otro barrio de los que componen esta localidad de la antigua Merindad de Campoo, que se llama San Andrés. Una vez atravesemos esta zona llegaremos a la 'Curva de Perrillos', donde giraremos a la derecha y pasando al lado de la antigua antena de telefonía emprenderemos la subida al Cueto. A partir de este punto no volveremos a pisar el asfalto hasta que volvamos. A medida que subimos encontraremos trincheras de la Guerra Civil, y cuando estemos en lo más alto nos adentraremos en el bosque de Las Quemadas. Un poco más adelante encontraremos una alambrada que indica el límite de Carabeos. Tras una subida y un leve llano daremos con la llamada 'Pista del Gas'. Tomaremos este camino hacia nuestra derecha hasta encontrar un claro a la izquierda y bajaremos en dirección sureste hasta Campo Linares. Desde allí una pista en subida nos llevará hasta Somaloma (1.282 metros) y el punto geodésico, que es el más alto de Valdeprado del Río. Las vistas que se disfrutan desde este lugar justifican toda la marcha, pero no hemos terminado.

Continuaremos en dirección sureste por un cortafuegos hasta encontrar la pista que va hacia la izada y pasa frente a la cabaña de Arroyal, en dirección al Monasterio de Montesclaros. Continuaremos bajando hasta ver la carretera que pasa por detrás del Monasterio. Seguiremos por el llamado Camino Lanchado (antiguo sendero carretero casi perdido que comunicaba Los Carabeos y Montesclaros) y al final giraremos a la derecha por un cortafuegos para subir a Peña Alta. Al llegar a las praderías cercanas a Somaloma giraremos a mano izquierda hasta encontrar una pista dirección suroeste, que plácidamente nos hará descender hasta el pueblo de Arroyal pasando de nuevo sobre las vías del tren de La Robla. Pronto llegaremos al Parque Nieves Marina, desde el que iniciamos la ruta.

Ahora solo nos queda refrescarnos en La Posada con unas cañitas y algo de picoteo.

Charo Ibáñez | Grupo de Montaña Cacicedo «El día que miré a los Ojos del Diablo de Liendo»

La ruta que hoy os recomiendo para despedir el año es la más dura y preciosa que he hecho hasta la fecha. Salimos desde Oriñón para ir hacia el Alto de Candina, Liendo y Laredo. Tuvimos llanos, subidas por rocas muy escarpadas y conocí los Ojos del Diablo. Aquel día vino con nosotros José Luis Ortiz, anterior presidente del Grupo de Montaña Cacicedo y esta ruta sirvió para hacer un homenaje a este gran hombre que siempre nos hizo las rutas más llevaderas. Como yo siempre voy haciendo fotos, Ortiz me reñía, pero no puedo evitar hacerlas porque a veces la retina no recoge tantas cosas como después descubro en la pantalla. Aquel día tardamos unas seis horas en hacer el recorrido con el que me despido de vosotros de 2018.

José Luis Alvarado | Club Peñas Arriba de Santander «Por la Sierra de Ordunte, en Soba, pisando Cantabria, Vizcaya y Burgos»

José Luis Alvarado, caminando por el Alto de las Canales.
José Luis Alvarado, caminando por el Alto de las Canales.

Mis mejores deseos para el 2019 sería equivalente al camino en la foto, donde se divisan a lo lejos los picos como grandes retos sobre nuestros horizontes personales que nos quedan por subir, así como el olor a las montañas y el sonido del viento que transparenta la soledad de sus cumbres y nos ayuda a reflexionar sobre el mundo tan bonito en el que vivimos para hacernos cada día mejores personas.

Esta preciosa ruta que hoy os recomiendo es ideal para realizarla en primavera con buen tiempo; es circular y discurre por un total de 22 kilómetros. Partimos desde la pequeña ermita del pueblo cántabro de El Prado (Soba) cercano a Vizcaya (La Calera del prado); para ascender sin tregua durante los primeros 5 kilómetros hasta el Pico Zalama 1.343 metros (tercera cumbre más alta de Vizcaya) y desde allí 17 kilómetros hasta la vuelta a El Prado que se hacen muy tolerables.

Son 1.423 metros de desnivel acumulado, primer paso por el mirador de Los Tornos (por una antigua calzada romana casi extinta), seguimos subiendo sin parar pasando por el Alto de las Canales, que hace de divisoria entre las provincias de Cantabria y Burgos, hasta conquistar el pico Zalama. Y desde allí subiremos a las cimas más representativas de las sierras de Ordunte y de Mesada: La Mana, El Mirón, Peñarada, Montegrande, Peñalta y Saltipiñia. Durante esta ruta pisamos las tres provincias: Cantabria, Vizcaya y parte de Burgos.

Puntos de interés y características a destacar de esta ruta:

-La dureza de la subida al principio.

-Las vistas espectaculares de los valles de Karranza y de Mena (absolutamente contrapuestos pero de igual belleza).

-La turbera negra del Zalama de 8.000 años y de tipo cobertor, una superficie de turba natural de 4 hectáreas y de 2 metros de espesor.

-Una buitrera saliendo de Saltipiñia.

Carlos Ocerin | Grupo de Montaña Cacicedo «De refugio a refugio por los Picos de Europa en sólo tres días»

La mejor ruta que he hecho este 2018 es ésta que hoy os recomiendo por los tres refugios. Salimos de Fuente Dé y subimos por los tornos de Liordes para llegar a la Padiorna, las colladinas y por último al refugio Diego Mella, más conocido como Collado Jermoso, que está a 2.064 metros sobre el Valle de Valdeón.

Al refugio solo se puede llegar a pie o en helicóptero. Para llegar al refugio a pie podemos tomar varias rutas, todas ellas largas travesías de varias horas de recorrido.

De allí, subida al collado para ver una puesta de sol impresionante mientras tomábamos una cerveza. Pero más impresionante fue la tormenta de granizo y rayos que cayó poco después de llegar.

El siguiente día partimos de collado Jermoso hacia a Cabaña Verónica por Tiro Casares, los Horcados Rojos hasta al refugio Delgado Úbeda, más conocido como del Urriellu. Julián Delgado Úbeda fue una de las grandes figuras del montañismo del siglo XX: primer presidente de la Federación Española de Montaña y arquitecto de obras significativas como este refugio y otros albergues, fuentes y miradores de montaña.

El tercer día partimos del Urriellu por la brecha de los cazadores hasta llegar al refugio de Los Cabrones, probablemente el más aislado de España. De ahí bajamos por Amuesa, Bulnes a Puente Poncebos.

Durante el camino encontramos desniveles de 1.000 metros al día e hicimos entre diez y doce kilómetros diarios con buen tiempo. Si queréis disfrutar de la alta montaña os recomiendo esta ruta hecha en tres días con dos noches.

Francisco Javier Bedia | Ade El Musgoso «Dormir en vivac en el Collado del Mojón y ver amanecer con los corzos»

La ruta que más me ha gustado este año fue la que subimos unos cuantos compañeros del Ade El Musgoso a dormir en vivac al Collado del Mojón, junto a la Rasa de Lechugales.

Salimos desde el pueblo de Lon hacia la Canal de las Arredondas, subiendo poco a poco a través de una densa niebla en ocasiones, pero con una agradable temperatura, para llegar a la Rasa de Lechugales. Después de disfrutar de las vistas y un bonito atardecer, dormimos bajo unos toldos sujetos con los propios palos de montaña. Tuvimos una noche un poco movida por el viento, pero se pudo descansar, unos más que otros. Al amanecer, disfrutamos con la visita de unos corzos.

Una vez desayunados y recogido todo, nos dirigimos hacia La Junciana para llegar después al Pico San Carlos, donde paramos a comer para después descender por la Canal de San Carlos hasta Argüébanes. Allí cogimos un taxi para volver a Lon. Todos los que subimos a Picos de Europa repetimos por sus vistas y su grandiosidad. Esta ruta enamora.

Enrique Calvo 'Coco' | Club de montaña y escalada SantaRock «Fuente Dé-La Padiorna, un cóctel de esquí de montaña con increíbles vistas»
Begoña Iglesias y Enrique Calvo, durante la ruta que nos proponen para 2019.
Begoña Iglesias y Enrique Calvo, durante la ruta que nos proponen para 2019.

Como siempre, deseamos que la nieve llegue para cubrir las imponentes cumbres y así poder disfrutar de las fascinantes rutas de esquí de montaña, como la que hoy os recomiendo: Fuente Dé–La Padiorna (2.319 metros).

Esta conocida ruta nos ofrece un cóctel atractivo para el esquí de montaña, una aproximación deliciosa, unas vistas inigualables y unas bajadas excepcionales.

Desde la estación superior del teleférico de Fuente Dé (1.847m) nos deslizamos por los Hoyos de Lloroza para adentrarnos en la preciosa Canal de San Luis, dejando a nuestra derecha Torre Altaiz y seguir dirección a la Colladina de las Nieves, con el Pico San Carlos como espectador de nuestra ruta, para finalmente ascender las fantásticas lomas de La Padiorna.

Una vez alcanzada la cima podremos disfrutar de una panorámica excepcional: Peña Remoña, Vega de Liordes, Llambrión , Torre Blanca, Torre del Hoyo Oscuro, Pico San Carlos, Torre Altaiz, Peña Vieja, Peña Olvidada y la majestuosa Peña Santa de Castilla. Después toca deslizarse disfrutando de un rápido descenso.

 

Fotos

Vídeos