El pacto de PP y PRC convierte en alcaldesa a Esther Merino

Foto: Javier Rosendo | Vídeo: Héctor Díaz/
Foto: Javier Rosendo | Vídeo: Héctor Díaz

Los regionalistas señalaron que ese acuerdo es "lo más oportuno" para el bienestar de los vecinos

LUCÍA ALCOLEACabezón de Sal

La popular Esther Merino se constituyó alcaldesa del municipio de Cabezón de la Sal con los ocho votos que obtuvo en el pleno, seis de su propia agrupación y los dos que le otorgó la tercera fuerza con representación política en el municipio, el PRC, con Ulises Díaz a la cabeza. Queda así dibujada la corporación municipal de la localidad, con el pacto entre PP y PRC en el gobierno y el resto de fuerzas, PSOE, con cuatro concejales e Izquierda Unida, con un edil, en la oposición.

Después de que los concejales tomasen posesión de su cargo, se procedió a la votación a mano alzada, cuyos resultados le otorgaron la alcaldía a la popular Esther Merino, tras mantener varias negociaciones con los regionalistas, que finalmente decidieron no reeditar el tripartito formado por PSOE, PRC e IU que ha gobernado la anterior legislatura, y darle sus dos votos a los populares. La alcaldesa saliente, la socialista Isabel Fernández, otorgó así el bastón de mando a la nueva regidora popular y con él, dijo, la gran responsabilidad que conlleva este cargo.

Entre aplausos, ramos de flores y alguna lágrima entre los asistentes que abarrotaron el salón de plenos, Esther Merino se hacía con el mando del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal tras permanecer cuatro años en la oposición. En su discurso, que pronunció tan segura como emocionada, Merino agradeció la labor del equipo de Gobierno saliente, ya que, explicó, ha recorrido un camino difícil lleno de dificultades. La nueva alcaldesa dejó claro que ha dedicado los últimos ocho años a los vecinos y al pueblo, primero desde el equipo de Gobierno y después en la oposición y recalcó el gran orgullo que supone para mí defender los intereses de nuestros vecinos.

La popular insistió también, al igual que el resto de partidos políticos, en que el nuevo Gobierno se caracterizará por el entendimiento entre las fuerzas políticas, donde se velará por los intereses de los vecinos de Cabezón.

Por su parte, el regionalista Ulises Díaz aprovechó su intervención para explicar los motivos que le llevaron a pactar con el PP, ya que es lo que consideramos más oportuno para el bienestar de los vecinos, dijo. A lo que la socialista respondió diciendo que en estas negociaciones se ha mantenido al PSOE al margen a la hora de componer el equipo de Gobierno. Las tensiones acabaron ahí, ya que, tras estas declaraciones, el resto de portavoces y especialmente la alcaldesa saliente manifestaron su intención de facilitar en la medida de lo posible, toda la información necesaria al nuevo equipo de Gobierno municipal porque para gobernar no existen colores políticos.

También hubo protestas de los 'indignados'

Mientras sucedía todo esto, un grupo de 20 indignados del movimiento 15-M se concentraron de forma silenciosa a las puertas del Ayuntamiento para mostrar su descontento. Una espinita clavada entre tanta celebración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos