El laboratorio de las destrezas

125 estudiantes de 18 centros, repartidos en 22 especialidades, compiten en las Olimpiadas regionales de Formación Profesional

Los participantes en la especialidad de ebanistería, ayer, en pleno trabajo nada más arrancar su prueba. / Roberto Ruiz
José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Un grupo de jóvenes se afana en cortar rápidamente unas maderas; justo al lado, otros diseñan una pieza de maquinaria y los de enfrente se apresuran a instalar una calefacción y la fontanería de una cocina. Los que están sentados frente a un ordenador no pierden el tiempo en las redes sociales, sino que se encargan de diseñar webs o proteger la seguridad de las mismas. También hay aprendices de cocineros con la misión de preparar diferentes menús. Del postre y del pan ya se encargan otros. Y de preparar y servir el café... Y se te descuidas te 'hacen' un traje. El campus que conforman las instalaciones de los institutos Augusto González Linares y Peñacastillo y el Centro Integrado de FP nº1 de Santander se ha convertido en un inagotable laboratorio de habilidades gracias a las 'Cantabria Skills 2018', la sexta edición de las Olimpiadas regionales de Formación Profesional (FP) en las que compiten 125 alumnos procedentes de 18 centros educativos.

Tras el desfile de los abanderados de cada uno de los centros participantes y el juramento de juego limpio que marcaron ayer la inauguración, los jóvenes se pusieron manos a la obra. Hasta el jueves tendrán la oportunidad de mostrar sus conocimientos y destrezas, contra reloj, en 22 especialidades, agrupadas en diferentes áreas de actividad: Transporte y Logística, que engloba reparación de carrocería, tecnología y pintura del automóvil; Tecnología de la Construcción e Instalaciones, donde se incluye fontanería y calefacción, instalaciones eléctricas, jardinería paisajística, refrigeración y ebanistería; Tecnología de la Fabricación, donde están las formaciones en control industrial, mecatrónica, soldadura, CNC fresado y electrónica; Tecnología de Información y la Comunicación, donde compiten especialistas en diseño web, ciberseguridad y soporte de redes; Artes Creativas, rama donde se integran tecnología de la moda y floristería, y, por último, Servicios Sociales y Personales, con las especialidades en peluquería, panadería, cocina, servicios de restaurante y bar.

«Es una fiesta de la FP», destaca el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, que destaca la oportunidad que suponen estas olimpiadas para «motivar, reconocer y estimular al alumnado y profesorado de FP, poniendo en valor su trabajo y preparación», además de servir de «punto de encuentro» entre alumnos, profesores, empresas y administración. Además de los participantes, un millar de alumnos de distintos centros educativos visitarán las olimpiadas y participarán de los distintos talleres, experiencias y actividades paralelas que se han organizado a lo largo de estos tres días.

«Innovación y calidad»

El titular de Educación considera que Cantabria «transita por el camino de la innovación y la calidad indispensables para que sus titulados sean una pieza fundamental del modelo productivo de nuestra región». Una opinión que refrenda, con datos en la mano, la directora general de FP, María Jesús Reimat, que destaca el volumen de alumnos que apuestan por este tipo de formación (más de 12.000 en Cantabria este curso) y el crecimiento experimentado en los últimos años, sobre todo en los grados superiores. «Hay gente que viene de la Universidad a la FP atraídos por la posibilidad de encontrar trabajo y otros que lo utilizan como puente a posibles estudios posteriores», valora.

Premios hay dos. Uno de ellos es el competitivo, en forma de medallas y plazas que dan derecho a disputar las olimpiadas nacionales –'Spain Skills'– que se celebran el próximo año en Madrid, en donde se seleccionarán igualmente los participantes en los campeonatos europeo y mundial. Y el segundo premio le tienen asegurado todos los participantes: entrar en contacto con las empresas que les pueden dar trabajo cuando terminen sus estudios o prácticas durante las mismas. Hay 70 expertos y 30 firmas colaboradoras, representativas de diferentes sectores del tejido productivo de Cantabria, con los ojos bien abiertos dispuestos a captar talentos.

Las pruebas que realizarán los competidores de cada especialidad han sido diseñadas y son supervisadas y valoradas por un jurado compuesto por profesorado de las diferentes especialidades y representantes de las empresas colaboradoras, bajo la presidencia de un jefe de expertos. Mañana dictarán sentencia.

«Disfrutar» de la experiencia

Pero al margen de la competición, lo «más importante» es «disfrutar de la experiencia y socializar lo máximo posible con la gente que te rodea, tanto competidores de tu propia categoría como de otras disciplinas, conocer otros puntos de vista, porque eso te enriquece profesionalmente en toda tu concepción del trabajo y la autoexigencia, que es lo que valoran las empresas». Lo dice Nahuel Arce-Leal, que participó en la edición de las 'Cantabria Skills' de 2016, un trampolín que le catapultó al campeonato nacional, donde obtuvo la medalla de oro en la especialidad de Control Industrial –Cantabria se llevó cuatro preseas, un éxito sin precedentes–, lo que le permitió representar a España en los Mundiales de Abu Dhabi. Yallí apreció, dice, «el gran valor que dan en otros países a la Formación Profesional, muchas veces desprestigiada en España».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos