Entre Castro y Guriezo

El caminante se topará en su recorrido con el Ilso de Anguía, un monumento megalítico que marca el límite entre ambos municipios

El Ilso de Anguía, monumento megalítico que sirve de límite entre Guriezo y Castro Urdiales. /F. G.
El Ilso de Anguía, monumento megalítico que sirve de límite entre Guriezo y Castro Urdiales. / F. G.
Fermin García
FERMIN GARCÍA

«Elige sólo una maestra: la naturaleza».

Rembrandt Harmenszoon van Rijn

Comenzamos a caminar en la misma cima del Alto de La Granja (aún no han cambiado el indicador del Alto, que pone el Alto de la Jaya, 395 m, y sí, son esos metros, pero es Alto de La Granja), en dirección E-SE, ascendiendo unos metros para pasar junto a la casa tapiada que hay en este pequeño cueto que dejaremos a nuestra derecha. A continuación comenzamos a descender hacia la izquierda, por una pequeña área recreativa en total ruina.

Damos una curva a la derecha, otra a la izquierda y pasamos junto a una casa, a la derecha, que está en ruinas, y a unos 40 metros, otra también en ruinas, a la izquierda, (podemos bajar directamente hasta esta segunda casa sin ir hasta la curva). Ahora se abre una curva a la izquierda, que nos lleva en unos ocho minutos hasta otra curva a la izquierda; en esa curva sale un camino de frente y otro hacia arriba, a la derecha; seguiremos por este de la derecha hacia arriba, dirección sur. Una vez que llegamos a la loma, seguiremos una pista ya mejor, a nuestra izquierda, E-SE, flanqueada por eucaliptos a su derecha. En llano, con subidas y bajadas, con alguna pendiente, sin dejarla e ignorando todos los ramales que nos salgan por la derecha o por la izquierda, nos llevará en una hora y media aproximadamente al Cueto Ventoso. Hay que decir que poco después de estar caminando por esta loma y tras una bajada en la que pasamos junto a una torre de la luz verde, hemos de desechar los dos caminos que salen a derecha e izquierda y seguir de frente en ligera cuesta.

Ficha técnica

Acceso
Dejamos Santander por la A-8 dirección Bilbao, para abandonarla en la salida de Guriezo y seguir la CA-151 hasta la rotonda de Guriezo antes de llegar al Puente; aquí nos vamos dirección Sámano y Castro Urdiales por la CA-520 hasta el Puerto de la Granja (no de la Jaya como pone en algunos sitios). En la cima del puerto hay un pequeño aparcamiento a nuestra izquierda.
Punto de partida
Alto de la Granja, 395 msnm.
Cota más elevada
Cueto Ventoso, 727 msnm.
Desnivel
Alrededor de 400 metros acumulados tanto en la ascensión como en el descenso.
Grado de dureza
Suave.
Cartografía
Hojas 36-IV y 60-II a 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional.
Época recomendable
Todo el año.
Ubicación
A caballo entre los municipios de Castro Urdiales y Guriezo.
Tipo de ruta
Ida y vuelta.

Más adelante pasaremos junto a un pescadero de ganado y al lado de un menhir, el Ilso de Anguía. Bueno, se me olvidaba, para más seguridad, en todo el camino, siempre hacia el E-SE, tenemos cada ciertos metros las señales de Enagas, la autovía del gas, que seguiremos hasta la número 15, donde se bifurca la pista en forma de 'Y' y hacia la derecha vemos una torre metálica de alta tensión. Lo mejor es seguir de frente por la loma, entre ambas pistas; en unos seis minutos estaremos en la cima del Ventoso; mas si seguimos por la de la izquierda, también nos llevará a la cima, donde además del vértice geodésico tenemos una caseta de vigilancia de incendios.

Las vistas desde aquí, aunque es una cima modesta, 731 metros, son preciosas en todas las direcciones hacia donde se mire. El descenso lo haremos por el mismo itinerario que acabamos de recorrer.

A lo largo de casi todo el camino, avanzamos por una amplia loma, a caballo entre los municipios de Castro Urdiales y Guriezo, ofreciendo unas hermosas vistas a ambos lados. Desde la cima del Cueto Ventoso, con su vértice geodésico, el horizonte alcanza una amplísima zona: Castro Urdiales, cuetos Betayo y Castro Alén, Montes de Triano, Kolitza, Burgueño, Balgerri, Virgen de las Nieves, Cerredo, Candina, Buciero, Sierra del Hornijo…

En el cordal que estamos siguiendo hacia el Ventoso nos vamos a encontrar con un menhir o ilso, el ya nombrado Ilso de Anguía. Este monumento megalítico de 2,57 metros de altura sirve de límite entre los municipios de Guriezo y Castro Urdiales. Este fenómeno arqueológico del megalitismo es muy frecuente en esta zona oriental entre Cantabria y Vizcaya y es Patrimonio Cultural.

Para contextualizar, el Real Valle de Guriezo ha contado desde la Edad Media con una notable industria ferrera, como prueban algunos documentos estudiados por los historiadores. Durante la época moderna se tiene noticia del establecimiento de dos ferrerías, organizándose la principal de ellas con hornos de fundición y cilindros, que sirvió en el siglo XIX para la construcción de cañones del ejército carlista. La antigua economía del lugar se apoyaba también en la actividad de los molinos harineros (hasta 22 llegó a tener), y el trabajo en el campo. Sus vecinos se dedicaban, además de al cultivo de la viña, al aprovechamiento de los prados y pastos y al desarrollo expansivo del maíz.

Otros datos. La ruta no presenta ninguna dificultad, tiene una distancia de 14 kilómetros que puede hacer toda la familia, con una duración aproximada de cuatro horas y media o cinco horas. Merece la pena acercarse a la monumental iglesia de San Vicente y admirar su retablo barroco situado en el ábside poligonal (lo señalo así porque tiene otros cuatro).