Entre caminos romanos y reales

La ruta permite transitar por vías que se emplearon en épocas antiguas para atravesar la región y conocer 'las hoces de Bárcena' desde otra perspectiva

Unos excursionistas transitan por la calzada romana, en la que relucen las losas. /Fermin García
Unos excursionistas transitan por la calzada romana, en la que relucen las losas. / Fermin García
Fermin García
FERMIN GARCÍA

Además de la marcha propiamente dicha, la ruta que proponemos esta semana permite caminar en su mayor parte por vías poco conocidas peor con mucha historia, con muchos siglos a sus espaldas que sirvieron para comunicar distintas zonas de la región con fines militares y económicos. Partiendo de Barcena de Pie de Concha transitaremos y subiremos por la denominada calzada romana y, si se opta por el recorrido circular, bajaremos por el antiguo Camino Real.

Salimos de Bárcena por la carretera de Pujayo hasta Pie de Concha. Al final del pueblo, a la izquierda veremos un cartel que nos indica el inicio de la calzada. A los pocos minutos ya comenzamos a pisar losas de la antigua calzada romana, en parte cubiertas por la hierba y la maleza. Cuando llegamos cerca de una cabaña ya tenemos buena panorámica sobre Pie de Concha, Bárcena, Cobejo… Pocos minutos más tarde llegamos a una pista que seguiremos por la izquierda; para pasar, seguidamente, por un puente sobre la línea del ferrocarril. Enseguida volvemos a encontrar la antigua calzada que discurre paralela a la pista. Llegamos a la deshabitada aldea de Mediaconcha, un buen momento para tomar un tentempié. Tras el descanso retomamos la antigua calzada al lado de las ruinas de la iglesia. A partir de ahí seguiremos por el tramo mejor conservado y, me parece, el más bonito de la calzada.

Ficha técnica

Accesos:
Por la A-67, hasta la salida de Molledo y Bárcena de Pie de Concha. En la rotonda tomamos dirección Reinosa por la N-611 y a 4 kilómetros llegamos a Bárcena de Pie de Concha. Aparcamos en la placita en que está la oficina de Turismo
Horario:
Entre 4,30 y 5,30 horas ida y vuelta. 6 y 7 si hacemos circuito.
Recorrido aproximado;
11,2 kms
Punto de partida:
Bárcena de Pie de Concha, 292 msnm.
Cota más elevada:
Somaconcha, 710 msnm.
Desnivel
420 metros.
Dificultad:
Ninguna
Grado de dureza:
Moderada. Precaución en el tramo de Mediaconcha a Somaconcha pues según en qué época del año puede estar muy húmeda la calzada
Cartografía:
Hoja nº 83-I a 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional (MTN).
Época recomendable:
Todo el año
Unicación:
Municipios de Bárcena de Pie de Concha y Pesquera.
Tipo de ruta:
La podemos hacer de ida y vuelta o circuito.

Vamos rodeados de un bonito monte mixto de castaños, robles, avellanos, algún acebo… Así, hasta un poco antes de Somaconcha en que termina la calzada y retomamos la cambera de tierra que, en pocos minutos, nos llevará a Somaconcha. Unas pocas casas y una ermita restaurada hace unos 30 años. Estamos en un collado y punto más alto de la ruta, a unos 700 metros. Esta calzada romana que discurre entre Pie de Concha y Somaconcha y por la que hemos transitado es, precisamente, el plato fuerte de esta marcha. En palabras de García Bellido, ya en 1956, decía: «Es el tramo más largo y más impresionante de todo lo que a este respecto hemos visto en Cantabria». Tiene piedras que llegan a medir dos metros de largo. El camino salva un desnivel de 400 metros. Esta calzada fue la más importante comunicación entre la meseta y la costa; data del siglo I d. C.

Una vez en Somaconcha tenemos dos alternativas: dar la vuelta y descender por el mismo itinerario hasta Bárcena de Pie de Concha. La otra, seguir para concluir el circuito. Aconsejo esta segunda opción.

Si hacemos esta elección seguiremos la carretera hasta Pesquera, que alcanzaremos en pocos minutos. Atravesamos el pueblo y llegamos al barrio del Ventorrillo. Aquí tomamos la carretera nacional N-611 para seguirla durante poco más de un kilómetro –ahora este tramo de 'las hoces de Bárcena' con la autovía apenas tiene tráfico–. Poco después del kilómetro 153, veremos que, a la derecha, sale un camino según nuestra dirección de bajada. Lo tomamos, subimos un poco y encontramos una hermosa y fresca fuente. A los pocos minutos ya comenzamos a llanear y bajar hasta Bárcena.

Esta senda por el que descendemos es el Camino Real, que se construyó entre 1.748 y 1.754. La ruta tuvo vital importancia pues por él salían o entraban mercancías hacia y desde el puerto de Santander con el resto de España. Estos caminos se iniciaron o abrieron como 'caminos de las lanas', para continuar como 'caminos de la harina', y luego 'caminos de los vinos'.

Además de la calzada y del Camino Real, a nuestro paso podemos contemplar la iglesia de San Cosme y San Damián de Bárcena de Pie de Concha, románica, del siglo XII; en su interior se encuentra la imagen de la Virgen sedente con el Niño, del siglo XIII.

En Pie de Concha nos encontraremos con un rollo, una columna de piedra, rematada por una cruz, que antiguamente era insignia de jurisdicción y que en muchos casos servía de picota (columna de piedra sobre la que se exponía a los reos, o las cabezas o cuerpos de los ajusticiados por la autoridad civil);data del siglo XVII y se encuentra protegido por una verja con cadena. Hay otro rollo en una plaza frente al Ayuntamiento de Pesquera, que es Bien de Interés Cultural;es del siglo XVI.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos