La hazaña virtual de los 'chenoístas' cántabros

Con poco dinero y mucho ingenio nació la premiada web www.yotedare.com, un cuento con moraleja que habla del valor del esfuerzo

MARIÑA ÁLVAREZ
Óscar Bolívar y Elisa Calleja muestran en la pantalla de un ordenador su página web 'www.yotedare.com', en una visita a la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS. / CELEDONIO/
Óscar Bolívar y Elisa Calleja muestran en la pantalla de un ordenador su página web 'www.yotedare.com', en una visita a la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS. / CELEDONIO

Érase una vez un grupo de cántabros, unidos por la música de Chenoa, que un día fundó un club de fans y que otro decidió ir más allá para acercar la vida y milagros de la cantante a todo el mundo. La cruzada se emprendió con cuatro perras y un viejo ordenador, sin conocimiento alguno sobre los intríngulis de Internet -ni conexión básica tenían- y, menos aún, sobre las herramientas necesarias para diseñar una web. Tan bien se libró la hazaña que a la página resultante, www.yotedare.com, le han llovido los reconocimientos, los más recientes los Premios Web Cantabria 2008, iniciativa impulsada por el portal www.eldiariomontanes.es, en la que fueron los grandes triunfadores con dos galardones, el que otorgó el público con sus votos y también el del jurado a la mejor web personal.

Los protagonistas de este cuento son Elisa Calleja y Óscar Bolívar, presidenta y vicepresidente del club de fans cántabro -hay dos más en España dedicados a Chenoa-, fundado en Santander en el año 2002 a raíz de la participación de la cantante en la primera edición del programa Operación Triunfo.

Desde el principio les rondaba la idea de crear una página web y el proyecto se materializó el 15 de mayo de 2005, tomando el título de una canción de Chenoa de su primer disco. Hasta hoy, www.yotedare.com ha sido visitada por 432.340 personas de 60 países distintos, la mayoría -el 76,69% del total- son fans españoles, aunque destacan también las entradas de internautas de México, Argentina, Venezuela y Estados Unidos. En la lista de procedencias hay, además, países tan lejanos como Marruecos, Ucrania, China, Rusia, Polonia, Turquía, Albania, Israel o Rumanía, entre otros muchos, lo que a juicio de sus creadores «demuestra que Chenoa tiene seguidores repartidos por todo el mundo», dice Óscar. Suya fue la misión de dar forma al sueño 'yotedare.com', con los consejos y el apoyo de su amiga Elisa. El inicio del trabajo fue tan rocambolesco que arrancó gracias al teletexto de TVE, «en el foro de OT conocimos a gente que nos ayudó, nos daban las claves desde el mismo teletexto para empezar, ya que no podíamos contratar el diseño de la web a una empresa especializada porque no teníamos dinero».

Las maravillas del chat

El ingenio y la imaginación suplieron la falta de fondos y, después, vino la conexión a Internet en la casa de Óscar, Elisa se compró un ordenador y, chatea que chatea, «conocimos a un chico de Zaragoza, Guillermo, que tenía una página web, www.miradachenoista.com, y chateando por el Messenger me fue enseñando a diseñar una web. Así aprendí», cuenta Óscar, un administrativo de 24 años que jamás ha realizado curso alguno sobre la materia, «no tengo estudios sobre este tema, soy autodidacta, pero me ayudó mucha gente al principio y de todos es el mérito», dice con modestia.

Todo lo hizo con el programa Frontpage y con Photoshop, «porque de Flash no tengo ni idea». Valora, sobre todo, la ayuda de Guillermo, que le envió un boceto por correo electrónico «y me lo pegó en un documento Word». Sobre esa base, fue rebuscando en Internet para añadir funciones a su futura web, «en el Google busqué los códigos para conseguir el efecto de caída de nieve al abrir nuestra página, también para meterle un audio ambiente, hasta hemos tenido un programa de radio sobre Chenoa, metiendo la voz de un locutor malagueño, y la santanderina Rusell Simone también nos leyó unos ...», hasta reunir miles de fotos, zona de descarga de vídeos, un chat, noticias, agenda, biografía, discografía... Todo, todo, sobre Chenoa, un universo que han recreado de tal manera que su creación se impuso a las 644 páginas web participantes en el certamen Premios Web Cantabria 2008, institucionales, de grandes empresas, de asociaciones, personales...

Desde aquel primer diseño ya han pasado nueve. A partir del segundo, Óscar y Elisa comenzaron a volar solos, siempre inspirándose en los trabajos discográficos de Chenoa. El actual lleva desde la salida de su último disco, en octubre de 2007, «y ha tenido un gran éxito», dicen, y ese fue, precisamente, el que pudo conocer el público que después votó en el certamen, «hasta la madre de Chenoa nos votó», cuentan.

Los 'chenoístas', que así se autodefinen los fans, suelen entrar en el foro americano de Univisión, que concentra a todos los seguidores latinos de la cantante mallorquina, y de vez en cuando entra la reina de todos ellos, «y entonces el sitio se colapsa», cuentan. Al día siguiente de recibir los premios la propia Chenoa les felicitó en este foro: «'Yo te daré', lindos, enhorabuena por la creatividad», les escribió. Hasta pudo seguir la gala de entrega de los galardones, celebrada en el Palacio de Exposiciones de Santander, porque unos cuantos 'chenoístas' presentes en el acto la retransmitieron en tiempo real, «enseguida subieron las fotos que hacían con el móvil y radiaron todo el desarrollo la misma noche», narran. Y la alegría fue compartida entre fans de Chenoa de todo el mundo. No se perdieron detalle, ni siquiera la cara de asombro de los protagonistas al recibir el voto del jurado, «con el del público ya contábamos, porque veíamos la evolución de las votaciones por Internet, pero el otro premio... casi me caigo de la silla», dice Elisa. A la hora de señalar los méritos de su proyecto alude «a la originalidad del diseño. Muchas veces entras en páginas profesionales y no llaman la atención, la nuestra sí».

A pesar de lo dulce que está siendo la resaca, Óscar aún tarda en digerir que, tal vez, haya nacido para esto: «¿Dedicarme a diseñar páginas web? No sé..., me gusta mi trabajo de administrativo... Puede...», titubea. Pero lo cierto es que, desde que diseñó www.yotedare.com, ya le encargaron otros dos proyectos, una página para el Colegio de Logopedas y otra para la bailarina Marbelys, del programa 'Fama, a bailar' de la cadena Cuatro.

Ambos prefieren tomarse el asunto «como un hobby» y tampoco intentan actualizar los contenidos todos los días, «no voy a ser un esclavo de esto», dice Óscar, que confiesa haber sentido «una gran emoción» cuando se enteró del premio «porque hemos dedicado muchísimas horas y es fantástico ver el apoyo que tenemos».

«Una mujer auténtica»

Así viven su faceta de creadores web, con el club de fans la cosa cambia. «Es una forma de vida. Para mi Chenoa es una persona auténtica, una mujer echada para adelante en un país de machistas, y cuando te abraza es de verdad, las dedicatorias que nos envía son sinceras, su cariño por nosotros es real», dice Óscar. Para Elisa, la artista «es genial, tal cual la ves. A mí me gusta otro tipo de música, la de Madonna o Lenny Kravitz, pero Chenoa es de otra forma, siento por ella otra cosa, un cariño diferente y auténtico».

Y desde que Chenoa salió por primera vez en la tele, ambos suman una treintena de conciertos por todo el país y un sinfín de encuentros inolvidables con la mallorquina de sus amores.