Eduardo Monteagudo gana el VIII concurso nacional de pintura al aire libre «Liébana»

Eduardo Monteagudo junto a Javier Gómez y Eva Cotera en la entrega del premio. /Pedro Álvarez
Eduardo Monteagudo junto a Javier Gómez y Eva Cotera en la entrega del premio. / Pedro Álvarez

Participaron 32 pintores que plasmaron en sus obras los paisajes de la comarca

PEDRO ÁLVAREZPotes

Un rincón de la localidad lebaniega de Lon pintado por el pintor albaceteño Eduardo Monteagudo, resultó el pasado sábado el ganador de la octava edición edición del concurso nacional de pintura al aire libre «Liébana», que con el tema «Ayuntamientos de Liébana, paisaje y paisanaje», se desarrolló pintando rincones de los municipios de la comarca y que contó con la participación de treinta y dos artistas procedentes de Cantabria, País Vasco, Asturias, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, Navarra, Valencia o Andalucía. El primer premio, entregado por Javier Gómez, alcalde de Potes, consistió en un cheque por importe de 2000 euros y medalla de la asociación de pintores y escultores de España. Monteagudo, ya fue ganador del concurso en las ediciones de los años 2015 y 2016.

El jurado valoró la obra ganadora resaltando que «es un cuadro que aporta una sensación muy agradable de lo que es Liébana, de una forma fresca e inmediata, realizado por un artista que es un consumado pintor, que domina a la perfección las técnicas y la composición».

El segundo premio se otorgó a Aida Mauri, que recibió un cheque por valor de 1500 euros y diploma de la asociación de pintores y escultores de España; el tercer premio se entregó a Nestor López, que recibió un cheque por importe de 1000 euros; el cuarto y quinto premio, de 700 euros, fue para Benigno Rodríguez y para Francisco Solana, que además recibieron un lote de orujo «Los Camachos»; el sexto premio de 550 euros, se entregó a Piedad Santamaría, y el séptimo y octavo premio de 500 euros, se entregó a Pedro Barrio y a Raúl Gil

Los lugares elegidos para realizar las obras desde primeras horas de la mañana fueron muy diversos, y hubo muchos artistas que se decidieron por rincones y miradores de la villa dePotes, como el puente de San Cayetano, la Plaza, la calle San Roque, o las inmediaciones de la plazuela del Llano, aunque también los hubo que eligieron rincones del resto de municipios de la comarca, como Mogrovejo, Valmeo, Lon, o la ermita de Santa Catalina

El concurso estuvo organizado por el Ayuntamiento de Potes, contando con la colaboración del Grupo de Acción Local Liébana; del resto de Ayuntamientos de la comarca, así como de diversas asociaciones, entidades y establecimientos.

La entrega de premios tuvo lugar ante una importante afluencia de público, en el Centro de Estudios Lebaniegos y contó con la presencia de los alcaldes de Liébana, así como de responsables de las entidades colaboradoras en el concurso.

El jurado estuvo formado por Eva Cotera, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Potes; Joaquín Besoy, pintor y comisario del concurso; Jesús Alberto Pérez Castaños; pintor y crítico de arte y por los también pintores, Francisco Díaz Herrera y José Ignacio Goitia

Eva Cotera, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Potes, después de agradecer al Grupo de Acción Local, Ayuntamientos y colaboradores su implicación, indicó en el acto que «desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Potes, consideramos que este concurso es una apuesta clara por la cultura, así como por una puesta en valor de nuestro patrimonio, por lo que vamos a continuar trabajando en esta linea en años sucesivos» y respecto a los pintores también les agradeció «que veamos a través de vuestros ojos de artistas nuestros paisajes».

El pintor Jesús Alberto Pérez Castaños, portavoz del jurado, reconoció la magnífica idea del pintor lebaniego Joaquín Besoy, «de ampliar a toda la comarca lebaniega el espacio para pintar sus obras los artistas» y señaló que «el jurado a la hora de otorgar los premios se ha fijado principalmente en la técnica, la creatividad y la innovación» valorando muy positivamente «la alta participación de pintores y la calidadde las obras presentadas, por lo que hemos tenido muy difícil la decisión de cuáles eran los merecedores de los premios».