Una ruta por la Peña de La Lora

Tanto Peña Camesía como Peña Muñata ofrecen las mejores vistas sobre el vasto territorio que ocupa el municipio de Valderredible

En un breve descanso durante el ascenso a la Peña Camesía. /
En un breve descanso durante el ascenso a la Peña Camesía.
Fermin García
FERMIN GARCÍA

El punto de partida de la ruta de hoy es una placita del barrio de Arriba de San Martín de Elines, al lado de la colegiata. Iremos en dirección sur entre las casas hasta llegar a una portilla metálica que rebasamos. Desechamos los desvíos que vienen de la derecha. Seguimos hacia el sudeste pista arriba en ascensión continua hasta llegar, tras cruzar una portilla junto a una cabaña en estado bastante deteriorado, a la Lora, terreno llano en la altiplanicie. Seguimos el camino en la dirección que traíamos y pronto encontraremos una bifurcación; nosotros seguiremos hacia la derecha; cruzamos otra portilla y nos dirigimos hacia el sur unos 500 metros. A esa distancia dejamos la pista y nos vamos hacia la derecha por una especie de alargada calleja muy abierta en dirección oeste-noroeste.

En unos quince minutos alcanzamos el borde de La Lora por su parte norte y tenemos ya unas extraordinarias vistas de la zona oriental del valle de Valderredible. Vamos ascendiendo muy cerca del borde del páramo entre encinas, 'carrascos' de poco porte y por terreno bastante calizo, y a nuestra derecha se abre la panorámica del valle. Pronto la ascensión se hace más suave y ya tenemos la Peña Camesía a nuestra vista, que en pocos minutos alcanzaremos. Estamos en la cima (1.161 metros). Hacia La Lora apenas hay desnivel; hacia Valderredible, es impresionante, cayendo una pared vertical y con unas vistas espectaculares.

Después de recrearnos en la cima, comenzamos un suave y corto descenso hasta el cercano Portillo de Toma y Daca. Lo cruzamos en dirección suroeste y en unos diez minutos ascendemos a la segunda cima, Muñata (1.181 metros), en la que encontraremos unas antenas y el vértice geodésico de primer grado. Si las vistas desde Peña Camesía son extraordinarias, desde Muñata, aún más. Desandamos este pequeño trecho hasta el Portillo de Toma y Daca y emprendemos el descenso por una buena pista y en dirección norte-noroeste, con bastantes revueltas y considerable pendiente. Si echamos la vista atrás veremos la impresionante pared que cae de Peña Camesía, hacia el norte, hacia el valle. No dejaremos esta pista hasta el pueblecito de Villota de Elines. Desde aquí, dirección este-nordeste y sin pérdida ninguna, por buena senda, llegaremos de nuevo al punto de partida, a la colegiata de San Martín de Elines. Si el día nos acompaña, habremos disfrutado de lo lindo con esta suave marcha.

Otros datos. Las vistas desde las cimas de Peña Camesía y Muñata son fabulosas, destacando al norte, a nuestros pies, casi todo el valle de Valderredible, con el Ebro serpenteando y abriéndose paso hacia Burgos, y enfrente el cercano monte Hijedo. Más a lo lejos, hacia el nordeste, los montes del Somo, Castro Valnera… Más al noroeste, Sierra de Híjar, Sierra del Cordel, Sierra de Peña Labra… Hacia el sur, páramo de La Lora, Valle de Valdelucio, Valle de Sedano... Y en la lejanía, hacia del sudeste, la Sierra de la Demanda. Un regalo, en fin, para los sentidos.

Este valle, con sus 303,74 km, es el de más extensión de Cantabria y el más meridional. Sus límites son: al norte y oeste con Valdeprado del Río; al este y sureste con Burgos; al oeste y suroeste con Palencia. Cuando mencionamos Valderredible es probable que nuestra imaginación nos traiga a la memoria la rica patata, con denominación de origen 'patata de Valderredible'. Pero Valderredible también tiene un riquísimo patrimonio histórico-artístico que descubrir, como sus iglesias rupestres y sus yacimientos del Neolítico y de la Edad del Bronce.

Ficha técnica

Cómo llegar: Salimos de Santander por la A-67 hasta Torrelavega, donde seguimos por el tramo de la A-8, dirección Bilbao, hasta la salida de Vargas. En Vargas nos dirigimos hacia el Puerto del Escudo por la N-623. Tras pasar este puerto y el de Carrales, en el pueblo de Escalada, nos desviamos por la carretera de la derecha, hacia Orbaneja del Castillo y Valderredible. Poco después de Orbaneja del Castillo, volvemos a entrar en Cantabria por la CA-275. En escasos kilómetros descartamos el desvío de la derecha que lleva a Arroyuelos, Villaverde de Hito…; a unos 500 metros, giramos a la izquierda para entrar a San Martín de Elines. Cruzamos un puente sobre el Ebro y el barrio de Abajo y subimos al barrio de Arriba, donde aparcaremos en una plazuela al lado de la colegiata. De aquí parte nuestro circuito.

Punto de partida: San Martín de Elines, 690 msnm.Cota más elevada: Camesía y Muñata, 1.161 y 1.181 msnm, respectivamente.

Desnivel: Unos 850 metros acumulados, tanto en el ascenso como en el descenso.

Grado de dureza: Moderada, tirando a baja.

Cartografía: Hoja nº 134-II a 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional (MTN).Estación: Todo el año, aunque en invierno, dependiendo de cómo esté el día, puede hacer bastante frío.

Ubicación: Municipio de Valderredible.

Distancia: 18 km.

Duración: 4.30-5.00 horas

Dificultad: Ninguna.

 

Fotos

Vídeos