El 'Pájaro Amarillo' retorna a Oyambre

El monumento que recuerda la histórica gesta de la aviación puede verse en un emplazamiento próximo el arenal de San Vicente

El alcalde de San Vicente, el cónsul de Francia en Bilbao y el presidente regional durante el acto celebrado ayer en Oyambre./
El alcalde de San Vicente, el cónsul de Francia en Bilbao y el presidente regional durante el acto celebrado ayer en Oyambre.
vicente cortabitarte .
VICENTE CORTABITARTE .San Vicente

Ocho años después el monumento al 'Pájaro Amarillo' ha vuelto a Oyambre, concretamente en un lugar próximo a la playa porque en esta ocasión el monolito se ha reubicado en tierra firme y no sobre el arenal como estuvo a lo largo de ocho décadas. Pero ahora, que se acaba de cumplirse el 89 aniversario del aquel histórico acontecimiento de la aviación, se ha decidido instalarlo en un lugar seguro, apenas a 50 metros de distancia del punto original en el que tomó tierra el avión francés y en el que no se verá afectado por los azotes del mar que provocaron su retirada en el año 2010, ante el peligro de derrumbe.

Tras este largo periodo de tiempo en el que se barajaron diversas propuestas, el monumento realizado por el escultor cántabro Jesús Otero luce de nuevo el orgullo de haber convertido este lugar enclavado en el municipio de San Vicente de la Barquera en el punto de llegada del primer vuelo europeo que cruzó el Atlántico Norte sin escalas. Recuerda la rocambolesca historia que, junto a los tres pilotos franceses, Armand Lotti, Jean Assollant y René Lefêvre, protagonizó el que ya está considerado como el primer polizón aéreo de la historia, el americano Arthur Schreiber.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que ha presidido este sábado el acto de reubicación del monolito, reclamó poner en valor este acontecimiento ante los asistentes, entre los que se encontraba el cónsul francés en Bilbao, Sameh Safty, el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, el alcalde barquereño, Dionisio Luguera, y los regidores de Comillas y Valdáliga, Teresa Noceda y Lorenzo González, respectivamente, cuyos municipios también tuvieron su protagonismo en el desarrollo de esta gesta de la aviación. El jefe del Ejecutivo se permitió bromear al señalar que la presencia del polizón fue la disculpa utilizada por los pilotos franceses para el aterrizaje del 'Pájaro Amarillo' en Oyambre, pero la realidad fue que ese aterrizaje lo hicieron «por ser el lugar más bonito que encontraron en su recorrido de 6.000 kilómetros desde la costa este de Estados Unidos».

Gesta de la aviación

Bromas aparte, tanto Revilla, como el cónsul francés y el alcalde barquereño, recordaron aquella hazaña que puso a Oyambre en el mapa, con un acontecimiento que tuvo en vilo al mundo entero en unos días en los que se vivían con entusiasmo las grandes gestas de la aviación.

El presidente regional y el cónsul francés descubrieron una placa conmemorativa en la que, junto a varias fotografías del 'Pájaro Amarillo' en Oyambre del año 1929, se relata aquel acontecimiento histórico así como la poesía escrita por Jesús Cancio que también está esculpida sobre el monolito pero que por el paso del tiempo apenas puede leerse.

El proyecto de reubicación del monumento que se ha completado con la mejora del entorno, ha sido ejecutado por la Dirección General del Medio Natural, actuación que ha supuesto una inversión cercana a los 35.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos