Núria Parlon acepta ser candidata a relevar a Pere Navarro en el PSC

La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y diputada del PSC, Núria Parlón./
La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y diputada del PSC, Núria Parlón.

La alcaldesa socialista de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) es la opción que genera mayor consenso en el seno de los socialistas catalanes

EFEbarcelona

La alcaldesa socialista de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), la diputada autonómica Núria Parlon, ha aceptado ser candidata a relevar a Pere Navarro al frente del PSC, una decisión que ha anunciado en un almuerzo con varios líderes territoriales socialistas.

Después de una ronda de múltiples contactos con diversos sectores del partido para decidir si formalizaba su candidatura, la diputada ha dado el visto bueno esta tarde a optar al cargo en una reunión con los primeros secretarios de las federaciones del PSC y otros dirigentes, según han confirmado fuentes del partido presentes en dicho encuentro.

Aunque la intención inicial de Parlon era esperar hasta el Consell Nacional de este domingo para conocer de primera mano la opinión del máximo de miembros del partido, han sido las conversaciones mantenidas estos días con distintos sectores las que le han convencido finalmente para afrontar el reto de concurrir a la primera secretaría del PSC.

Búsqueda de consenso

Parlon es la opción que genera mayor consenso en el seno de los socialistas catalanes, ya que cuenta con el visto bueno de cúpula, grupo parlamentario, federaciones territoriales y los principales barones del PSC, e incluso el beneplácito desde los sectores más críticos.

Además de reunir las condiciones de diputada autonómica y alcaldesa de un gran municipio del cinturón metropolitano, supondría asimismo el relevo generacional y cambio de imagen reclamado desde muchos sectores -cumplirá cuarenta años en agosto-, e incluso los críticos valoran su "no frentismo" hacia el proceso soberanista catalán.

Licenciada en Ciencias Políticas por la Universitat Autònoma de Barcelona y aficionada a la esgrima, fue en 2009 cuando el entonces presidente catalán, José Montilla, la escogió para sustituir al frente de la alcaldía de Santa Coloma a Bartomeu Muñoz, imputado en el caso Pretoria.