Falleció Guillermo Gómez Martínez-Conde, tercer presidente del Parlamento de Cantabria

  • Referente de la transición política en Cantabria, fue cofundador de AP, senador, diputado regional y nacional, y prestigioso abogado

Con el fallecimiento hoy del abogado y político Guillermo Gómez Martínez-Conde, Cantabria pierde uno de los referentes de la transición política en la región, a un prestigioso abogado, y al protagonista de cambios institucionales, al haber sido el tercer presidente de la Asamblea Regional de Cantabria, hoy Parlamento Cántabro.

Nació en 1928 en Borleña de Toranzo, donde mañana será enterrado, localidad a la que estuvo extraordinariamente unido y a donde acudía frecuentemente para disfrutar de su casa familiar en Salcedillo. Se licenció en Derecho en la Universidad de Oviedo en 1951, y desde entonces, y hasta 2003, estuvo al frente de su bufete, uno de los más prestigiosos de Santander; fue profesor de la Escuela de Graduados Sociales.

Aunque el mundo del Derecho fue el suyo hasta su muerte, la política entró en su vida cuando en 1976 recibió la invitación de un colega –Fernando González Riancho– para participar en los incipientes movimientos democráticos.

Dio Guillermo Gómez un paso adelante de la mano del propio Manuel Fraga, quien personalmente le comprometió en la creación de Alianza Popular en Cantabria, siendo nombrado secretario general de la formación que presidía entonces Luis Vega Haza.

Fue miembro de la Ejecutiva Nacional de AP y PP. Con anterioridad, en plena dictadura, canalizó el impulso que siempre tuvo hacia el servicio público, y así fue, en los años 60, presidente de la Federación Cántabra de Bolos y de la Cooperativa Lechera SAM (1973-1991). Fue en los avatares políticos cuando demostró sus cualidades para la negociación, y su personal mesura: «Teníamos debates sinceros pero también muchas ganas de transigir», manifestaba a este periódico en 2011, en su última entrevista a un medio de comunicación.

Vivió en primera línea la creación de la Autonomía en Cantabria, y en 1983 fue incluido en las listas de la entonces Asamblea de Cantabria, anotándose Coalición Popular (Ap-PDP-UL) la mayoría absoluta.

El partido confió en Gómez Martínez-Conde para presidir el incipiente parlamento, y así lo hizo hasta 1987. Le habían precedido en el cargo, Justo de las Cuevas (UCD) como presidente de la Asamblea Mixta, e Isaac Aja (independiente) como presidente de la Asamblea Provisional. Le cupo el honor a Gómez Martínez-Conde de coordinar la construcción –e inaugurar– la sede del actual Parlamento, en el callealtero Hospital de San Rafael–.

Fue integrado en las listas al Senado de España por AP y elegido por Cantabria (1989 y 1993) donde tuvo la portavocía de la Comisión de Presidencia del Gobierno e Interior y vocal de las comisiones de Justicia, Suplicatorios y Relaciones con el Tribunal de Cuentas. En la quinta legislatura (1993-1996) fue elegido diputado por el PP, ocupando las vocalías de las comisiones de Defensa, Política Social y Empleo, y del Reglamento de la Cámara.

Casado con la farmaceútica Ana María Breñosa Díez-Canel, fue padre de cinco hijos, uno de ellos, Manuel, fallecido. Será enterrado mañana en Borleña donde, a las cuatro y media de la tarde, se oficiará un funeral. También habrá una Misa el lunes, día 3 de octubre, a las seis de la tarde, en la parroquia del Santísimo Cristo, en la Catedral.