La falta de nieve retrasa la temporada de Alto Campoo

La estación no acogerá esquiadores el día 1, sábado, y tampoco garantiza que el terreno esté en condiciones óptimas para el próximo puente de diciembre | Cantur anuncia que el edificio multiusos de la estación sí funcionará para recibir a visitantes

Aspecto que presenta hoy la estación de esquí de Alto Campoo./Antonio 'Sane'
Aspecto que presenta hoy la estación de esquí de Alto Campoo. / Antonio 'Sane'
Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Los aficionados cántabros al esquí tendrán que esperar. Por lo menos si quieren practicar este deporte en las pistas de Alto Campoo. La estación invernal de Cantur no abrirá finalmente sus puertas el próximo 1 de diciembre, como deseaban sus responsables. La culpa es de la falta de nieve, que no permite disponer de espesores suficientes para garantizar el disfrute de las instalaciones.

Y lo peor es que tampoco está garantizado que el terreno esté en condiciones óptimas para que recibir a los visitantes durante el próximo puente de diciembre, uno de los fines de semana más importantes de la temporada y que, habitualmente, marca el arranque de la actividad. «Habrá que ver cómo evoluciona, pero lo que está claro es que si no cae nieve no hay nada que hacer», señalaban ayer desde el Gobierno regional.

Por la mañana, el consejero de Industria y Turismo, Francisco Martín, ya enfriaba las expectativas y decía que hasta mañana no se tomaría una decisión. Pero las previsiones meteorológicas, nada halagüeñas en cuanto a la llegada del precipitaciones sólidas, confirmaba que la apertura tendría que postergarse. Ayer, los trabajadores de Cantur –allí se emplean unas 80 personas, incluidos los eventuales– seguían realizando labores de preparación y mantenimiento en la zona, pero sobre una capa blanca de apenas unos centímetros. Desde el pasado fin de semana, se han puesto en marcha los cañones, ideados para producir nieve cuando el tiempo no ayuda, pero esta solución tampoco funciona porque no se dan las condiciones de frío necesarias para su fabricación artificial.

Aunque no funcionarán los remontes, Alto Campoo ha decidido que sí abrirá el edificio de usos múltiples de la estación de esquí para recibir a las personas que quieran acercarse por la zona para tocar la nieve –la que haya–, hacer turismo y realizar actividades de montaña.

El mazazo para los que tenían ya preparados sus esquíes es doble después de la preapertura que experimentó Alto Campoo a comienzos de noviembre, coincidiendo con el puente de Todos los Santos. Antes que nunca en la historia de la estación invernal, el fuerte temporal que afectó a todo el norte de la península animó a la dirección a subir la verja para recibir a los primeros visitantes del otoño. Funcionaron algunas pistas de forma gratuita el jueves, el viernes llovió y la nieve se degradó y el sábado, cuando tenían pensando abrir otro remonte, la climatología lo hizo imposible. En cualquier caso, aunque llegaron menos visitantes de los esperados, Cantur consideró positiva la decisión por el impacto económico en la zona.

 

Fotos

Vídeos