Las guitarras de Pink Floyd comprometidas con el medio ambiente

Las guitarras de Pink Floyd comprometidas con el medio ambiente

David Gilmour ha donado 126 guitarras, destinando los beneficios a la organización de derecho ambiental ClientEarth

DMúsica *
DMÚSICA *

David Gilmour, guitarrista, cantante y compositor de la banda Pink Floyd, ha decidido dar una nueva vida a sus guitarras. Una vida más ecológica, de hecho.

El destino de la subasta será la organización sin ánimo de lucro dedicada al derecho ambiental ClientEarth como una contribución a su lucha por proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático a través del derecho.

Gilmour ha manifestado su admiración por el trabajo realizado por ClientEarth, a la que se refirió como una «organización que utiliza el poder de la Ley para proteger al planeta y a la gente que vive en él».

El músico ha donado, a través de la casa de subastas Christie´s 126 guitarras, algunas de las cuales han tenido un papel esencial en la historia del rock, como es el caso de la Black Stratocaster de Fender, que ha alcanzado una cifra récord. La guitarra que se usó para grabar, entre otros, los discos 'The dark side of the moon', 'Wish you were here' o 'The Wall', alcanzó los 3,5 millones de euros. Otras dos guitarras, una Gibson Les Paul de 1955 y una White Fender Stratocaster, utilizadas para las partes 1, 2 o 3 del disco 'Another Brick in the Wall', alcanzaron también cifras muy elevadas: 400.000 y 1,5 millones de euros, respectivamente. La recaudación de la subasta, celebrada el 20 de junio, ascendió a más de 18 millones de euros, que el artista ha donado íntegramente a la organización de derecho ambiental.

«La crisis climática mundial es el mayor desafío al que se enfrentará la humanidad, y estamos a pocos años de que los efectos del calentamiento global sean irreversibles. Como dijo Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años, en un discurso pronunciado a principios de este año: 'O elegimos seguir adelante como civilización, o no lo hacemos'. La elección es así de simple, y espero que la venta de estas guitarras ayude a ClientEarth en su causa de usar el derecho para lograr un cambio real«, declaró Gilmour en su cuenta de Twitter.

ClientEarth tiene una relación estrecha con España a través de su colaboración con el Instituto de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) en proyectos relacionados con transición energética y cambio climático. IIDMA, fundada en 1996, es la única ONG de derecho ambiental de este tipo en España.