Carlos V regresa a Laredo

Laredo

Miles de personas se dan cita en la playa Salvé para recibir al Emperador | El Sire volverá este sábado a El Palenque, situado en el arenal pejino, para recibir a sus hermanas, las reinas María de Hungría y Leonor de Francia

Llegada de Carlos V a Laredo. / Celedonio
Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

«Afronto esta representación con ilusión. Aunque siempre se producen algunos cambios, ya lo he vivido en primera persona en la pasada edición y esto me aporta tranquilidad». El laredano Fernando Arce, director de Obra y diseñador de moda, acapara desde este viernes toda la atención de vecinos y visitantes después de desembarcar en la playa Salvé. Por segundo año consecutivo, encarna el papel del emperador Carlos V en el Último Desembarco, fiesta de interés turístico regional que se prolongará hasta el domingo con la retirada del Sire, sus hermanas y todo su séquito rumbo al Monasterio de Yuste. «La participación de grupos nacionales llegados de Valencia, Madrid, Galicia, Andalucía, Valladolid… entre otros, así como la recuperación de los Abanderados ‘Palio di Asti’ venidos desde Italia, y que el pasado año el público los eché en falta, son los aspectos que más destacaría de esta edición», comenta Arce, que, como toda fiesta que se celebra en la calle, se muestra preocupado porque que las condiciones meteorológicas acompañen durante los días que se celebra la fiesta.

Lo que más le gusta a este laredano de esta recreación, que aspira a obtener el reconocimiento nacional, es «el ambiente que se crea». «La participación ciudadana, tanto la de aquellos que lo hacen de un modo visible y participan en todos los actos, como la de aquellos que ocasionalmente se visten de época y se suman a la fiesta».

Por contra, asegura que «cuando aceptas el papel de representar a Carlos V en el Último Desembarco sabes lo que esto supone y procuras llevarlo todo con buen humor». Arce sostiene que, aunque el programa en líneas generales está bien, «falta algo que nos identifique y nos diferencie de otras celebraciones similares que se realizan en otros sitios». «Que las costumbres y forma de vida de los laredanos de entonces adquiera un mayor protagonismo», añade.

Aun así, el Ayuntamiento de Laredo se ha volcado este año en el evento, con la intención de que obtenga el máximo reconocimiento posible a nivel turístico. Muestra de ello es el aumento de la partida económica para tal fin, lo que se traduce en que un total de 20 compañías profesionales, 120 actores y músicos, 50 empresas y 200 profesionales trabajan desde el pasado jueves para hacer posible la decimoctava edición de la «más ambiciosa» de las recreaciones históricas que se celebran en Cantabria. Pero hay más. Los organizadores del evento, Imago Agency, calculan una afluencia de 80.000 personas estos días y estiman que el impacto económico de la celebración en el municipio será de «más de tres millones de euros».

Con este telón de fondo arrancó este viernes la jornada central de esta fiesta que contó con actividades ininterrumpidas desde el mediodía. La Alameda fue uno de los escenarios con más actividad. Allí se sucedieron los espectáculos de títeres y cuentacuentos, y los más pequeños pudieron disfrutar de los juegos del Rincón Infantil. En la calle Menéndez Pelayo, vecinos y visitantes pudieron disfrutar de la amplia y variada oferta gastronómica y des puestos artesanales.

Al filo de las ocho de la tarde de este viernes, dio inicio el Gran Desfile del Cortejo, que transcurrió por las calles Comandante Villar y López Seña hasta llegar a El Palenque, ubicado en la playa Salvé, ante la atenta mirada de miles de personas que no se quisieron perder el momento principal de la fiesta. Sin más preámbulos, El Sire descendió de un figurado galeón ‘Espíritu Santo’. Como en ediciones anteriores, tuvo lugar la Loa de Carlos V y sonó la ‘Salve Marinera’ en honor a ‘Su Majestad’.

Como novedad, en la recreación de este año los espectadores encontraron un personaje, Tobías de Silva, interpretado por el actor Tobías Lobera, quien simboliza a todos los cronistas que a lo largo de su vida acompañaron a Carlos V y se ocuparon de dejar por escrito para la historia sus reflexiones, sus gestas militares etc. Tobías de Silva contó lo que vivió y sintió al acompañar a Carlos V en su estancia en Laredo, pero también datos históricos y anécdotas que humanizan a los personajes y contribuyen a hacer la recreación «más inmersiva y emocional» para el público.

Como en otras ediciones, se sucedieron los saludos y palabras institucionales de las autoridades presentes en el . El primero en hablar fue el alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación, que pidió ayuda el Emperador para mantener el patrimonio histórico de la villa. Después intervino Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria. «Estamos tristes por lo que ha ocurrido en Isla, por eso no estamos con el mismo humor que en otras ocasiones. Las cosas no van bien este año. Los responsables de las instituciones catalanas han vulnerado las leyes. Le pido que suspenda su viaje a Yuste y se quede una semana en Laredo para después acercarse a Cataluña y poner allí orden». Finalizadas las intervenciones se celebró un espectáculo de fuego y pirotécnica en honor al Sire, para, a continuación, desplazarse toda la comitiva hasta la antigua Cofradía de Pescadores, donde se celebró la cena imperial.

Llegada de las hermanas

Este sábado, se celebra la tercera jornada de esta fiesta, que está marcada por la llegada a Laredo de las hermanas del Emperador Carlos V, Leonor de Francia y María de Hungría. Este acto tendrá lugar a las 20.45 horas. Después se celebrará el Torneo de Caballeros.

Fotos

Vídeos