Torrelavega autoriza solo una hora de lanzamiento de pirotecnia tras las campanadas

Torrelavega autoriza solo una hora de lanzamiento de pirotecnia tras las campanadas

La campaña promovida por el Ayuntamiento busca concienciar sobre los riesgos del uso de estos materiales en personas y animales

DM .
DM .Santander

Entre la medianoche del lunes, Nochevieja, y la una de la madrugada del martes, Año Nuevo, se podrán lanzar petardos, cohetes y otros materiales pirotécnicos en Torrelavega. Pero solo en ese tiempo. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de la ciudad, que explica que con esta limitación busca, concienciar a los ciudadanos sobre el buen uso de estos materiales y alertar sobre sus efectos negativos en personas y animales.

«No se trata de prohibir, sino de circunscribir el uso a un espacio horario y moderarlo en beneficio de las personas que se ven afectadas negativamente y de los animales», ha precisado el concejal del área, José Luis Urraca, que ha recordado que el Pleno aprobó este año una modificación de la Ordenanza de Protección de Espacios Públicos y de Mantenimiento de la Convivencia Ciudadana, reforma que entró en vigor en mayo y que entre otros aspectos incluía una regulación «más exhaustiva» del uso de la pirotecnia en el municipio.

Y con motivo de esta campaña, que lleva por lema 'No a la pirotecnia', Urraca Casal ha llamado a los vecinos a que, con motivo de la celebración de la Nochevieja y de cara también a estos días previos, procuren limitar el uso de mechas, petardos, bengalas etc. al citado espacio temporal de una hora tras las campanadas.

Y ha recordado que el mal uso de estos artefactos puede causar quemaduras leves y graves, o problemas auditivos, en tanto que bebés, ancianos y personas enfermas o convalecientes «soportan con incomodidad y malestar» el ruido de la pirotecnia.

También afecta, ha proseguido, a animales. Así, en perros, gatos y aves genera desde taquicardias a temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, terror e incluso la muerte, además de huidas y extravíos.

De ahí el 'no' a la pirotecnia: «No en cualquier lugar, no a cualquier hora, no a cualquier día», ha precisado el concejal para pedir, en la medida de lo posible, reducir su uso o, incluso, prescindir del mismo. «Porque si algo que nos divierte puede causar daño, deja de ser divertido», ha argumentado.

Venta autorizada

La Delegación del Gobierno en Cantabria ha autorizado este año a 15 establecimientos para vender productos pirotécnicos en la región, de los que 4 cuentan con autorización permanente, en Boo de Guarnizo (El Astillero), Hazas de Cesto, Quijas (Reocín) e Igollo de Camargo.

Los 11 establecimientos que cuentan con autorización temporal para la venta hasta el 6 de enero se encuentran en Santander (5), Torrelavega (1), Santa Cruz de Bezana (2), Laredo (1), Colindres (1) y Castro Urdiales.