Diseñadores cántabros que cumplen los sueños de las novias

Luis Alonso, Odette Álvarez, Trinidad Castillo o Laura Sainz de Aja, diseñadores de moda nupcial en Cantabria./DM
Luis Alonso, Odette Álvarez, Trinidad Castillo o Laura Sainz de Aja, diseñadores de moda nupcial en Cantabria. / DM

Nuestra región cuenta con destacados profesionales de la moda que convierten en realidad el vestido más importante de sus vidas

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

Un 'sí, quiero' de unos novios conlleva muchas decisiones previas y también importantísimas. Para la novia, la decisión clave cuelga de una percha. El vestido concentra todas las miradas del gran día, por ello las protagonistas se informan y buscan las mejores opciones para lucir radiantes. En Cantabria tenemos mucho talento de moda y bodas, con nombres propios como Luis Alonso, Odette Álvarez, Trinidad Castillo o Laura Sainz de Aja. Conocemos un poco mejor a estos cuatro genios de la aguja y el hilo, emocionados al ver a sus novias y entregados a que cada diseño sea único e irrepetible.

«Mis clientas están muy seguras de lo que quieren» Luis Alonso

El modista Luis Alonso ha perdido la cuenta de los vestidos de novia que ha tenido ocasión de diseñar. Destaca que sus clientas «tienen gran personalidad y están muy seguras de lo que quieren». Tanto que, con criterio propio, «se alejan de las tendencias». Su objetivo siempre es «ensalzar» a la futura esposa, apostando por una creación que resulte «cómoda, pero lo más importante es que se sienta guapa, femenina y, sobre todo, ella misma». Al ver acabados sus trajes no puede evitar sentir «gran felicidad». Muchos de sus encargos vienen de jóvenes cántabras o santanderinas que viven y trabajan fuera, así como legados familiares.

«Quiero que mis novias se sientan como reinas» Odette Álvarez

Entre los diseños de Odette Álvarez, conocidos como 'tetés', también hay hueco para las novias. «Quiero que se sientan como reinas. No me gustan que se disfracen y pierdan su identidad, porque creo que es un día que las mujeres recordaremos para toda la vida y una vez que ves las fotos te puedes arrepentir de cómo ibas vestida». Reconoce que las tendencias cambian, «pero si te gusta tu traje, realmente te seguirás viéndote bien». Según la diseñadora, las novias «se tienen que dejar aconsejar porque por mucho que tengas claro lo que le iría a una persona, si la novia no se deja aconsejar es muy difícil tener el resultado final esperado».

«Me emociona compartir con ellas un día tan especial» Trinidad Castillo

«Cuando haces un vestido de novia a medida te conviertes en un mago para hacer realidad lo que ellas se imaginan», asegura la diseñadora loredana Trinidad Castillo. Su misión es «plasmar todos los detalles que quieren en un único diseño y que funcione. Un proceso muy bonito». Asegura que la novia «tiene que sentirse muy cómoda y no tener ninguna duda, ¡esa es mi misión». Define a sus clientas como «mujeres que buscan un diseño personalizado», aunque echa de menos un punto de «originalidad». «Me emociona ver a la novia el día de su boda y pensar que he contribuido un poco a que ese día sea muy feliz», cuenta.

«Cuando las veo con el vestido me quedo sin palabras» Laura Sainz de Aja

Según esta creadora santanderina, «lo imprescindible para que un vestido de novia sea perfecto es que sea único y exclusivo, adaptándose a la perfección al cuerpo y al estilo de cada mujer». Centra sus esfuerzos en vestir a «novias irrepetibles, con una personalidad muy especial». Llegado el gran día acompaña a la protagonista y «con todas ellas me ocurre lo mismo... me quedo sin palabras. Cuando la veo tan radiante, feliz y emocionada, tan suya, sólo pienso que ha merecido la pena todo el trabajo, los bocetos, las pruebas, esos momentos que hemos compartido y nos han hecho cómplices. Adoro mi trabajo», concluye.

La diseñadora Silvia Fernández recala en Torrelavega con su boutique nupcial

Cada diseño de Silvia Fernández nace de un sueño. Ella traslada a sus bocetos ideas únicas que crecen cuando logra convertirlas en patrones y telas. Cuida hasta el más mínimo detalle junto a su equipo, cerca de cuarenta personas que trabajan en el diseño nupcial en su taller de El Bierzo. Hace unas semanas abrió su primera tienda en Cantabria, concretamente en Torrelavega (C/Ceferino Calderón, 7), donde ha logrado reunir una amplia colección para que las novias encuentren un modelo que conecte con su personalidad. Confianza es la palabra que trasladan a sus clientas, porque detrás de cada uno de sus diseños hay mucho trabajo y la pasión que define a la marca. Cada detalle suma, cuidando la costura y el proceso creativo al máximo. Su reto es ampliar horizontes, que su nombre represente todo un concepto de novia única y entregada a vivir su gran día como merece. Para su última campañana ha apostado por la modelo internacional Dalianah Arekion, con raíces cántabras, como imagen.

 

Fotos

Vídeos