El azul PP domina en Santander

Los populares fueron claros vencedores de las municipales en todos los distritos | Sólo en el área de Peñacastillo el PSOE se quedó a 23 papeletas de igualar en votos a Gema Igual, que logró el mayor respaldo en El Sardinero

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Pasa el cursor por encima del mapa para desplegar los resultados de cada barrio.

El azul fue el color dominante de las papeletas en las urnas santanderinas de las elecciones municipales el pasado 26 de mayo. Azul que caracteriza al Partido Popular (PP). Dividida la ciudad en distritos, los conservadores fueron los más votados en todos ellos, en algunos casos con márgenes abultados sobre la segunda fuerza, en la mayoría de las veces, el PSOE.

La configuración de este mapa no es cosa nueva;porque el Partido Popular o las siglas bajo las que se defendieron sus mismos preceptos en el pasado –con Unión de Centro Democrático, primero; y Coalición Popular, después–, ha ostentado el bastón de mando de la ciudad desde que existe democracia. De hecho, para encontrar al último alcalde progresista que ocupó el cargo hay que retrotraerse a la Guerra Civil, cuando el socialista Cipriano González López logró formar gobierno.

Lejos han quedado las mayorías absolutas de las que disfrutaron Íñigo de la Serna (2011 y 2007) y Gonzalo Piñeiro (2003 y 1999). O la más holgada, de 17 diputados, lograda por Hormaechea en 1983 bajo las siglas de Coalición Popular. Dirigir el pleno es más complicado para los populares desde que en 2015 se quedaron en 13 concejales, a las puertas de la mayoría fijada en 14. Y más difícil aún se presenta este 2019, donde ha caído hasta los 11.

Gema Igual deberá poner en práctica su habilidad para formalizar pactos si quiere reeditar su mandato; pero lejos del resultado y la traducción a ediles, lo cierto es que las siglas PP superaron al resto en las elecciones municipales en todas las zonas en que queda dividida la ciudad según distritos electorales.

El Sardinero, terreno de los populares

Los populares ganan de norte a sur y de este a oeste, si bien hay diferencias en cuanto a la holgura con la que superan al resto. El apoyo indiscutible lo encuentran en la zona de El Sardinero que pertenece al distrito 4. Allí el PP logró el 52% de los votos, muy por delante de la segunda fuerza más votada, que fue Ciudadanos con el 13%. En Puertochico sucedió lo mismo. El PP aglutinó el 43% de los sufragios por delante del PSOE, que en este caso fue la segunda sigla con más papeletas (19%). Ambas zonas apoyaron también a los populares en las elecciones generales del 28 de abril. Como dato interesante, también, sendas áreas, enclavadas en los códigos postales 39005 y 39004, ostentan dos de las rentas medias más altas de la capital cántabra. Y descendiendo al mayor de los detalles, en las urnas del local parroquial San Roque sumó hasta el 58% de los votos, y sólo en el colegio María Sanz de Sautuola (San Román), sufrió su mayor descalabro, con un escrutinio de solo el 17% en favor de un PRCque se llevó el 30%.

El PSOE, segunda fuerza

Desde la retaguardia lo contempla el PSOE de Pedro Casares, que fue la segunda fuerza más apoyada en la mayoría de los distritos. Solo se le escaparon las medallas de plata en El Sardinero, en favor de Ciudadanos;y La Pereda, Monte, Cueto y El Alisal, por el ascenso de los regionalistas de José María Fuentes-Pila. En términos generales, perdió peso en feudos donde el 28 de abril había ganado con solvencia, como El Alisal, o las zonas correspondientes a los distritos séptimo (Los Castros), quinto (Barrio Pesquero) y octavo (Peñacastillo).

La única zona en que ha estado cerca Casares de marcar la diferencia ha sido en este último enclave. En Peñacastillo, se quedó a sólo 23 votos de igualar la pugna. El PP obtuvo 2.068 sufragios (26,34%) mientras que el PSOE se quedó muy cerca de esa cifra con 2.045 (26,04%). Si todos los resultados socialistas hubieran sido del tinte cosechado en el colegio Elena Quiroga (Nueva Montaña), donde aglutinó más del 31% de los apoyos electorales, otro resultado hubiera marcado estos comicios municipales.

Ascenso del PRC

Con permiso del PSOE, que ha sumado dos ediles respecto a los comicios de 2015, el PRC de Fuentes-Pila es otro de los orgullosos tras una cita con las urnas que los ha llevado a sumar un concejal más, hasta los 6. Su ascenso se nota especialmente allá donde fueron segunda fuerza más votada (Monte, Cueto y La Pereda). En el Centro de Formación Marqués de la Ensenada llegaron al 29,34% de los sufragios, su mejor marca en toda la ciudad.

Y si el PRC está contento con el resultado, Ciudadanos también debería estarlo porque mantiene sus dos concejales. De hecho, en el distrito 4, en la zona de El Sardinero, alcanzó el 13,18% del apoyo electoral para ser segunda fuerza. La coalición de izquierda (IU, Equo y Podemos) tiene otro concejal y el 8,91% de los votos cosechados por Vox en El Sardinero le ayudó a afianzarse como la novedad de la noche al hacerse con un edil por vez primera en el consistorio.