Las dos caras de Rolling Stone

'Sticky Fingers' es un profundo retrato de la época y carrera de Jann Wenner, el editor que a los 21 años fundó Rolling Stone y que durante medio siglo ha dirigido la revista llevando el rock and roll de la contracultura al epicentro del pop

Jann Wenner/
Jann Wenner
Alfonso Cardenal
ALFONSO CARDENAL

Para celebrar los cincuenta años de Rolling Stone, Jann Wenner, fundador de la mítica revista, encargó al director Alex Gibney una serie documental sobre los hitos de la publicación. En paralelo, el poderoso editor pidió al periodista Joe Hagan que escribiese una biografía sobre su viaje musical y vital. El documental y el excelso libro de Hagan han terminado ofreciendo un retrato contrapuesto de la historia de la revista y de su fundador. Una historia fascinante de unos años en los que cualquier cosa parecía posible.

Mientras que Gibney, realizador de documentales como 'La mentira de Lance Armstrong', se ciñó al guion y realizó una oda a la revista y a su fundador con escaso foco en las sombras, Hagan ha ido más allá firmando una biografía nada amable con Wenner a quien retrata como un groupie egocéntrico y drogadicto, además de homosexual reprimido, que puso la revista al servicio de sus admirados amigos, músicos como Mick Jagger, Bruce Springsteen o Bono.

La gran labor del periodista contratado por Wenner ofrece un completo retrato de la revista, de su fundador y de sus legendarios periodistas, la mayoría de ellos con enormes hitos a sus espaldas. Sin embargo, Hagan desmitifica la historia de Wenner, un chaval judío con aires de grandeza que creó la revista más icónica de la música con 21 años convirtiéndose en la voz de la contracultura de los años sesenta.

Aquellos jóvenes extraños y melómanos ayudaron a crear la cultura en la que se ha ido desarrollando el rock and roll y dotaron de seriedad a la crítica musical y al periodismo que se hacía en Rolling Stone

Con distancia generacional y acceso completo a los extensos archivos del editor, Hagan se adentra en la esencia de la revista musical y en el día a día de Wenner, un niño bien de la generación del 'baby boom' que tenía entre ceja y ceja crear un imperio como el de William Randolph Hearst, el temible editor inmortalizado en 'Ciudadano Kane'.

Con esas ínfulas, Wenner acabó codeándose y cabreando a las estrellas más míticas de la música, de Mick Jagger a John Lennon pasando por Bruce Springsteen o Bob Dylan. El periodista se acabó convirtiendo en una celebridad más de la música y compartiendo excesos con los más salvajes del rock, en una época en la que periodistas y músicos se diferenciaban en poco. Y en ese mundo, Wenner queda dibujado como un traidor, un tipo ambicioso y poco de fiar que tardó 60 años en salir del armario.

Ese viaje por la vida de Wenner muestra, sin embargo, la apuesta por un periodismo valiente, creativo y arriesgado. También a una revista entregada a una generación legendaria de plumillas y escritores de la talla de Tom Wolfe, Hunter S. Thompson, Greil Marcus, Jon Landau, Lester Bangs o incluso un joven Cameron Crowe, que se basaría en aquella etapa para 'Casi Famosos'. Ellos fueron las firmas que convirtieron un fanzine de mitómanos en la Biblia del Rock, todo aderezado con las icónicas fotografías de una Annie Leibovitz que sale casi tan mal retratada como el propio Wenner. Aquellos jóvenes extraños y melómanos ayudaron a crear la cultura en la que se ha ido desarrollando el rock and roll y dotaron de seriedad a la crítica musical y al periodismo que se hacía en Rolling Stone, que llegó a dar jugosas exclusivas y a tener corresponsal en Washington.

'Sticky Fingers' (NeoSound) es un libro que rasca la superficie y llega al fango, mostrando todos los ángulos del viaje de Jann Wenner a la cima del mundo del rock, es fundador y el que controla el Hall of Fame, pero también señala los errores como gestor que casi acaban con la revista.

Mientras el documental de Gibney se queda en la oda y en la propaganda bonita y fácil, la labor de Hagan reconstruye una vida y una época con su idealismo y también con su decadencia. Un relato tremendamente documentado que viaja, año a año, por la historia de la música popular, el viaje del rock desde sus días como arma de la contracultura hasta su consolidación como fenómeno comercial.

 

Fotos

Vídeos